Cómo Sacar Máximo Partido a los Modos de Disparo en Fotografía [AHMF31 día16]

shooting

Hemos hablado en otras ocasiones sobre ellos, pero creemos que es importante dedicar una entrega en profundidad para que conozcas los modos de disparo que ofrece tu cámara.

Por supuesto, estos modos dependerán, primero, de si tienes una compacta, una bridge o una réflex, y, dentro de cada categoría, del equipo del que dispongas, pues algunas cámaras pueden presentar un mayor número de modos que otras.

Por tanto, planteamos esta nueva entrega como un artículo donde trataremos algunos de los modos más comunes presentes en las cámaras digitales de hoy en día (quizás mañana los fabricantes incorporen nuevos modos). ¿Quieres conocerlos?

Para tratar los distintos tipos de modos, lo primero que vamos a hacer es establecer una clara línea entre los modos automáticos y los no automáticos (semiautomáticos y manual).

Los Modos Automáticos. La Cámara Lo Hace Por Ti

Obviamente, el nombre de estos modos viene de que una vez seleccionados, el fotógrafo no necesita más que encuadrar, enfocar y disparar. La cámara selecciona y ajusta los parámetros en base al modo elegido y el fotógrafo no tiene que preocuparse de nada.

Dentro de estos modos podemos encontrar el Modo Automático y los llamados Modos Preconfigurados. A continuación te hablo un poco de alguno de ellos:


  • modos-automaticos-enUnoAutomático.
    Obviamente es el modo paradigmático de este grupo. La cámara debe "arreglárselas" para lograr que la foto salga bien, sea cual sea el tipo de toma. Este modo, como podrás imaginar, para situaciones normales es apropiado, pero imagina que se trata de una escena con mucho movimiento, o con escasa iluminación, o en la que te gustaría que la profundidad de campo fuese muy amplia, o... En ese tipo de casos hay otros modos automáticos más apropiados, para que la cámara conozca, de antemano, ante qué situación se encuentra y el acabado que esperas en tu foto y, de ese modo, te permita contar con la configuración más apropiado.
  • Retrato. Permite realizar, como su propio nombre indica, retratos. Para ello abre al máximo el diafragma buscando reducir al mínimo posible la profundidad de campo y que así el fondo quede borroso. Al mismo tiempo, selecciona una velocidad de obturación adecuada para evitar que el movimiento de la persona retratada pueda causar que ésta salga borrosa.
  • Paisaje. En esta ocasión se cierra lo más posible el diafragma para ampliar al máximo la profundidad de campo y, en función de la luz, se establece un tiempo de exposición adecuado para que la foto quede correctamente expuesta.
  • Deporte. Este modo no sólo vale para retratar eventos deportivos, sino que su principal aplicación es la de fotografiar escenas en las que haya movimiento y que, por tanto, requieran de unas condiciones de elevada velocidad de obturación para que la foto no aparezca borrosa. La cámara, además de seleccionar una velocidad lo suficientemente alta, se encarga de lograr que la foto aparezca correctamente expuesta modificando también los otros valores que participan en la exposición.
  • Noche. Mediante una considerable apertura de diafragma y un tiempo de exposición apropiado, la cámara se prepara para unas condiciones de iluminación deficientes. Esta falta de iluminación además de mediante la apertura y la velocidad de obturación se pretende corregir, elevando todo lo posible, la sensibilidad del sensor, de ahí que pueda incluir mucho ruido una foto de este tipo. También es frecuente que salte el flash en este tipo de modo para contrarrestar, de nuevo, la escasa iluminación.
  • Macro. Este modo busca, como su nombre indica, disponer a la cámara en condiciones de retratar escenas a tamaño real e incluso multiplicado varias veces. Para ello se abre mucho el diafragma y se adecúa el tiempo de exposición con el objeto de reducir la profundidad de campo y obtener una foto completamente nítida y contrastada, además de, por supuesto, una foto correctamente expuesta. Para el uso de este tipo de modo es necesario muy buen pulso o el uso de un trípode o algo similar, en caso contrario la foto acabará movida.
  • No flash. En ocasiones, aunque la falta de iluminación, o el movimiento de los objetos en la escena aconsejen usar el flash, el fotógrafo no quiere que éste se dispare. Bien porque busca un efecto curioso en su fotografía, o bien porque la escasa potencia del flash no hará más que lograr una toma demasiado oscura (esto último es muy frecuente en situaciones en que el objeto se encuentra a más distancia de la recomendada para el flash). En estas situaciones conviene evitar que el flash se dispara y tratar de contrarrestar esto elevando la sensibilidad y disparando con la ayuda de un trípode o de una buena sujección que evite el movimiento de la cámara.

Quizás tu cámara o la de algún amigo tenga más modos de este tipo, pero creo que con los indicados se cubre un amplio abanico de los existentes en la actualidad.

Mi recomendación con respecto a estos modos es que están bien si no tienes tiempo para preparar una determinada toma, si no conoces cómo funciona internamente una cámara, o si eres excesivamente perezoso como para "jugar" con valores de apertura, obturación e ISO, entre otros.

Si ninguno de los anteriores es tu caso, ¡abandona el piloto automático! y ¡pasa a dominar tú a tu cámara!

Los Modos Manuales. ¡Pasa a Dominar a Tu Cámara!

Si has seguido el curso y dominas aspectos como la apertura del diafragma, la velocidad de obturación y la sensibilidad ISO, entonces estás más que preparado para sacarle el máximo partido a estos modos.

Ahora serás tú quien digas a tu cámara lo que debe hacer y no al contrario. ¡Inténtalo!

Las cámaras suelen incluir 4 modos manuales (en realidad los tres primeros son semiautomáticos, pues como veremos el fotógrafo modifica algunos de los parámetros y la cámara configura el resto), identificados por las letras: P, A (o Av), S (o Tv) y M. A continuación veremos qué significa cada uno de estos modos:

  • modos-manuales-enUnoProgrammed Auto (P). Es el modo manual más cercano al automático, pues la cámara selecciona de forma automática los valores de apertura y velocidad, pero permite al fotógrafo elegir algunos valores como el balance de blancos la sensibilidad ISO, la compensación de la exposición, etc.
  • Apperture Priority (A o Av). Este modo permite al usuario seleccionar la apertura del diafragma con la que se realizará la toma. Una vez fijada la apertura por el fotógrafo, la cámara fijará la velocidad del obturador para que la exposición sea correcta. En aquellas tomas en las que quieras controlar la profundidad de campo, este modo te será muy útil.
  • Shutter Priority (S o Tv). A diferencia del anterior, en este caso el parámetro que fija el fotógrafo es el tiempo de exposición. Por su parte la cámara abre o cierra el diafragma para que la foto quede correctamente expuesta.  Piensa en este modo cuando quieras "congelar" o "descongelar" una escena.
  • Manual (M). En este modo la cámara deja hacer al fotógrafo. El fotógrafo tiene la obligación de elegir tanto el valor de apertura, como el de velocidad de obturación. La cámara ya no establecerá ninguno de los valores para que la exposición sea correcta, a lo sumo, te indicará si la foto va a quedar subexpuesta o sobreexpuesta, pero tendrás que ser tú el que subiendo o bajando pasos de apertura o de velocidad, el que logres exponer correctamente. Eso sí, en este modo tú mandas y decides todos los parámetros que configurarán la toma.

En estos modos más que nunca, te recomiendo que prestes atención, antes de hacer la toma, a las indicaciones del exposímetro de tu cámara y, después de fotografiar, revises el histograma para comprobar que la exposicion es correcta.

Bueno, Pero ¿Qué Modo Elijo? 3 Consejos

Te he descrito 11 modos de disparo con sus correspondientes características y tomas más apropiadas para utilizarlos. En este sentido, además de lo que ya te he dicho, no te puedo contar mucho más, ni decirte usa este modo o usa este otro. Ya sabes mucho de lo que hay que saber sobre estos modos.

Simplemente te voy a dar unos consejos que, personalmente, sigo y me parece que podrán ayudarte a ti también para saber qué modo elegir:

8067048312_4e1724cd3d_z

  • Los que me conocen saben que vivo obsesionado por leerme las instrucciones de todo aquello que me compro, pero en una cámara, obsesiones aparte, es fundamental leerse el libro de instrucciones y conocer las posibilidades que te ofrece tu equipo. ¡Presta especial atención a conocer los modos de disparo que ofrece tu cámara y cómo sacarles el mayor partido posible!
  • Algunos de los modos preconfigurados, como deporte o paisaje, valen, además de para fotografías similares a las que indica su icono, para otro tipo de tomas de características similares. Por ejemplo, el modo deporte no sólo es útil en eventos deportivos, vale para todo tipo de tomas que requieran una alta velocidad de obturación. ¡Conoce bien cada modo de disparo de tu cámara y para qué sirve!
  • Abandona el modo automático y los modos preconfigurados lo antes posible (siempre y cuando tu cámara disponga de modos manuales). No seas perezoso, tus fotos con el tiempo te lo agradecerán. Serás tú el que controle a tu cámara y no al revés.

En Resumen...

Ya hemos cubierto los modos de disparo más importantes de que dispones en tu cámara. Además he tratado de dejarte claro que no hay comparación entre el resultado y la satisfacción personal que puedes lograr con los modos manuales frente a los automáticos, por muy buenos que sean los modos preconfigurados de tu cámara.

Para hacer mejores fotos comienza por conocer y dominar los modos de disparo que trae tu cámara y verás como empiezas a lograr esa mejoría de la que venimos hablando a lo largo del curso.

Eso sí, para dominar estos modos es necesario: primero conocerlos, y, lo que es más importante, practicar y practicar hasta que los controles a la perfección. ¡Adelante, ahora te toca a ti hacerte con los mandos de tu cámara y ponerte a disparar, vaquero!

Aprende a Hacer Fotos en 31 Días (AHMF31) es el curso de fotografía de dZoom. Se trata de un curso de fotografía online gratuito estructurado en 31 entregas a través de las cuales daremos un completo recorrido por las diferentes temáticas clave en fotografía que te permitirán convertirte en un mejor fotógrafo. También podrás descargar el curso completo en formato ebook en la Zona Premium de dZoom. Este artículo se publicó el día 14 de noviembre de 2009 y ha sido revisado y reeditado por su interés el 28 de noviembre de 2014.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. konkavo dice:

    Mi experiencia personal. Entiendo que los modos automáticos están muy trabajados por los fabricantes de cámaras y que aciertan en una gran cantidad de ocasiones pero dejan muy poco espacio a la creatividad que es la que suele darnos mayores satisfacciones a los que tenemos esta afición. Yo salgo de casa con mi cámara en Prioridad a la Apertura porque la mayoría de las fotos que hago son de escenas estáticas en las que la velocidad de obturación tiene poco que decir. En ese modo solo tengo que pensar qué profundidad de campo necesito, ajustar la apertura y disparar dejando a la cámara la velocidad.
    Si en la escena aparece movimiento y quiero que éste sea parte importante, bien congelándolo o bien insinuándolo, paso a Prioridad a la Velocidad y dejo la apertura a la cámara. Siempre llevo la ISO a 100 y a veces la subo a 200. Si las condiciones de luz no son muy buenas (interiores, atardeceres, zonas de sombra, etc) paso la ISO a automático para que sea la cámara la que la ajuste a un valor adecuado para evitar trepidación.
    Uso el modo Manual solo cuando tengo tiempo para configurar la exposición tranquilamente o cuando quiero exponer de un modo distinto al que la cámara me propone.
    Conozco gente que tiene reflex y tira en automático obteniendo excelentes fotos; eso sí, los efectos fotográficos creativos brillan por su ausencia. No estoy de acuerdo con la gente que dice que quien vaya a tirar en automático no se compre una reflex. Las reflex hacen excelentes fotos en automático, según mi opinión, mejor que cualquier compacta tan solo por su mayor calidad de óptica y sensor.

  2. Miquel dice:

    Hola
    Creo que que la descripción del modo P no es correcta del todo.
    Dice:
    Es el modo manual más cercano al automático, pues la cámara selecciona de forma automática los valores de apertura y velocidad, pero permite al fotógrafo elegir algunos valores como el balance de blancos, la sensibilidad ISO, la compensación de la exposición, etc.
    También permite modificar la velocidad o la abertura, aunque ella sóla pondrá el otro parámetro automáticamente dando una exposición “correcta” salvo que se modifique la compensación. La diferencia principal con el automático puro es esa. El automático no nos permite elegir nada, la “P” si.
    Saludos

    • Ximenin dice:

      En mi cámara, el modo P no permite intervenir en apertura, ni exposición…ojalá fuera así! :(

  3. Isaac dice:

    Muy bien explicado :) Hay mucha diversidad de opiniones en cuanto a que modo usar y cada fotógrafo te dirá que prefiere uno u otro modo.

    Personalmente, si bien llevo poco tiempo en este “mundillo” desde el principio tuve claro que prefiero el modo manual. Lo malo de los modos automaticos es acostumbrarse, porque luego quieres conseguir algo “concreto” y no sabes a que boton darle (y toca pillar el manual). Estando en manual le sacas todo el potencial a la camara y la verdad, en cuanto te acostumbras tardas menos de 3 segundos en hacer cualquier ajuste.

    De todas formas, los automaticos son imprescindibles en muchos tipos de situaciones, como ir por la calle y ver una escena irrepetible que dura unos segundos, ir por el bosque y ver un animal salvaje…

  4. @Miquel, tienes razón, aunque he estado echándole un ojo a las instrucciones de mi D60 y, en ellas, en el momento que se modifica la apertura que viene fijada inicialmente, se dice que pasa a un modo P*, en el que efectivamente puedes modificar la apertura o la velocidad adaptándose el otro parámetro.

    ¿Quizás deberíamos distinguir entre P y P*?

    En cualquier caso, yo siempre que he usado el modo P ha sido como un modo algo más manual que el automático en el que quiero definir algún valor como los indicados en el artículo. Si quiero modificar los valores de apertura o velocidad, opto por cambiar a los modos A y S.

    ¿qué hacéis el resto?

    Ciao

  5. JaimeRaich dice:

    Nuevamente debo felicitarlos por este curso de fotografía que tan adecuadamente maneja todos los temas. Realmente aunque las máquinas actuales manejan en forma casi perfecta cada situación sea cual fuere el modo de trabajo que escojamos (en forma automática o semiautomática) no hay como el manejo en forma manual cuando queremos darle a cada una de nuestras fotos ese “toque” espcial.
    Nuevamente gracias por toda esta información
    Jaime

  6. miguelangelnicolas dice:

    Hola: por si pudiese servir mi experiencia de años aunque sea en el dominio de la plata en vez de en el mundo digital yo siempre he trabajado con prioridad a la apertura para todo lo que he hecho: trabajos propios, encargos y prensa. Creo que la explicación es sencilla, sobre todo si pensamos en fotos de deportes o conciertos donde se requiere cierta agilidad, en la SLR o DSLR (que para mí es lo mismo) el anillo del diafragma es siempre más grande, se maneja mejor y está mejor ubicado cuando disparas usando el visor (en analógico no había discusión salvo que usses Leica o Hassel con visor de cintura …) como dentro del visor tenemos todos los datos del fotómetro es ya decisión nuesta considerar si el par velocidad/diafragma es adecuado a la necesidades de profundidad de campo y/o velocidad de captura. Además ahora en digital podemos jugar con un tercer parámetro en cata toma: la sensibilidad. Antiguamente debías decidir por ejemplo antes de empezar en un partido de futbol si con el día que había bastaba montar un carrete de 400 ASA o subirte a 800 ó 1.600, ahora por fortuna lo puedes hacer en cada toma. ¡Si yo hubise podido hacer eso hace 15 años …! la de tiempo que me habría ahorrado positivando.

    Está claro que si cualquiera comprueba en una DSLR la posición del dial o botón de velociades de obturación, llegará a la conclusión de que es más eficaz usar el diafragma del objetivo cuando el tiempo de disparo es crítico. Para el resto de estilos es ya una opción personal elegir de qué manera se efectua el control pero en general el botón de velocidad no está pensado para cambios rápidos y menos mirando por el visor.

    Saludos, Miguel.

  7. Arnoldo dice:

    Un detalle en mi camara una reflex canon digital XTi y creo que en la mayoria los disparos predeterminados no te permiten tomar en formato raw, lo que ha sido una buena razón para disparar manual

  8. Franciz San Ru dice:

    Un saludo y enhorabuena!!!
    Hace tiempo que soy aficionado a la fotografía como expresión. Siempre he tenido cámara de fotos, analógica, digital compacta, hace muy poquito (un año) reflex digital y ahora hace días una bridge. Hasta que he enconttado esta magnífica página y después de hacer un cursillo,las posiciones manuales eran un poco complicadas para mi, luego una vez entendidas, me medio obsesioné con ellas y casi aborrecí las automáticas, pero ahora una ve más gracias a vosotros, veo que el modo se debe adecuar a lo que ocurra en ese momento, la urgencia de la toma o la preparación de ella.
    Muchas gracias por los aportes de vuestra experencia que me está sirviendo de “muy mucho”.
    Un saludo.

  9. Me parece muy interesante su explicación. Me gustaría dominar más mi cámara, es decir, hacer uso de los controles manuales, porlo que por lo general lo hago con los controles automáticos.
    Una pregunta para quien quiera contestármela, por qué mi cámara cuando voy a tomar una fotografía con flash emite varias veces luz y luego la tira para hacer la foto. Qué debo hacer para que esto no suceda por que me distrae al cliente dado a que se prende el flash varias veces.
    EXCELENTE.
    GRACIAS.

  10. Juan dice:

    Creo que el motivo por el que el flash lanza unas ráfagas es porque la cámara lo utiliza para enfocar, sobre todo cuando hay poca luz. Otra posibilidad es que tengas el flash en modo de reducción de ojos rojos. Si alguien sabe algún otro motivo supongo que te podrá ampliar la información

  11. ferpatagonia dice:

    Hola exelente esta pagina, soy aficionado y tengo una reflex Nikon 3100, tengo problemas, en el autofoco cuando utilizo el macro,debo utilizar el enfoque manual, puede que el autofoco de esta camara no sea tan exacto??’

  12. Soyade dice:

    SIGUIENDO EL CONSEJO DE OVEJA LLEGUE HASTA AQUI . MUY BUENO TODO LO QUE EXPLICAN EXCELENTE TODA LA INFORMACION BRINDADA , LA VERDAD QUE CON UN POQUITO DE DEDICACION E INTERES CREO QUE PODEMOS APRENDER DE FOTOGRAFIAS … GRACIAS POR COMPARTIR SUS CONOCIMIENTOS .

  13. lamony dice:

    Puede ser que la canon sx500 no cuente con opciones como paisaje, escena nocturna, etc? Cuando la compré leí que decía 35 modos de escena… pero resulta que en realidad en modo automático, es la cámara la que selecciona solita entre esos modos… aunque por los avisos que pone la cámara, siempre me da la sensación que escoge mal.. porque saco paisajes y el aviso me pone que seleccionó macro…

    • Por lo que he podido leer, se trata de una cámara que te ofrece la posibilidad de utlizar modos semi-automáticos (prioridad a apertura y a tiempo de exposición) y manual.

      Si no estás muy contento con el resultado que ofrece el modo automático, ¿por qué no te lanzas al uso de modos semi-automáticos o completamente manual?

      Ciao

  14. redmarcelo dice:

    Hola
    Me he devorado cada uno de los capítulos del curso y hasta el momento me han servido muchísimo.
    Sobre este capítulo, he practicado comenzando con los modos semiautomáticos, donde he recogido lo visto en apartados anteriores en lo referente al histograma y los datos exif, para luego una vez hecha la foto en esos modos (semiautomáticos) y analizada la información de la toma, he ido variando algunos de esos parámetros ya en modo manual y los resultados han sido sorprendentes (para mi propia sorpresa, valga la redundancia).
    He aprendido mucho de la propia experiencia, de analizar la información de mis propias fotos y, por su puesto, de la prueba y del error.

    Sólo quise compartir mi humilde experiencia. Un gran saludo a todos desde Santiago de Chile.

Opina