11 Razones que te Convencerán para Llevar la Cámara Siempre Contigo

Lo confieso, SIEMPRE llevo la cámara encima. Todo empezó con el Proyecto 366 y la necesidad de hacer una foto diaria y ahora se me hace raro salir de casa sin la cámara en el hombro. Puede parecer raro, hay gente que me dice que estoy loca. Pero tengo mis razones y, si me dejas cinco minutos, seguro que te convenzo para que la cámara sea una extensión más de tu cuerpo. Aunque puede ser un poco engorroso ir siempre cargado con la cámara, especialmente si tu equipo está formado por una réflex. Sea como sea, ahí van mis razones para llevar la cámara siempre encima.

Antes de Empezar: Es Importante ir Con Cuidado

Ir con la cámara siempre encima puede regalarte fotos estupendas que, de otra manera, no hubieras conseguido. Sin embargo, ir luciendo equipo puede ser un reclamo para los "dueños de lo ajeno". Así que debes ir con cuidado, especialmente si la cámara que sacas a pasear contigo es la joya de tu equipo. Para ello puede ser interesante eliminar las marcas (utilizando una correa completamente negra, tapando la marca de la funda...), no llevar la cámara colgada del cuello permanentemente (a veces es mejor llevarla de la mano, bien asegurada con la correa, pasará más desapercibida) y, sobre todo, si no estás seguro de que sea un buen sitio para sacar la cámara, no la saques. Es mejor perder una fotografía que perder la cámara.

Ahora sí, empezamos con las razones:

1. Tendrás la cámara presente en tu mente

Y esto te servirá no sólo en la calle, sino también en casa. Te acostumbrarás a tener la cámara siempre encima así que intentarás convertir el más mínimo indicio en una fotografía. Aunque sólo sea por probar. Tu casa puede llegar a convertirse en un buen estudio fotográfico si eres consciente de que puede serlo.

2. Harás muchas fotos

Todos tenemos épocas más fotográficas que otras. Hay meses en los que, por las razones que sea, no te apetece tocar la cámara (o, simplemente, no piensas en ella). Si estás en una de estas situaciones y quieres solucionarlo, prueba de llevarte la cámara contigo un par de semanas. Verás como el hecho de tener que cargar con ella te impulsa a tomar muchas más fotografías y cuando quieras darte cuenta tu "crisis fotográfica" habrá desaparecido.

3. No se te escapará nada

Parece evidente, pero no está de más decirlo pues este fue el motivo que me acabó convenciendo a mí. ¿No has sentido nunca la sensación de "ojalá tuviera mi cámara aquí"? A veces habrás podido solucionar esa necesidad fotográfica con la cámara de tu teléfono móvil pero, desengañémonos, nunca será lo mismo. Si llevas la cámara de fotos encima, siempre estarás preparado para hacer las fotografías que te encuentres en cualquier situación.

4. Las segundas oportunidades no existen

Si ves algún escenario que te llame la atención pero no llevas la cámara de fotos encima para realizar la fotografía que quieras, no bastará con volver al día siguiente. Seguramente la luz no sea la misma o habrá algún elemento que ya no estará. Las segundas oportunidades en fotografía no existen, así que no te apoyes en ellas. Mejor llevar la cámara encima y sacar la imagen cuando la encuentres.

5. La fotografía puede ser un buen pasatiempo

Imagina la siguiente situación: has quedado con un amigo y éste se ha retrasado. Puedes quedarte sentado en un banco con tu smartphone en la mano, pero si tienes la cámara contigo, puedes sacarla de la funda y hacer fotografías. Además, cuando tu amigo llegue, puedes incluso decirle que, para compensar el retraso, pose para ti ;)

6. Perderás la vergüenza

El hecho de poder realizar tantísimas fotografías, poco a poco, hará que vayas perdiendo la vergüenza de hacerlas. Al final te sorprenderás haciendo fotos que antes no habrías hecho por no llamar la atención.

7. Un impulso a tus proyectos

Si estás llevando a cabo algún proyecto fotográfico, llevar la cámara siempre contigo puede ser la excusa perfecta para darle un impulso y realizar más fotografías. Incluso puede inspirarte para empezar un proyecto nuevo como podría ser la fotografía urbana de tu ciudad, los elementos de tu barrio...

8. Aprenderás a mirar las cosas de manera distinta

Antes, cuando no llevabas la cámara siempre encima, el camino de casa al trabajo era monótono y aburrido. Pero ahora tienes una cámara y sería una tontería llevarla sin utilizarla, ¿no? Así que empezarás a mirar las cosas desde otro ángulo, buscando fotografías potenciales para poder aprovechar la cámara. Donde antes el retrovisor servía, únicamente para mirar hacia atrás en el coche, ahora hay una fotografía esperando para ser tomada, por ejemplo.

9. Mejorarás tus reflejos fotográficos

Porque, poco a poco, irás descubriendo las situaciones que pueden llegar a convertirse en una fotografía. Te adelantarás a ellas y acabarás esperándolas con tu cámara en el ojo.

10. También mejorarás tu técnica

Personalmente opino que la fotografía se aprende haciendo fotografías. Así que si como ya hemos visto, llevando la cámara siempre encima harás más fotografías de lo normal, por esa regla de tres, con el tiempo acabarás mejorando tu técnica. Además, haciendo tantas fotografías, acabarás conociendo mejor tu equipo.

11. De vez en cuando, podrás descansar de la cámara

¿Cómo vas a descansar de algo con lo que no tienes mucha relación? Llevar la cámara siempre encima te permite que, si un día no te apetece, puedas dejarla en casa. Parece una tontería pero te aseguro que cuando llevas casi nueve meses llevando la cámara a diaro contigo, el día que puedes dejarla a casa, ¡lo agradeces!

Consejillos para no quedarte sin cervicales

¿Te he convencido pero ahora sufres por tus cervicales, pues la cámara pesa y eso hace que te plantees el llevarla o no? Aquí van unos pocos consejos para evitar daños mayores:

  • Si no quieres cargar con la réflex (o simplemente no dispones de una) una compacta o una bridge puede hacer las mismas funciones. Además, será más cómodo para ti llevar una cámara más pequeña aunque corres el riesgo de acabar olvidando que la llevas contigo.
  • Si no quieres o no puedes llevarla siempre contigo, llévala siempre que puedas. Es mejor llevar la cámara dos días a la semana que no llevarla nunca.
  • Objetivos pequeños, mejor. Si tienes más de un objetivo, prueba a llevarte el más pequeño. Una servidora siempre va con el 50mm enganchado a la cámara. Además de ser ligero, pequeño y discreto ofrece unos resultados estupendos, así que dejo los objetivos más grandes para cuando salgo de caza fotográfica.
  • Compra una funda pequeña. Seguramente tengas una funda para guardar la cámara y probablemente puedas meter en ella todo tu equipo. Puedes probar de comprar una funda pequeña, en la que sólo quepa la cámara con el objetivo montado. Tu cámara irá protegida y tú no irás especialmente cargado.

Nota importante a tener en cuenta

Llevar la cámara siempre encima NO es sinónimo de hacer fotografías a diestro y siniestro. No implica tomar fotos de todo. Ni siquiera significa tomar fotos cada día. Podemos caer en el error de convertirnos en unos obsesos del clic. Mejor optar por la calidad antes de la cantidad, ¿no crees?

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. walimai dice:

    Totalmente de acuerdo.
    Yo tenía una reflex analógica, con su objetivo de kit y un tele, 70-300… y sólo la llevaba conmigo de vacaciones o cuando salía, explícitamente, a hacer fotos… cosa que sucedía con un ritmo variable… El peso de transportar todo cada vez que quería hacer fotos se ma hacía exagerado y cargar con todo eso en cada paseo vacacional, pues casi que también.
    El caso es que, lamentablemente, me la robaron y, al comprar una nueva cámara, opté por una compacta bastante más limitada que mi antigua reflex, pero mucho más pequeña, ligera y transportable. El caso es que la llevaba siempre encima y me acostumbré a ello. Poder hacer fotos a diario, poder ver fotos en cualquier momento… sí, ya sé que con un móvil también se pueden hacer muy buenas fotos y que con las aplicaciones que se pueden utilizar pueden quedar verdaderamente bien… pero yo prefiero gastarme el dinero en una cámara que en un super móvil, al menos de momento.
    Cuando ‘evolucioné’ desde mi compacta ‘todo-terreno-siempre-encima’, me decanté por otra compacta, pero con más posibilidades, mi querida LX5 que, de nuevo, llevo siempre conmigo y, además de poder hacer fotos ‘pensadas’, me permite hacer fotos que aparecen delante de mí en cualquier momento.

    Os dejo unos cuantos ejemplos míos de imágenes que he tomado gracias a tener la cámara permanentemente conmigo.

    Empiezo por un café solitario: http://www.flickr.com/photos/walimai/8039430014/in/photostream/lightbox/

  2. La verdad que tienes toda la razón. Yo siempre que puedo cargo con mi cámara en una funda justo para ella, sin mas equipo, y si me animo a ir por la ciudad me enfundo mi 50 mm 1.4 que me tiene enganchado.
    A mi me suele pasar cuando voy por la ciudad sin camara que lo veo todo en formato foto, y lo de decir “que pena que no tengo la cámara…” no me gusta nada.

    http://misfotoscbt.blogspot.com.es

    http://www.flickr.com/photos/cabite30/

  3. Muy buen articulo, normalmente no llevo la reflex encima, pero siempre llevo en la mochila la lomografy fisheye cargada, más de una vez la he sacado para fotografiar algo concreto, algun dia si que salgo con el equipo completo, pero solo cuando tengo tiempo…

    os dejo mi blog para que veais mis fotos: http://desdeelotroladodelobjetivo.blogspot.com.es/

  4. carolinean dice:

    Yo siempre llevo encima la cámara, cuando no me resulta práctico cargar con la reflex… opto por una compacta, en mi caso una Nikon S3000 que me ofrece muy buenos resultados. Nunca sabes cuando se te puede presentar una toma irrepetible o que de mucho juego en un momento posterior.

  5. A ver, comenten ¿que objetivo sería útil para usar la cámara réflex todos los días? un focal fija, un 18-55, 70-300?
    Tal vez, algún día pueda hacerse un objetivo 10-400 mm, con una F 1.2-32. Entonces sí podríamos traer un solo objetivo en una sola cámara para todas las circunstancias.

  6. Hola Carlos. Yo siempre llevo el 50mm f1,8 enganchado a mi cámara. Pequeño, ligero y discreto, creo que es la mejor opción. Aunque llevar un día concreto otro objetivo también puede ayudarte a ver las cosas de maneras distintas!

    Un saludo!

  7. edgar2049 dice:

    Excelente articulo, casualmente este fin de semana me paso algo curioso, estaba saliendo del estacionamiento de mi casa como a las 9 de la noche y estaba una gata persiguiendo una rata, cuando los ilumine con el carro se quedaron los dos paralizados, como esperando la foto jajajajajaja lo único malo es que yo no tenia mi cámara conmigo, muuuuuy mal.

  8. Pues si, yo antes llevaba siempre la compacta encima y ahora con el móvil muchas veces me vale y salgo muy a mundo con la cámara reflex a dar una vuelta a practicar en ciertas circunstancias

  9. un articulo de lujo, me encantan Monica

    http://www.flickr.com/photos/captureit_victor

  10. pablo Quiroga dice:

    siempre y sin dudarlo mi bolso con el móvil tabaco( hay quien no), y mi d51k + 35mm 1,8G, hay muchos días en los que no hago fotos pero cuando la situación lo requiere siempre está ahí, y mi 7DK con el supertele de Nikon(70-200), para aquellos momentos especiales.

  11. lagier01 dice:

    Ultimamente cuando salgo a pasear por mi ciudad, llevo mi última adquisición en compacta, una P-7100 de NiKón y me está dando muchas satisfacciones.
    Felicidades por tu articulo.
    Saludos.

  12. No tengo claro que haya que ir con la cámara a cuestas a ver si se “aparece” la foto. La foto hay que ir a buscarla, sabiendo lo que se busca, al lugar adecuado, a la hora adecuada y con la luz adecuada. Incluso después de haber hecho localizaciones. O aprovechar un momento propicio para encontrar imágenes (v. gr. después de llover, con el aire limpio y los reflejos en el agua; o en el mar durante una tempestad, etc.). Y quizás eso suponga volver varias veces al mismo sitio hasta que se den las condiciones adecuadas.

    Lo de llevar la cámara a cuestas por si acaso me encuentro con algo fotografiable no me parece una buena idea.

    • walimai dice:

      En mi caso no llevo la cámara “por si aparece” una foto… lo hago porque “sé que va a aparecer”. Habitualmente veo imágenes que me llaman la atención y que me hacen pararme y hacer una foto.
      Otra cosa es que haya momentos, situaciones, imágenes que requieran una preparación, una reflexión, un tiempo… creo que lo uno no obvia lo otro.

  13. Hola A todos, soy seguidora de dzoom aunque me cuesta mucho comentar. A mi la fotografía me ha enganchado poco a poco y puedo aseguraros que cuando llego a mi casa mi objetivo 50 mm, 1.4 fue lo mejor que pudo pasar.
    Es impresionante la nitidez, claridad, enfoques y esos preciosos bokehs que consigo. Por eso se ha convertido en mi objetivo preferido para salir por la ciudad y para hacer las fotos de mi blog. Diré que soy adicta al bokeh jejejeje.

    http://cosasdeprincesas-blog.blogspot.com.es/

  14. hola yo estoy empezando en esto y me gusto tus consejos… una preguta a quien me pueda contestar.. parte de tomar las fotos tambien las editan antes de subirlas en alguna web??

  15. CJPB8 dice:

    Hola Elías
    Si, claro. Las fotografía digital tiene su procesado como la antigua analógica. Hay procesados más elaborados o más básicos. Y además, afortunadamente hay muchos programas, Photoshop, Lightroom, Gimp, etc.
    Si estás empezando con este mundillo es el momento de que mires como establecer un flujo de trabajo. En dzoom tendrás siempre el apoyo del curso, los tutoriales, el foto.
    Mi consejo, dispara en modo M “manual” (que no es Miedo) y en Raw si te lo permite tu cámara. A disfrutar !!

    Y buen artículo, Mónica. Yo también me obligo a sacar la cámara para romper las rutinas.
    Un saludo

  16. Gracias CJPB8 por el consejo aun me custa mucho pero ahi voy

  17. nachopez dice:

    Excelente Nota!!!

  18. lauren dice:

    Hola buenas yo casi siempre llevo mi cámara una Canon 550D estoy empezando con esto de la fotografía y este blog me ha ayudado mucho.

  19. pacotejada dice:

    Estoy totalmente de acuerdo, hace algún tiempo me acostumbré a llevarla, como la reflex es algo más incómoda me llevo la britge, y me he dado cuenta de que de otra forma me hubiese perdido muy buenos momentos.

  20. Estoy fascinada con el mundo de la fotografía!!
    Hace poco compre una cámara semi-profesional y me he metido de lleno a aprender, siempre me llamo la atención pero ahora estoy muy motivada.
    No paro de leer su blog y he aprendido bastante en estos últimos días, sobre roso con la entrada de ¿Por donde empiezo?
    Han sido un excelente guía.

    Saludos!!!

  21. RMMTY dice:

    Traer la cámara consigo es algo muy interesante, pero en lugares con mucha delincuencia es un tanto peligroso. No me gustaría que me robaran la cámara que tanto trabajo me costó comprar.

    Pero das muy buenos puntos de vista :)

  22. Hola felicidades excelente el articulo y de verdad apoyo todo lo que dices en el muchas gracias por este aporte!

  23. Por curiosidad… qué cámara usas? Lo digo por como te llevas el 50mm, para saber sobre qué lo montas.

    Gracias! :)

  24. diegoliche dice:

    totalmente de acuerdo, el otro día salí a echar unas fotos y al volver a casa (sin tenerlo planificado) me encontré con esta puesta de sol: http://elblogdediegoliche.blogspot.com.es/2012/10/un-pequeno-arbolito.html

    por suerte tenía mi nikon en el asiento de copiloto del coche, jeje

  25. Gran aporte, muchas gracias !

  26. Si, lo suyo es llevarla siempre porque la ley de Murphy es tremenda, cada vez que no la llevas encima te encuentras con unos momentos únicos y qué rabia da

  27. lj32 dice:

    Hola MÒNICA. Gracias por tus consejos. Los voy a poner en practica.

  28. excelentes consejos Moni, felicidades por terminar tu proyecto, me encanto!!!

  29. Andy dice:

    Muy buena publicación, después de echarle un ojo entran mas ganas de sacar la cámara para luego no arrepentirse.

  30. mario ortega dice:

    rebisa esto

  31. Yo no llevo bien lo de cambiar rapido la apertura velocidad y por eso no hago muchas fotografias pero me gustan mucho sus consejos

Opina