Checklist de Cosas que Conviene Tener en Cuenta antes de una Sesión de Fotos

2381294958_b89787d768_b

Sea una tarde con unos amigos o un proyecto de miles de euros, en una sesión de fotos los resultados mejoran casi siempre si se prepara convenientemente. Si quieres controlar cada detalle, tendrás muchas cosas que preparar y que hacer. Como fotógrafo eres el capitán de este barco y el responsable de que llegue a buen puerto.

Cuando estamos creando composiciones, combinaciones de colores, fondos y todas esas cosas tan importantes para que una foto salga bien podemos olvidarnos de pequeños detalles que pueden fastidiar una sesión de fotos entera. Para evitarlo tienes a tu alcance herramientas que harán que la preparación de una sesión de fotos sea un trámite razonablemente sencillo, y que te aporte seguridad al saber que vas a tener todo lo que necesitas y no se te olvida nada.

Hoy comparto contigo una herramienta que para mí es indispensable y que creo que te ayudará a no olvidarte de nada: el checklist para una sesión de fotos.

Tener las Ideas Claras

Más allá de ninguna herramienta que te pueda dar, lo primero es que definas lo que quieres hacer. La excesiva improvisación en la fotografía suele conducir a malos resultados. Tener claro qué objetivos tiene tu sesión es el primer paso para llegar a ellos.

Checklist-2
En este artículo asumiré que tu objetivo está claro y sabes lo que quieres hacer, y compartiré contigo cual es mi proceso para asegurarme que ningún detalle que podía ser evitado acabe con mi sesión de fotos.

Aprendiendo de mis Errores: Razones para Tener un Checklist

Cometer errores es humano, y todos los cometemos. En el tiempo que llevo haciendo fotos he cometido alguno que otro, pero los que más me molestan son los errores estúpidos que podían haberse evitado. El último que recuerdo fue hace unas semanas haciendo una sesión de fotos para la portada de un DVD de fitness con unos clientes alemanes.

Desde hace tiempo, utilizo un método para evitar problemas si una tarjeta de memoria me falla. Es algo infrecuente pero me ha pasado 3 veces y después del primer susto empecé a utilizar la función de “backup” de mis cámaras. Esto te permite grabar simultáneamente en 2 tarjetas de memoria cada foto que realizas ( sí, ya sé que sólo algunas cámaras tienen esta función, pero si la tuya la incorpora te animo a que la uses ).

Tras uno o dos esquemas de iluminación, suelo copiar las fotos al ordenador y a dos disco duros externos para asegurarme de no tener problemas de pérdida de archivos.

Ese día llevábamos unas 200 fotos de la modelo en diferentes poses para la portada cuando saque la tarjeta para copiarlas al ordenador. La puse en el lector de tarjetas y ¡puff!... la tarjeta no tenía formato. De vuelta en la cámara tampoco se podía leer, así que adiós a mi tarjeta de memoria.

Absolutamente convencido de lo inteligente que soy al usar un sistema de backup, fuí a retirar la segunda tarjeta ( SD ) de mi D800 y os podéis imaginar mi cara cuando no había tarjeta en la cámara.

El día anterior estuve haciendo unos vídeos para mi blog, y cuando grabo video con mi D800 lo hago sobre la ranura SD por costumbre. ¡Me había olvidado de poner la tarjeta SD de vuelta en la cámara!

Por suerte, tras comprar un software de recuperación y varias horas de estrés, conseguí recuperar las fotos y el trabajo estaba salvado. Por cierto, cuando ésto sucedió, le pedí a la modelo repetir algunas tomas por si acaso no conseguía recuperar los archivos, y así tener algo con lo que poder trabajar.

Este ejemplo demuestra la importancia de no olvidarse de nada y por ello, he creado un sistema “checklist” que cubre todo lo que tengo que recordar.

Mi Checklist

Como su nombre indica un checklist es una lista de comprobación. En esta lista podéis poner lo que queráis, o podéis usar la mía que adjunto en esta hoja de cálculo para que podáis modificarla con vuestro equipo.

2014-04-28_0914
Si te creas la tuya propia, te recomiendo que tengas en cuenta que cubra lo siguiente:

  • Preparación de equipo : Aquí tienes que marcarte las cosas que hay que hacer antes del día de la sesión. Yo suelo preparar la carga del equipo en el coche el mismo día del trabajo pero hay quien prefiere dejarlo hecho el día anterior. En cualquier caso, debes cargar baterías y este tipo de cosas que lleva tiempo o te encontrarás con que el día de la sesión no tienes pilas.
  • Preparación Otros : Yo uso estas casillas para asegurarme que tengo confirmación de los asistentes a mi sesión: la modelo, el asistente, los de maquillaje si los hay, otros fotógrafos, etc..
  • Varios : Me permito unas casillas extra para lo que se me vaya ocurriendo. Suelo tener hojas de estas impresas y como cada sesión es distinta las completo a mano, añadiendo cosas que pueden ser importantes en esa situación en concreto.
  • Checklist de equipo: Más importante si cabe es asegurarse de llevar todo lo necesario. En mi lista aparece todo ( o casi ) el equipo que tengo, pero claro, no me llevo todo el equipo a cada sesión. Lo que sí es muy importante es que si algo sale de mi estudio, vuelva. Para ello me marco esas tres casillas, y marco la primera cuando lo pongo en la mochila o en el coche, la segunda cuando lo guardo tras la sesión, y la tercera cuando lo vuelvo a meter en el estudio en casa. Así me aseguro que no me dejo nada en la localización o que nadie se me lleva nada.

“Hope for the best, Prepare for the worse”

Esta frase que se usa mucho en Inglaterra se ha convertido en una de mis máximas: “Espera lo mejor, pero prepárate para lo peor”.

Siempre, siempre, siempre, tengo un plan B y en alguna ocasión un plan C. Siempre llevo un segundo cuerpo, siempre llevo una lente alternativa a la que planeo usar, siempre llevo tarjetas de memoria de más, siempre llevo baterías de más, etc.

Lo último que quieres es desplazarte kilómetros, reunir a un grupo de gente y que el equipo te falle, pero eso pasa y es inevitable. Trabajamos con máquinas que fallan, y aunque fallan poco siempre existe el riesgo. No te hace falta tener 2 cámaras iguales, si una cámara falla, cualquier cosa que haga fotos será mejor que nada. Si la fotografía es una afición, el impacto no será muy grande; pero si te dedicas profesionalmente a ésto, te recomiendo invertir en un segundo cuerpo aunque sea de una gama inferior o de segunda mano.

Espero que esta pequeña herramienta te dé más tranquilidad a la hora de organizar sesiones de fotos ya que, desde que yo la uso, duermo más tranquilo el día antes de una sesión.

Y tú, ¿tienes preparada tu checklist o vas a empezar a hacerla a partir de ahora?. ¿Crees que puedes añadir algún punto que puede ser importante?

Jon Hernandez es el fotógrafo tras la marca KubeStudio. Además de realizar todo tipo de fotografía comercial, Jon dispone de un blog con muchos artículos sobre iluminación. Su último proyecto KubeStudioShop  acerca material de estudio de calidad a todos los amantes de la fotografía con flash.

Enlaces relacionados

Comentarios

  1. Muy buenos consejos.
    Yo suelo llevar siempre dos cámaras y varias tarjetas ademas de baterías.
    Aun asi como suelo sacar fotos en exteriores siempre tengo que contar con el tiempo que va hacer y muchas veces he pospuesto la salida.
    Un saludo

  2. konkavo dice:

    Muy buen artículo.
    Yo suelo llevar un fotógrafo idéntico a mi duplicado. Cuando llegamos al sitio apenas tengo que decirle nada. Le dejo allí y yo me voy a tomar unas cañas. Cuando vuelvo tiene un trabajo genial con unos fotones que te pasas. El día que se me olvida llevarlo siempre falla algo y regreso a casa con las manos vacías. Por eso al leer tu artículo me he sentido plenamente identificado.

  3. konkavo dice:

    Perdón por la ironía anterior. Tenía ganas de bromear ante la severidad con la que a veces nos tomamos esto de la fotografía. Pensemos que dzoom no es un blog de profesionales, creo, sino solo de aficionados que pretenden divertirse con la fotografía. Si se nos olvida la batería, pues guardamos la cámara y disfrutamos de otras cosas.

    • fbar48 dice:

      Pues sí, tienes mucha razón… Yo iba a alquilar un furgón para llevar parte de mi equipo, pero he pensado que mejor acarreo las cuatro cosas que tengo a mano y salgo a hacer una sesión, retrato, naturaleza, ciudad, etc… y con eso seguro que me siento bien satisfecho si saco varias tomas que merezcan la pena. Demasiado estricto el artículo. Claro que si tienes un estudio de fotografía, y ganas dinero con ello, es normal que tengas un buen equipo y necesites hacer una lista de cosas. Pero si no es el caso…

  4. Pablo Quiroga dice:

    Mi truco es dos días antes, todo aquello que lleve carga, cargado y en la mochila. Un día antes ajustes, revisiones de cámaras y flashes(speedlight). No tengo un vasto arsenal de lentes así que siempre me acompaña mis dos fijos (35),(50) y mi preferido 70-200. La noche anterior varios bocetos (recortes de pequeñas hojas) con las tomas que quiero conseguir o que previamente le habré sonsacado a los protagonistas en la entrevista de contacto. En el día la experiencia, previsión y los extras a los objetivos marcados dan el material suficiente. Mi plan b es un A bien pensado, mal tiene que ser tu día para que fallen las dos cámaras con sus respectivas 4 tarjetas de memoria. Un día antes de un trabajo falló por anomalía mi tele y entonces prepare la sesión con lo que me quedaba, más movimiento, algo más de post-producción y 3kg menos de peso. La sesión salió bien y el cliente nunca supo cual era mi equipo, si algo me faltaba, si algo me preocupaba. Planificación, anticipación y tranquilidad.

  5. Me gustaría comentar que dependiendo de la actividad a realizar conviene no llevar mucho equipo.
    Si voy hacer montaña o voy en bici por el campo o hacer el Camino de Santiago me llevo una compacta que ocupe lo menos posible.
    Hoy en día tenemos unas compactas increíbles.
    Otra cosa es realizar un trabajo que llegas con el coche y tienes que cargar peso muy poco tiempo.
    Cuando vienen fotógrafos de prestigio al País Vasco siempre les llevan a dos sitios.:
    Barrika y Otzarreta,estan a 10 minutos andando y claro llevas todo el equipaje en el coche…..sabes lo que te vas a encontrar y es my facil hacer buenas fotos.
    Puedes preparar la salida y hasta cuando va a subir la marea.
    A mi personalmente me gusta moverme por la naturaleza y si surge la foto hacerla.
    Como el que va a por setas….disfrutar del camino y si durge pues adelante.
    Un saludo

  6. Ggraner dice:

    Buen articulo.
    Yo uso una aplicación que se llama Wunderlist. Un app que sirve para IOS y Android, creo que también para pc pero no lo he confirmado. Esto permite tener checklist de lo que necesito y tareas por hacer. Todas estas listas las puedo compartir con otras personas por medio de smartphones y tablets. Al tildar como hecho uno de los puntos ó sí se agrega un nuevo ítem a la lista, los dispositivos se sincronizan. Hasta ahora me ha dado resultado y no solo para algún trabajo fotográfico. Me sirve cuando viajo, vacaciones, o cosas tan mundanas como ir de compras y mi esposa agrega otras cositas y por arte de magia la lista del mercado se agranda. Yo uso la versión gratis y, para mi, es suficiente ya que hay una versión “pro” paga.
    Gracias por permitirme opinar en este espacio.

  7. Rubiorr dice:

    Buen articulo! a dia de hoy no he echo ninguna sesión de fotos, debido a que estoy inmerso en cuerpo y alma en mi proyecto 365:
    http://angelrodriguezfotografia.com/
    pero debido a este proyecto me ha salido la semana que viene un trabajito para un Book de Embarazo y este articulo me viene genial.

    Gracias! ^_^

  8. Lazaro Gonzalez dice:

    Un check list no es válido solamente para una sesión profesional; también es muy válido para preparar un viaje irrepetible.
    Saludos

Opina