9 Consejos Para Lograr Estupendos Resultados en Fotografía de Eventos

A todos los que nos gusta la fotografía, demostramos nuestra afición y algunos de nuestros resultados y tenemos ciertos conocimientos sobre este arte, antes o después nos llega la oportunidad y el reto de fotografiar un evento: familiar, profesional, bodas, bautizos, representaciones teatrales, etc.

Como decía, aunque es algo que se afronta con ilusión, también resulta un auténtico desafío, porque a diferencia de otro tipo de fotografía, en los eventos pocas veces hay segundas oportunidades. Así que tenemos que actuar de forma eficaz, rápida y profesional.

Por si pronto te ves en esta situación, aquí van unos consejos que te vendrán de perlas para salir airoso de tu próximo evento como fotógrafo. ¡Presta atención!

#1 Prepara y Organiza Todo Antes del Evento

Antes de llegar al sitio en el que tendrá lugar el evento, deberás haber preparado y cargado concienzudamente tu equipo: objetivos, filtros, disparadores, flashes, paraguas, softboxes, geles, trípode, esquema de las fotografías de la sesión, etc.

Suele funcionar muy bien preparar una lista con todo lo que necesitarás e ir comprobando que vas cargando todo en la mochila. De este modo, estarás más tranquilo y seguro de que tienes todo lo que necesitarás.

En este punto incluimos también el garantizar un adecuado nivel de carga de las baterías de la cámara, flashes, disparadores, etc. y, por supuesto, tener las tarjetas de memoria formateadas y vacías para albergar las numerosas fotos del evento.

#2 Lleva Accesorios de Repuesto Por Lo Que Pueda Ocurrir

Debes estar preparado para que cualquier cosa pueda fallar. Sólo así podrás superar cualquier problema que ocurra. Por tanto y, por supuesto, siempre que tengas la posibilidad, es más que adecuado llevar repuestos para todos los accesorios: una segunda cámara, un segundo flash, un segundo objetivo, segundas baterías y tarjetas de memoria, etc.

No tiene por qué ocurrir nada, pero imagina que alguno de los accesorios empieza a fallar o que, por ejemplo, se te cae al suelo haciendo imposible su uso. No tendrás la posibilidad de detener el evento, así que debes tener otras opciones que te permitan superar el problema en poco tiempo.

#3 Prepara El Lugar En Que Tendrá Lugar El Evento Y Realiza Las Primeras Tomas de Prueba

Dependiendo del tipo de evento y de tu papel como fotógrafo del mismo, podrás actuar en mayor o menor medida sobre el entorno en el que tendrá lugar el mismo. Pero es importante, que lo prepares de la forma más adecuada posible y que tú también comiences a estar preparado.

Cuando llegues, lo primero que deberás hacer será disponer adecuadamente los elementos de iluminación que utilizarás, familiarizarte con las dimensiones y opciones de desplazamiento disponibles y probar distintas configuraciones de los parámetros de tu cámara y accesorios para encontrar los más adecuados.

Debes estar listo y aclimatado al entorno para que cuando empiece el evento no tengas la más mínima duda y puedas centrarte en disparar, disparar y disparar.

#4 Pide Ayuda Y Déjate Ayudar

Si cuentas con alguien que pueda ayudarte, pídele que te eche una mano con la disposición de los elementos de iluminación, los fondos o elementos de atrezzo, e incluso que actúe en lugar de los verdaderos protagonistas del evento para que puedas hacer tus primeras pruebas fotográficas.

Esta misma persona, u otra, también podrá ayudarte durante las fotografías del evento pararealizar pequeñas modificaciones sobre el entorno, o para pedir a los protagonistas que posen o se sitúen de una determinada manera. Esto último, por supuesto, sin interferir en el evento.

#5 Planifica Y Organiza Las Fotografías del Evento

No puedes confiar en improvisar durante todo el evento, hay algunos puntos que deberás haber planificado y organizado con antelación:

  • ¿Qué momentos fotografiar? Si pensamos en celebraciones, por ejemplo, un bautizo, lo vemos claro, ¿no? Los momentos en que se unge, se signa, se derrama el agua sobre el bautizado o el momento en que los padrinos reciben la vela son momentos que querremos inmortalizar y para los que debemos estar preparados.
  • ¿A quién fotografiar? Especialmente si no son familiares o personas muy cercanas a ti, deberás tener claro quiénes son las personas que no deben faltar en el reportaje: por ejemplo, en una boda, los novios y padrinos están claros, pero qué me dices de los hermanos/as de los novios/as, amigos, familia, etc.
  • Localizaciones y tipos de planos. En aquellos casos en los que el evento vaya a discurrir en distintas localizaciones, es conveniente que hayas pensado mínimamente el tipo de fotos que consideras más apropiadas en cada una de estas localizaciones y los planos y, por tanto, cómo integrarás a los protagonistas en cada uno de estos entornos.

El nivel de detalle de la respuesta a cada una de estas tres preguntas depende de ti. Pero cuanto más elaborado sea, mayor tranquilidad y control tendrás sobre la sesión. Por supuesto, siempre podrás dejar margen a la improvisación, pero es más que aconsejable trabajar sobre una buena base planificada para ir seguros.

#6 Confía En Los Automatismos De Tu Cámara

Salvo que cuentes con mucho tiempo para una determinada toma, deberás confiar en algunos de los automatismos de tu cámara. En mi opinión, resulta innegociable confiar en:

  • Modos semiautomáticos de tu cámara: Prioridad a la apertura (A) ó Prioridad al tiempo de exposición (S). Disparar en Manual, salvo que tengas mucha práctica y seas realmente rápido, lo veo complicado.
  • Modo de enfoque automático, con servo continuo, eso sí (AF-C). Tú podrás indicar en qué objeto deseas ubicar el plano de enfoque, pero deja que sea tu cámara quien lo ajuste, utilizar enfoque manual creo que es una locura.
  • Modo TTL en tu flash. Disparar el flash en modo manual, especialmente si el entorno es cambiante o la distancia a los protagonistas varía será inviable, así que confía en el criterio de tu flash, balanceándolo positiva o negativamente si lo ves oportuno.

Es posible que haya algún automatismo que me dejo por el camino, pero, sin duda, los tres comentados creo que es básico utilizarlos para contar con las garantías necesarias y, sobre todo, para poder reaccionar con la velocidad que la fotografía de eventos requiere.

#7 Realiza Siempre Más de Una Fotografía De Cada Toma

Cuando estés en plena faena, procura siempre tomar más de una fotografía de cada situación. Aunque pienses que son fotografías iguales no sabes si en una de ellas puede haber unos ojos cerrados, un cierto nivel de desenfoque, algo extraño en el fondo, etc.

Ten en cuenta que en el caso de fotografías de grupo, las posibilidades de que alguien salga con los ojos cerrados, con mala cara, o con una pose inadecuada se multiplican exponencialmente, así que, nunca, bajo ningún concepto, te quedes con una sola imagen.

Eso sí, si estás utilizando flashes para iluminación, deberás tener en cuenta el tiempo necesario para el reciclado del flash. Ya que si no lo respetas, la segunda fotografía que tomes estará completamente subexpuesta.

Además de realizar más de una fotografía es muy recomendable que revises las fotografías en el LCD de tu cámara y a través del histograma de la misma para realizar los ajustes necesarios que te permitan afinar las tomas.

#8 Procesado: ¡Sé Práctico Y Utiliza Los Atajos Que Te Ofrezca La Aplicación Que Utilices!

No hay recetas mágicas para saber cómo procesar tus imágenes de un evento. ¿Por qué? Pues porque las variantes de eventos, ubicaciones y protagonistas son ilimitadas, así que te daré consejos sobre tu flujo de trabajo con el procesado, consejos que podrás utilizar en cualquier situación.

Seguramente tendrás decenas de fotografías del evento, e incluso cientos. Así que tienes que ser metódico a la hora de trabajarlas. Aquí van mis consejos:

  1. Descarga las imágenes a tu programa de edición favorito (ya sabes que yo opto por Lightroom).
  2. Realiza una criba inicial en la que descartes aquellas imágenes con defectos aparentes y así evites perder tiempo con ellas.
  3. Agrupa las imágenes por similitudes, momentos del evento o ubicaciones y selecciona un conjunto representativo y suficiente de cada grupo (éstas serán a las que realmente dediques tiempo).
  4. Procede a editar las imágenes seleccionadas de cada uno de estos grupos. Ten paciencia para lograr un buen resultado. Y, sobre todo, aprovecha las opciones que tu programa te ofrezca para aplicar modificaciones comunes sobre un grupo de imágenes. Por ejemplo, yo en Lightroom suelo aplicar, de partida, los mismos ajustes a nivel de balance de blancos, exposición y enfoque a las fotografías de cada grupo. Ya sabes, mediante "Ctrl + May + C" y "Ctrl + May + V". Y luego perfecciono cada imagen.

Con este consejo, simplemente quería reafirmar la importancia de contar con un flujo de trabajo bien depurado y eficiente y, por supuesto, conocer al detalle la aplicación que utilices para el procesado y catalogación de la sesión.

#9 Aprende De Tus Errores

Como todo en esta vida, la fotografía de eventos también es cuestión de práctica. Y cuantos más eventos realices, más cómodo te encontrarás y mejores resultados obtendrás. Te lo garantizo.

Eso sí, te recomiendo que después de cada evento, reflexiones sobre los aciertos y errores cometidos y que trates de aprender y tomar nota de lo que has hecho mal, para no repetirlo en el futuro y poder ir depurando la técnica.

Así es como ha salido este listado de consejos en mi caso, a partir de mis propios errores. Bueno mis errores, y también los errores o aciertos que algunos amigos me han transmitido en múltiples ocasiones.

¿Algún Consejo Que Añadir?

Seguro que entre los amigos de dzoom hay profesionales del mundo del reportaje fotográfico, o aficionados que sólo por las veces que han realizado uno de estos eventos bien podrían ser profesionales. ¿Creéis que me he dejado algún consejo por el camino?, por favor, ¡indicádnoslos!

Seguro que existen muchos más consejos que pueden ser útiles para quien afronta por primera vez una de estas sesiones. ¡Ayudadnos a ampliar el artículo, incluso, ¿por qué no?, con vuestras fotografías de eventos para servir como inspiración o como reafirmación de alguno de los consejos dados!

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. sandris dice:

    muy buenos concejos me an servido de mucho gracias

  2. jslsvg dice:

    No suelo hacer este tipo de fotos pero me apunto muchos de los consejos dados, creo que me vendrán muy bien cuando llegue el momento.
    Saludos

  3. ME parecía un post repetido, por que creía haberlo leído ya en la web. Aún así, son cosas obvias, y varios puntos añaden mucha ayuda.

    Personalmente en la de eventos y fotos grupales, por mucho que ates, siempre hay algo que se escapa, y me gusta ese recordatorio de tomar más de una foto, por que siempre hay alguien que se mueve o cierra los ojos cuando no debe

  4. Creo que faltó algo que muchas veces en mi trayectoria como fotógrafo de sociales ha complicado un poco el trabajo. Se trata de la iluminación de quienes filman el evento si no es personal de nuestro equipo de trabajo, esta muchas veces perjudican el ajuste de blanco de nuestra cámara haciendo que aparezcan en las tomas dominantes de color indeseables que obligan a editar mucho mas de lo deseado.

  5. Mario Arancibia dice:

    Muy buena nota amigos, excelente

  6. [email protected] dice:

    Muy buenos consejos
    PERO, UN GRAN CONSEJO QUE FALTA: #10
    RESPALDA LAS FOTOS PRIMERO QUE NADA.

    Cuando por error borras algo , es irreparable!!

  7. KhaoZ dice:

    Hola, el 8 de octubre tengo mi primer evento para fotografiar, la verdad, estoy un poco asustado, ya que hasta ahora lo hacia solo por hobby, lo mejor, voy a ser el unico fotografo del evento, asi que los nervios me estan comiendo, voy a necesitar tomar algunas pastillas contra la ansiedad = ) …

    … en fin, gracias por los consejos.

    • Mucha suerte y ya nos contarás cómo resulta y si te han servido de ayuda estos consejos!! Y, por supuesto, si tras el evento tienes consejos que transmitir, no dudes en escribir un nuevo comentario al respecto.

      Ciao y ánimo!!

Opina