Cómo Actuar Como un Fotógrafo Profesional en un Gran Evento

Actuar-fotógrafo-profesional-2

Hace un año, llegué a la estación de trenes de Venecia y las cosas me resultaron algo distintas. Algunos de los pasajeros vestían atuendos utilizados varios siglos antes y había algo más de turistas a los que esta ciudad está acostumbrada. En ese momento la mente se me encendió y comprendí que era tiempo de carnaval. Buenas noticias, y malas también.

Ante esta situación inesperada, tuve que aplicarme para intentar aprovechar al máximo esta oportunidad. ¿Quieres saber cómo lo hice?

Este evento único ocasionó que no me encontrara un ambiente normal en Venecia, si es que aún se puede hablar de normalidad en una ciudad tan turística, y ésto no me permitiría continuar con el reportaje que venía haciendo por diversas ciudades del norte de Italia. Pero por otro lado, era un buen momento para cubrir un evento muy singular, ya que tenía ante mí un escenario envidiable para fotografiar: un montaje teatral en una ciudad de por sí, escénica.

Pero la inspiración y el arte muchas veces tienen que ir acompañados de cierta preparación, así que tuve que condensar en un tiempo reducido todo lo que tendría que haber hecho antes de llegar a esta ciudad y a este evento en particular. Apliqué en ese mismo instante, y a marchas forzadas, mi protocolo personal.

¡Orden y progreso!

Cuando se realizan fotografías de viajes conviene investigar el lugar en cuestión. Guías de viajes, páginas de internet y comentarios de otros viajeros son las mejores formas de alimentarse. En mi caso, no puedo presumir de haber hecho ésto en mi viaje a Venecia. ¡Encontrarse de cara con un carnaval significa que no quise enterarme mucho de la ciudad!

Buscar fotografías profesionales, tanto de colegas contemporáneos como de grandes firmas de la lente, pueden ser otra muy buena idea para comenzar a familiarizarse con el sitio que se visitará. Pero no con la idea de repetir aquel trabajo, sino simplemente de ir olfateando aquellos territorios que pronto se convertirán en un lienzo frente a la lente de uno.

Pero en este caso, se trataba no sólo de una visita turística, sino de un gran evento, por lo que naturaleza del trabajo tendría otras circunstancias. Y aquí es donde puse en práctica algunas ideas que he ido aprendiendo en mi experiencia como fotógrafo profesional, útiles tanto para un carnaval, un evento deportivo, una fiesta e incluso tal vez hasta para una boda.

Actuar-fotógrafo-profesional-dest

1. Agenda

Los grandes eventos siguen casi al pie de la letra una organización previa. Conviene conocer todas las actividades que se van a desarrollar. Cuando, dónde y cómo. De esta manera se podrá valorar si es interesante para fotografiar, si se cuenta con el equipo fotográfico necesario y si hay posibilidades de presenciar las actividades elegidas.

2. Creatividad

A menos que seas un fotógrafo de prensa o amigo de los organizadores, es muy seguro que no tengas las preferencias que te gustaría tener para presenciar el evento. Pero esta limitación puede ser simpática para la creatividad. Muchas veces un punto panorámico (el oficial) o estar cerca de los protagonistas permite realizar buenas tomas, pero la búsqueda de otros caminos siempre termina regalando detalles que seguramente enriquecen la atmósfera del momento. Sin embargo, nunca está de más acercarse con la gente de prensa del evento y preguntar por las posibilidades de acceso para fotógrafos.
Actuar-fotógrafo-profesional-3

3. Equipo

No es necesario llevar un sobrepeso de accesorios. Muchas veces podrás encontrarte rodeado de miles de personas, como mi caso en Venecia, donde será casi imposible que te puedas desplazar con facilidad. Lleva un par de lentes como mucho y enciende tu alma creativa.

¿Qué lentes? Por un lado, depende de la naturaleza del evento y, por otro, aquellos que mejor se acomoden a tu forma de mirar. Si te gustan detalles cercanos, piensa en ópticas cortas, y si tu vista siempre piensa en puntos lejanos, pues inclínate por teleobjetivos. Es posible que, en algunos momentos, echarás en falta aquel lente que decidiste no traer, pero en muchas otras ocasiones seguro vas a agradecer aquella decisión, sobre todo cuando estés trabajando de forma ligera.

La maleta o mochila es importante también: piensa en una que te permita fotografiar con facilidad pero también que no sea molesta para la gente. Mientras más pequeña y liviana, mejor. Y, por si acaso, no la pierdas nunca de vista.
Actuar-fotógrafo-profesional-4

4. Protagonismo

Los fotógrafos no son los principales invitados. Trata de pasar desapercibido para no intervenir en la esencia del acto. Tampoco eres más importante que el resto del público, así que es buena idea no estorbar en aras de tener una buena foto.

Ciertos eventos pueden tener un momento en que una interacción tuya con los protagonistas sea positiva: en mi serie del Carnaval de Venecia logré muchos gestos gracias a hablar con ellos, a cierta miradas, a sugerencias.

Y por último, respeta a los colegas de la lente. Todos tenemos el mismo derecho a fotografiar, tanto profesionales como amateurs, así que lo mejor es convivir en armonía, respetando espacios y momentos. ¡hay fotos para todos!

 

5. Observa

Una mirada previa a fotografías realizadas del mismo evento llevado a cabo anteriormente siempre ayuda, como en otras disciplinas de la fotografía, a tantear terreno. Pero ya en el lugar, también puedes observar a otros fotógrafos trabajando. Muchas veces se trata de colegas que conocen el evento porque lo han fotografiado previamente, así que tienen un timing con experiencia.

Otros colegas pueden tener alguna idea original que luego tú podrás enriquecer con tu propia aportación y por último, pero tal vez más importante: observa lo que tienes frente a ti. No eres una máquina con una cámara pegada al rostro. No tendrás mejores fotografías por llenar muchas tarjetas de memoria. Hay que mirar, disfrutar, sentir, para que así la inspiración llegue a un fotógrafo receptivo.
Actuar-fotógrafo-profesional-5

6. Horarios

Sé el primero en llegar y el último en irte. El instante decisivo no sabe de horas ni de minutos. Aparece cuando quiere. Y puede ser que aquellas cientos de imágenes que realizaste durante las seis horas que tuvo de duración el evento sean sustituidas por la magia de un click hecho en el segundo correcto.
Actuar-fotógrafo-profesional-6

7. Comparte

Si al final de todo, piensas que tienes un material que merece ser publicado, no dudes en escribir a páginas de internet, editoriales e incluso agencias de noticias. Prepara un link en alguna web, como 500px, Facebook, Flickr o incluso Instagram, e invita a editores a mirar lo que has realizado. Podría darse el caso de que contaras con el material ideal para cierto medio. Y no dudes en cobrar por tu arte.

Protocolo en uso

Finalmente, yo salí de Venecia con un trabajo bien hecho. Apliqué a marchas forzadas este “protocolo personal” y pude fluir en ese mar de gentes y de eventos que comprenden aquel Carnaval. Por las noches, revisaba minuciosamente la agenda del día siguiente, contactaba a la gente de prensa para ver la posibilidad de acceder a algún evento, aún sin llevar ninguna identificación como profesional, y prácticamente yo mismo abría y cerraba Venecia, trabajando de sol a sol.

En el hotel se quedaba el equipo que consideraba molesto, de hecho, sólo lleve a las calles de Venecia un zoom de mediano alcance (Fujinon XF 18-55mm f/w.8-4 R LM OIS) y un solo cuerpo (Fuji X-E1). Y hablé con fotógrafos profesionales y amateurs para intercambiar ideas, agendas y contactos. Y lo mejor, pude disfrutar del carnaval sin la cámara pegada al ojo: ¡se puede ser fotógrafo y persona normal al mismo tiempo!

También logré que se publicase el trabajo en una revista de una línea aérea de México justo en las fechas del próximo carnaval de 2015, y en la página Fujistas, fruto de haber compartido las fotos tanto en mi blog personal, en mi perfil de fotógrafo de Facebook y en mi página web para que diversos medios alrededor del mundo pudieran valorarlas. Los “protocolos” funcionan, y si son personales, mejor. Invitados todos a moldear el propio.

En poco más de dos décadas, Carlos Sánchez Pereyra, ha vivido de la misma manera, y la formula aún no se agota. La cámara decide algunos destinos que el alma viajera acepta. Sin embargo, los roles tienden a intercambiarse sin problemas. A partir de esta forma de vida, ha conformado también su ámbito profesional, lo que lo ha llevado a recorrer gran parte de América y Europa. Su reportajes se publican en diversos medios como National Geographic Traveler Latinoamérica y está representado por tres importantes agencias de fotografia relativas al tema, Getty Images, AGEfotostock y Axiom Photographic. En su web Fotouropa y en Facebook se pueden encontrar sus últimos trabajos.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. Menuda suerte encontrarte de golpe y porrazo con uno de los eventos más famosos del mundo ¡y por sorpresa!

    ¿Podrías compartir con nosotros alguno de los consejos que te dieron fotógrafos que sí conocían el evento de otras ocasiones? ¡Gracias!

  2. luisfer dice:

    Incluso el problema es ¿donde me coloco? que óptica uso? etc. Son momentos en los que la escena se te puede ir rápidamente y no encontrarte preparado o no tener los parámetros adecuados en la cámara puede resultar fatal. Siempre es muy difícil fotografiar este tipo de eventos.
    https://www.flickr.com/photos/sanchezcaceres/

  3. Qué ganas tengo de llegar a Venecia con mi cámara, compartiré mis fotos por aquí ;)

  4. sergism2001 dice:
  5. Leoncillo2000 dice:

    Excelente artículo, en mi trabajo he acompañado varias comparsas y es fascinante la cantidad de rostros entre participantes, los vestuarios pero también las miradas del público son en sí otro expectáculo. No hay que olvidar llevar algo hidratante y portarte bien con la caravana a medida que se desplaza y tener insumos fotográficos de reserva.

Opina