4 Cosas Sin Las Que No Podría Vivir Fotográficamente Hablando

5992200696_b71e7b18c9_b

Es cierto que para hacer fotos lo único que necesitas es una cámara. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, vamos descubriendo necesidades fotográficas que pueden ser cubiertas por ciertos complementos.

Si somos capaces de escoger correctamente estos elementos, pueden llegar a convertirse en un indispensable para nuestro desarrollo artístico y, al final, encontrarnos con que no podríamos vivir sin ellos. Hoy os voy a enumerar mis cuatro indispensables y os voy a contar qué me han enseñado y por qué no podría vivir mi vida fotográfica sin ellos.

¿Coincidirán con los vuestros?

El Objetivo de Focal Fija

En mi caso, un 50mm f1,8. Bueno, bonito y barato. Es, de lejos, mi objetivo favorito y con el que más he aprendido lo que es la fotografía a mi entender. Cuando empecé a mirar un objetivo de focal fija, estaba convencida de que las principales ventajas de tener uno era su tamaño (es pequeño, ligero y discreto) y su diafragma (que me daría mucha luminosidad y la posibilidad de usar una profundidad de campo pequeña, algo que siempre me ha llamado la atención).

Sin embargo, ahora que ya hace un par de años que no lo desengancho de mi cámara, puedo decir que esas no son las principales ventajas de un objetivo de este tipo.

Lo más importante de tener una focal fija montada en la cámara es que ésta no te permite ser vago. Si quieres rellenar encuadre, no te bastará con mover el anillo del zoom, deberás moverte físicamente tú para conseguir cambiar la composición. Esto hará que te impliques más en tus fotografías y que te fijes en cosas en las que, de haber tenido la "facilidad del zoom", no te habrías fijado.

Además, el hecho de utilizar siempre la misma focal (y por lo tanto, el mismo modo de ver a través de la cámara) hace que te hagas más con tu equipo, que acabes viendo cómo será la foto antes de mirar por el visor. Hace que la cámara se acabe convirtiendo en una extensión de tu ojo.

Pero no todo son cosas buenas, utilizar siempre el mismo objetivo y que, además, éste sea de focal fija, también tiene sus inconvenientes. Por ejemplo, la falta de focal o de gran angular en ciertas situaciones y el engorro de tener que andar cambiando de lente para evitarlo, con la consiguiente pérdida de tiempo y el peligro de que entre polvo en el interior de la cámara durante el proceso.

El Equipo Strobist

Me animé a comprar mi propio equipo strobist después de leer cómo hacerlo de una manera económica aquí mismo, en dZoom.

Y la verdad es que fue un auténtico descubrimiento. Siempre me ha gustado disponer de muchísima luz en mis fotografías, así que en cuanto pude me compré un flash externo. Antes de tener el equipo strobist, sin embargo, sólo podía usarlo enfocándolo directamente al sujeto o rebotándolo al techo.

Siempre terminaba haciendo esto último pues daba una iluminación más "natural" que me gustaba más. Pero, pese a tener más cantidad de luz, no podía controlarla y había veces que, simplemente, necesitaba una iluminación distinta a la que tenía. Fue entonces cuando me hice con el equipo strobist.

Al principio simplemente compré una pareja de emisor y receptor, un trípode para el flash y una sombrilla blanca. Y vi el cielo. De repente de desplegaron ante mí infinitud de maneras distintas de iluminar mis fotografías, maneras que nunca se me habrían ocurrido.

Así que el hecho de disponer de esta libertad de iluminación, me ayudó a potenciar mi creatividad. Pero es que además conseguí otra cosa: conseguir empezar a entender y aprender cómo funcionaba el mundo de la iluminación. Algo que, sin duda, hacía que mis fotografías ganaran en calidad.

Por supuesto, trabajar con un equipo strobist también tiene sus inconvenientes. Principalmente el hecho de que implica transportar, además del equipo fotográfico, una serie de objetos que también abultan lo suyo. Sin embargo, el resultado final vale totalmente la pena. El segundo inconveniente es que el strobist es un vicio. Siempre habrá nuevos complementos que probar y flashes que comprar. ¡No se acaba nunca!

La Correa Black Rapid

La Black Rapid (amazon) es una correa larga para cámaras. Esta diseñada para que, colocándola a modo de bandolera, la cámara quede sujeta por la rosca del trípode a la altura de la cadera. La verdad es que desconocía la existencia de correas de este tipo hasta que empecé a ver a a amigos fotógrafos que las usaban.

Al principio me pareció que debía ser incómoda: parece que la cámara tenga que estar dándote golpes en la pierna a medida que andas. Pero no es así en absoluto. Una correa tipo Black Rapid (ebay) es la comodidad materializada. Y la posición en la que queda la cámara permite poder agarrarla con la mano en una postura súper-natural para que no esté dando golpes.

Es cierto que este tipo de correas tienen un gran inconveniente: al ir la cámara permanentemente fuera de la funda, es posible que se ensucie más de lo normal. Pero los beneficios que a mí, a nivel personal, me ha traído el llevar mi equipo de este modo, hacen que valga la pena perder unos minutos en limpiar la cámara cuando vuelvo de una excursión.

La principal ventaja, como ya he apuntado, es la comodidad. Tanto para usar la cámara (no tengo que andar sacándola de la bolsa: cada vez que quiero hacer foto me basta con agarrar la cámara) como para llevarla propiamente dicho, pues sobretodo a la hora de viajar con el equipo, llevar objetivos grandes o el simple hecho de tener la cámara todo el día al cuello antes era realmente cansado. Ahora, ni me entero.

Además, esta correa es bastante más discreta que las correas que vienen por defecto con nuestras cámaras, pues deja la máquina más "escondida". Un auténtico descubrimiento sin el que no podría vivir ahora, la verdad.

La Cámara Compacta

Cuando estuve realizando mi Proyecto 365, me acostumbré a llevar la cámara réflex siempre conmigo.

Iba a clase, al trabajo e incluso de fiesta con la cámara. Pero cuando por fin lo terminé, perdí esa costumbre. Así que en algún momento recuperé aquella sensación tan molesta de "ojalá tuviera mi cámara aquí" e incluso llegué a perder fotos que aún ahora recuerdo con rabia. Hasta que me cansé y decidí ahorrar para comprarme una cámara compacta que pudiera llevar siempre en el bolso.

Terminé por decidirme por una Fujifilm x20 que me ha sorprendido muy gratamente, pero más allá de las características técnicas que pueda tener una cámara compacta de gama alta, el hecho de llevar una cámara pequeñita siempre en el bolso me ha traído muchos beneficios: disponer SIEMPRE de algo con lo que hacer las fotos que quiero hacer (sin tener que depender de la cámara del móvil) y tener una segunda cámara ligera, pequeña y discreta (para según qué ocasiones me ha sido muy útil), por ejemplo.

Además, este modelo en concreto (hay muchísimos más que también) dispone de una opción supermacro que uso muy a menudo porque me es más sencillo que andar colocando los tubos de extensión.

Y, finalmente, el otro gran beneficio que me ha reportado el adquirir una segunda cámara, una cámara compacta, algo tan distinto al equipo al que estoy acostumbrada (cámara réflex + lente de 50mm) me ha hecho vivir el "hacer fotos" de una manera distinta, algo que también ha terminado potenciando, en cierto modo, mi creatividad.

Es cierto, para conseguir todo esto he tenido que hacer cierto desembolso económico y también es cierto que, cuando llevo muchos días haciendo fotos sólo con la compacta, acabo echando de menos mi réflex. Pero eso también me hace disfrutar más del salir a hacer fotos con la "cámara grande", así que, en mi opinión, merece totalmente la pena.

¿Y tú? ¿Tienes algún "indispensable" en tu equipo fotográfico?

¿Algo sin lo cual no puedas vivir fotográficamente? ¿Algo que crees que podría llegar a convertirse en tu "indispensable? ¡Cuéntanoslo!

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. givorra dice:

    Muy bueno el artículo, la verdad es que me siento identificado con casi todo lo que en él cuentas. Sobre todo con la black rapid ya que fue un salto de comfort a la hora de salir a la calle con la cámara de fotos y pasar varias horas con ella. Mucho mejor que llevarla al cuello.

  2. Tropocolo dice:

    Pues la verdad es que ahora no tengo nada indispensable… Hace un tiempo me compré el objetivo Tamron y pensé que iba a ser indispensable, pero ahora he vuelto al objetivo pequeño, que para hacer fotos a la peque es más ágil.
    Igual en el momento en que decida cambiar de cuerpo empiece a tener algo más indispensable ;)
    http://www.tropofoto.com/2011/05/16/yo-para-ser-feliz-quiero/

  3. Slayertxu dice:

    Aparte de la cámara, considero imprescindible mi 50mm f1.4, no sabría qué hacer sin él. Tampoco podría vivir sin mi mando a distancia, con el que puedo hacer autorretratos, y sin mi trípode.

    http://slayertxu.wordpress.com

  4. marber dice:

    Yo igual que tropocolo tengo el mismo objetivo Tamron y casi siempre voy con el. Es un objetvo asequible de precio y da mucho juego.
    Tambien tengo la correa Blackrapid que la encontre en ebay por unos 7 euros y se a convertido en otro imprescindible.
    Os dejo mi ultima foto hecha con el Tamron.
    http://www.flickr.com/photos/marber67/10690301425/

  5. Maria Elena dice:

    Yo tambien voy siempre con un camara compacta en el bolso, por si surge algo y además estoy encantada con ella porque es una cooplix de Nikon, que tiene un objetivo de 1,8 y puedo sacar fotos en situaciones de muy poca luz y salen fantásticas, asi que ahora estoy con la ilusión de comprarme el objetivo ese fijo de 50 mm y 1,8 para mi reflex D50

  6. rawtiff dice:

    En mi opinión basta con UNA CÁMARA (un cuerpo con un objetivo normal de focal fija y luminoso) … BATERÍAS… TARJETAS DE MEMORIA… PC… Todo, todo lo demás es accesorio, ni el flash es imprescindible, salvo casos puntuales en que busques algo en concreto (LO MISMO QUE CON EL RESTO DE LOS ACCESORIOS – desde un cable disparador hasta un microscopio, pasando por un trípode, los filtros que se les ocurran, etc, etc. -)

  7. arangele dice:

    Saludos realmente solo necesito una camara y como ver las fotos, si me toco una camara digital pues una PC y si estoy en analogico pues el laboratotio de revelado.

    Los demas equipos pueden ser muy utiles pero para ser buenas fotos solo necesitas una camara (cualquiera), conocimientos técnicos sólidos y creatividad con amor y arte.

  8. Saludos. Pues realmente recién inicio en fotografía pero me he dado cuenta que me gusta andar con el trípode en la mochila cuando hago salidas de fin de semana. Este abultado “imprescindible” parece que se esta convirtiendo en mi consentido…

  9. jslsvg dice:

    Pues no he probado nunca un objetivo de focal fija pero lo de la correa Blackrapid fue un antes y un después.
    Es la forma más cómoda de llevar la cámara, con las manos libres, sin machacarte el cuello y bien protegida debajo de tu brazo cuando hay mucha gente. Para hacer turismo y más con niños imprescindible.

  10. onebeer dice:

    quiero preguntarte una cosa, hablas del 50mm, ¿tienes cámara full frame?
    lo digo porque el 50mm casi que lo veo demasiado… bueno, deben ser opiniones.

    saludos, y enhorabuena por el artículo.

  11. hernanje dice:

    Pues no conocía la correa Black Rapid, voy a echarle un ojo porque según comenta el personal en el foro parece algo imprescindible. En cuanto al objetivo de focal fija estoy de acuerdo, mi 35mm f/1.8G se me hace indispensable cuando salgo a la calle.

    http://www.flickr.com/photos/hernanje/

  12. sergioloud dice:

    coincido contigo en varias cosas (equipo strobist no tengo):
    el 50mm y la correa larga (la mía es Kata, pero al fin y al cabo larga)
    yo compacta no llevo, pero tengo una csc de formato aps-c que es una maravilla para street.
    solo voy a añadir una cosa:
    yo siempre llevo un gran angular (10-24), por que me gusta el efecto que da a las fotos callejeras o retratos.

    un saludo!

  13. danikomdq dice:

    Por completo de acuerdo con la lente fija
    Uso un Canon 50mm f1.8 en una 550D, y pasar a éste desde la lente del kit, en mi caso un 18-135, fue como empezar todo de nuevo… para mejor

  14. Chacalito dice:

    Mónica, tengo el lente de 50 mm, pero inicialmente cuesta acostumbrarse, en especial cuando se dispone de poco espacio para el encuadre, No dispongo de la blackrapid, pero con tu artículo quedé con muchas ganas de probarla. Para mi gusto se han tornado imprescindible el trípode y el control remoto.

  15. aldoRoman dice:

    Pues indispensable para mi es mi cámara analógica y mi carrete de 35mm.

    Ahora dispongo de una DSLR y me encanta, pero la sensación de disparar en analógico es increíble también. Tuve suerte de iniciar con ella en el mundo reflex y me obligó a pensar mis fotos una a una.

    Sin duda la expectativa de cómo habrá salido la foto y la aventura de soltar los modos automáticos me hicieron degustar de la fotografía de una manera distinta.

    Hice esta sesión con una Canon 500 (analógica) espero que les guste
    http://arfotografia.blogspot.com/2013/08/mariaclaudia-again.html

  16. M.B.T dice:

    Muy de acuerdo con los equipos¡
    Por ahora cuento con mi focal fija 50mm f/1.8, la cual no abandono por ninguna razón y ademas últimamente, debido a ciertas fotos que quiero lograr no abandono mi intervalómetro, me ha resultado interesante e imprescindible para fotos como esta:

    http://www.flickr.com/photos/mauro-bedoya-photography/10729211586/

    Pero bueno, si tienes ayuda de alguien se hace mas fácil, pero si de repente te encuentras con la circunstancia, el intervalómetro es una buena “mano” de ayuda ;)
    Gracias por el articulo¡

  17. Excelente artículo. A los cuatro que nomras y también poseo y uso, particularmente agregaria unos filtros; el uv por si quieres proteger el elemento frontal, sobre todo si tienes un objetivo caro, y el polarizador indispensable para paisaje. Un control remoto, una mochila y claro un trípode es como lo basico tambien.

    Saludos

  18. cuatrocu dice:

    mirad mis fotos mirad mis fotos mirad mis fotos ….
    uy, se me va la olla

    esto sera como lo de ir a pescar, dependera si quieres boquerones o atunes … vamos, que lo imprescindible va unido a las necesidades

    que tipo de fotografia haces?
    cual es su destino? poster, libro, cuadro, blog … ?

    sin duda la experiencia personal nos va modelando en este y en los demas aspectos

    “vamos a necesitar un barco mas grande” Tiburon
    “que la inspiracion te pille trabajando” Picasso

  19. Parisienes dice:

    Leyendo el artìculo y los comentarios se me han planteado muchas dudas. Por ejemplo con la correa Blac Rapid. No la tengo y se que debe ser mujy còmoda, mucho màs que llevar la camara en un bolso, pero no se como sea por allì. Aquì, llevarla asì serìa un verdadero “llamador” para motochorros, que en un abrir y cerrar de ojos, uno te jala de la correa mientras el otro acelera y terminas en el suelo, arrastrado un par de metros y sin la camara. Claro que està la suerte que te toque de estar en el momento justo para que te pase, pero si el el caso, no tienes oportunidad por mucho que la apretes. La diferencia contra el bolso, serìa que la camara està a la vista y representa un buen botìn.El bolso puede llevar sòlo tonterìas. Tengo un 50 1.4 y siento que falta algo. Asì que para salir sin equipo cargado, creao que lo mejor siempre serà un zoom y lo màs amplio posible. ¿La calidad?. Pero entonces tienes que la llevar tu merjor camara y aquì se esta hablando de una pequeña y si un gran acontecimiento se presenta y la sacas con esa, te querràs matar por no haber tenido la “grosa”. Serìa como decir que te has comprado una ferrari y terminas corriendo una picada con el auto al que vas al supermercado de compras. De tener una camarita irìa x el modelo de nikon que tiene un zoom 30x, creo que te rinde como un 625 mm. Y ahì le pegàs a todo lo que se mueva. Quizàs no quepa en un bolsillo pero casi.

  20. johncarlix dice:

    a mí el 50mm solo me sirve para hacer retratos…, me gusta mucho más el angular, como el 10-24mm de Tamron, de hecho es mi imprescindible, la correa también la tengo, pero me molesta el ruidito que hace pieza metálica a la que va enganchada la cámara. Saludos

  21. Paparazzi dice:

    Artículo interesante; me genera motivación para experimentar algunos aspectos nuevos en fotografía. En lo personal, me encanta la búsqueda de soluciones simples de realizar y en terreno (en general hago fotografías al aire libre y con luz natural), aquello que me evite andar cargado de equipos y obtener resultados satisfactorios o buenos, o que nos eviten un drama porque se nos quedó algo, eje.: utilizar elementos del terreno como trípode o apoyo suficiente, rebotar o hacer incider luz con una hoja blanca de cuaderno o libreta, usar autodisparador y apoyo in situ para evitar vibración en tomas con más de 1/15 seg.; algún filtro difuminador que le dé encanto, calidez y romanticismo a un paisaje; polarizador para tomas con mayor saturación; poner un pedazo de papel blanco, recortado estéticamente, pegado con cinta pegante encima del flash incorporado, haciendo más plástico el resultado de esa luz y reduciendo su dureza (las tomas mejoran en su belleza lumínica, especialmente cuando se utiliza para luz complementaria o en interiores bien iluminados). Para mí son indispensables de disponer siempre dos filtros: UV o Skylight; polarizador circular. Y salir con dos baterías totalmente cargadas, envueltas para mantener temperatura.
    En algunas situaciones, en que se requiere luz artificial de flash en un recinto grande, utilizo un segundo flash (viejo pero en óptima condición) conectado a una pequeña unidad fotoeléctrica (tamaño parecido a una unidad de frejol, baratísima y duradera), el cual ubico más hacia el fondo. Al dispararse el flash conectado a la cámara, el otro se dispara también. Así, por ej., en una parroquia o iglesia, salen bien iluminadas las primeras filas y las posteriores. Los mejores resultados, más plásticos y nítidos, es cuando el recinto tiene alguna “ayuda” de iluminación exterior por ventanales.

  22. Leoncillo2000 dice:

    Creo lo importante está dicho, en mi caso depende de la circunstancia, si voy al campo es importante llevar equipo de lluvia para la mochila y para mí, si estoy en zona urbana el trípode nunca me puede faltar y un acompañante, en cuanto sea de noche al menos un flash con difusor y un trigger son buenos compañeros. Gracias compañeros de dzoom.

Opina