Cómo Hacer Fotografía de Moda en Publicidad

Portada1500px
Nota: Todas las imágenes que ilustran este artículo han sido tomadas en colaboración con la Escuela de Imagen y Sonido de Vigo

La fotografía de moda es el tipo de fotografía encargada de mostrarnos las nuevas tendencias de ropa y complementos. Es el arma principal de las marcas, para dar a conocer su producto y sus intenciones en la nueva temporada.

Además, un tipo especial de fotografía de moda es el denominado "Beauty", que se trata de un retrato cercano, con los detalles lo más perfectos posible, que es el encargado de mostrarnos las tendencias de maquillaje y estilismo. En publicidad, suele combinarse con fotografía de producto, para hacer un anuncio completo.

¿Dónde Encontrar Fotografía de Moda?

La fotografía de moda es el principal reclamo de revistas de alto standing como Vogue o Harper's Bazaar, que prácticamente son los que marcan tendencias en todo el mundo. Es decir, que la gente paga por ver publicidad de moda. Y eso, es muy importante en todo lo que vamos a ver a continuación.

El principal mecanismo de difusión de fotografía de moda son las revistas, por lo general en los anuncios a página completa. Es por esta razón, que la mayoría de fotografías de moda se encuentran en formato vertical.

La excepción a la regla, son aquellas fotografías horizontales, destinadas a ser impresas a doble página, generalmente en la página central de la publicación.

También podemos encontrar fotografía de moda en vallas publicitarias, como decoración dentro de tiendas de moda, o en folletos publicitarios de estas mismas tiendas.

Primeras Nociones en Fotografía de Moda

La regla número uno en fotografía de moda es esta:

"Lo importante es el producto del cliente. Ni la modelo, ni el entorno."

Si estás anunciando un conjunto de nueva temporada, lo que debe verse perfectamente es el conjunto en sí. Y la pose del / la modelo deberá ser la que consiga hacer más atractivo ese conjunto. Con menos arrugas, que se vea mejor el estampado, etcétera. Eso depende de la prenda.

Hablando de fotografía de moda "habitual", no es importante que la pose favorezca al modelo, ya que este es un "maniquí de carne y hueso", que soporta al producto que nosotros tenemos que vender. Por eso es importante contar con modelos profesionales, que entienden esta característica de su trabajo. Los modelos amateurs suelen preocuparse más de quedar ellos favorecidos, que de su atuendo.

De vez en cuando, esta situación habitual se vuelve completamente al revés, apareciendo como modelo una cara conocida. Al ser así, solo con esgrimir el logo de la marca junto con la fotografía, ya hace publicidad suficiente, aún sin mostrar el producto. Pero esto es fotografía de alto standing, y quien esté metido en este mundillo, dudo que quiera mis humildes consejos. Así que vamos a ver cómo hacer una buena fotografía de moda "estándar".

Fijaos en esta fotografía. El fondo nos da una idea de localización, no es una fotografía de estudio. Esto transmite la idea de moda urbana, de ropa que se puede utilizar en la calle, no sólo en las pasarelas. Y pese a estar ahí, no resta atención a la modelo.

Las líneas del fondo nos invitan a recorrer la imagen de izquierda a derecha, y lo primero con lo que se encuentra la vista es un bolso "casualmente" colocado ahí. Esa línea quebrada nos lleva directamente al resto del atuendo de la modelo.

Vamos a fijarnos una vez más en la estructura de la imagen, concretamente en la regla de los tercios. ¿Verdad que la cara de la modelo está completamente alejada de los puntos de atención? Esto se ha hecho a propósito, para que la atención no se desvíe de la ropa.

Además, los colores fuertemente saturados, y concordantes cromáticamente entre sí, ayudan a ofrecer una idea de look completo, en vez de prendas y complementos separados.

Vaya, parece que la fotografía de moda no era tan sencilla. Sigue con nosotros, vamos a verla punto por punto.

El Lookbook

Un lookbook es una serie de imágenes sencillas y con el mismo fondo y características similares, dispuestas para su edición, y conversión en un formato horizontal, que será el catálogo de la marca para esa temporada.

Se entenderá mejor con un ejemplo práctico:

Todas las imágenes han sido tomadas por separado, y sin mover el trípode, la focal, la configuración de cámara, o la iluminación. La única diferencia entre ellas es que el modelo se ha cambiado de ropa (El modelo soy yo, by the way. ¿A que es chulo mi pijama?)

Obviamente, cuando usamos modelos profesionales, los lookbooks quedan mucho más lúcidos:

¿Cansados de ejemplos? Vamos a ver cómo podemos hacer destacar una imagen de moda.

Los Colores

Como sabemos, los colores en fotografía digital, se utiliza el modelo de color RGB (Red, Green, Blue). Estos colores, el rojo, verde, y azul, son los colores primarios en el sistema de color que utiliza nuestra cámara y nuestro monitor.

Partiendo de estos colores complementarios, pueden derivarse el resto de la gama cromática, empezando por los secundarios, CMY (Cyan, Magenta, Yellow). Lo vemos en el siguiente gráfico:

En fotografía de Moda se utilizan dos estrategias principales:

    • Las imágenes con fuerte contraste cromático, es decir, usando colores lejanos en el círculo cromático. Por ejemplo, el azul tiene un fuerte contraste cromático con el rojo, el verde, y el amarillo, que es su complementario. Vemos un ejemplo a continuación:
    • Las imágenes con una sola gama cromática, es decir, usando colores muy cercanos en el círculo cromático. Por ejemplo, el naranja tiene muy cerca los tonos terrosos, rojizos y amarillentos. Veamos un ejemplo:

El Fondo

Existen dos tipos de fondos en fotografía de moda:

  • Fondo interior: Puede llevar estampado o ser una habitación desenfocada, pero lo más común es que sea de un color sólido. Transmite una sensación de estilo y caché.
  • Fondo exterior: Puede ser natural o urbano, lo más habitual es fondo natural para la colección de verano, y fondo urbano para la colección de invierno.

Los Espacios

Cuando estructuramos una fotografía de moda, es muy importante jugar con el espacio negativo, dejando siempre un sitio dedicado al texto y el diseño gráfico, y ocupando las posiciones más privilegiadas con la ropa y los complementos que queremos anunciar.

Fijaos cómo se deja un área sin elementos visuales en la derecha. Ahí aparecerá, en el momento de la maquetación del catálogo, el nombre del vestido y el diseñador, así como su precio de mercado.

En caso de utilizarse como póster, la marca aparecería en la esquina inferior derecha.

La Temporalidad

Para crear un catálogo serio y profesional, deben seguirse una serie de pasos que llevan tiempo, incluyendo contratar modelos, definir espacios, alquilar estudios, postproducción de las tomas, repetición de sesiones (Aunque no sea habitual, hay que contar con posibles problemas durante ellas), etcétera.

El resumen es, que en el 90% de los casos, la colección Primavera - Verano se dispara en invierno, mientras que la colección Otoño - Invierno se dispara en verano.

¿Nunca te habías preguntado por qué esa maravillosa chica luce un bikini en una playa paradisíaca en la que no hay nadie? Pues la respuesta es que no hay nadie porque la foto se hizo en Febrero. ¡Pobres modelos! Lo que tienen que sufrir.

¿Y tú? ¿Has hecho fotografía de moda?

¡Enséñanosla en los comentarios!

Rubén "Chase" Carbó, Vigo, Pontevedra (1990). Titulado como profesor de educación física, trabaja como editor y retocador profesional de fotografía. Además de su desarrollo profesional, crea imágenes personales de temática más libre y surrealista. Puedes ver su trabajo en: web, facebook, instagram.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. [email protected] dice:

    yo he hecho alguna foto de moda para redes sociales.
    ¿como puedo adjuntar alguna para que las podais ver?

  2. Mario corona dice:

    Me gustaría adjuntar una foto pero creo que mi tel no tiene la opción !!

  3. jslsvg dice:

    Buen artículo, otra faceta por explorar

  4. oskartelio dice:

    Excelente artículo Rubén, tomo nota de varias cosas que probaré.

    Quiero compartir algunas cosa adicional que además la neurociencia ha demostrado.
    – Independientemente de la regla de los tercios, la mirada siempre es el elemento más fuerte en un retrato, hace captar la atención y disolver el mensaje perseguido.
    – Por tanto es más eficaz cortar cabezas, siempre que se pueda (depende el contexto y el medio de publicación) o en su defecto dirigir la mirada hacia nuestro objetivo de venta.
    – Hay otras ventajas en “cortar la cabeza” del tipo, hacer impersonal la modelo para sugerir a tu cliente en su lugar, y más subjetiva su edad y adaptable al cliente.

    Un abrazo,
    Oscar

  5. ENRIQUE GARCIA CEREZO dice:

    OTRO INTERESANTE ARTICULO QUE ESPERO PODER PRACTICARLO LO ANTES POSIBLE. GRACIAS POR ESTE APORTE PARA MI ACERVO COMO FOTOGRAFO

Opina