3 Consejos para Aumentar el Rango Dinámico de tu Cámara

aumentar-rango-dinamico-1

¿Cuántas veces has intentado fotografiar una bonita puesta de Sol y lo único que has conseguido es un primer plano totalmente negro, o un cielo quemado totalmente blanco?. Esto es porque el contraste que hay en la escena supera al rango dinámico del sensor de nuestra cámara.

El rango dinámico es la cantidad de tonos o niveles de luminosidad que tiene un sensor para captar detalle en una fotografía, desde las altas luces a las sombras. Cuánto mayor rango dinámico tenga mayor cantidad de tonos captará, y por lo tanto será capaz de registrar el detalle en las zonas con más luminosidad y en las zonas más oscuras en una sola fotografía.

Cuanto menor contraste tiene una escena, más fácil es captar todos los tonos que aparecen en ella. Por ejemplo, un día nublado, en el que la luz es suave y no genera sombras muy oscuras. La escala tonal es reducida y podremos captar detalle desde las zonas con más luz hasta las zonas en sombra.

El problema viene cuando el contraste en la escena es grande, por ejemplo, un día soleado. Aquellas zonas donde el Sol ilumina tienen mucha más luz que aquellas que quedan en sombra.

A continuación te voy a contar lo que puedes hacer para solucionar situaciones complicadas con mucho contraste.

1. Derechear el histograma

Esta fotografía apenas tiene sombras, pero si quiero asegurarme de tener información en la parte inferior de la roca es interesante derechear el histograma.

Esta fotografía apenas tiene sombras, pero si quiero asegurarme de tener información en la parte inferior de la roca es interesante derechear el histograma.

Esta técnica no aumenta el rango dinámico en sí, pero sirve para sacarle el máximo rendimiento a nuestro sensor. Recuerdo cuando daba mis primeros pasos en el mundo de la fotografía que no tenía claro si una fotografía estaba bien de luz o no. Las repasaba en el ordenador y no sabía tener un criterio.

Con la técnica del derecheo del histograma tenemos un criterio que podemos seguir a la hora de realizar una medición, el cual nos garantiza que vamos a obtener la máxima información posible de esa fotografía.

Para ello, lo primero es conocer cómo funciona el histograma. Tenemos que saber que en la parte de la derecha del histograma, donde se encuentran las zonas más claras de la foto es donde tenemos la máxima información. De manera que si nuestra fotografía nos queda subexpuesta estaremos perdiendo información.

A la hora de medir, lo hago en el cielo, que es la zona más clara y sobreexpongo hasta que el histograma llegue a la derecha. Como hemos visto en la fotografía anterior, en el ordenador solamente tengo que bajar la exposición para llevar cada tono a su lugar.

A la hora de medir, lo hago en el cielo, que es la zona más clara y sobreexpongo hasta que el histograma llegue a la derecha. Como hemos visto en la fotografía anterior, en el ordenador solamente tengo que bajar la exposición para llevar cada tono a su lugar.

Si la fotografía no tiene mucho contraste, conseguiremos tener toda la información en la parte derecha. Sin embargo, en situaciones de mucho contraste, el histograma irá de un extremo a otro. Al derechear nos aseguramos que la zona de las sombras tenga la máxima información posible. De lo contrario, quedarían demasiados oscuras y al levantar las sombras aparecería ruido.

Si a pesar de derechear, el rango dinámico de la escena supera al rango dinámico del sensor, no nos quedará otra opción que salvar las altas luces o las sombras. Y si nuestra intención es conseguir una fotografía que no tenga partes quemadas ni zonas negras, entonces podemos probar otras técnicas que voy a comentar a continuación.

2. Uso de filtros

Fotografía tomada durante un amanecer, con el Sol en la espalda, por lo que la fotografía apenas tiene contraste y es fácil de realizar. Sin embargo, he tenido que utilizar un filtro degradado inverso de 2 pasos para contrarrestar la luz del cielo con la del reflejo. La foto está tal cual de cámara con los ajustes básicos de contraste.

Fotografía tomada durante un amanecer, con el Sol en la espalda, por lo que la fotografía apenas tiene contraste y es fácil de realizar. Sin embargo, he tenido que utilizar un filtro degradado inverso de 2 pasos para contrarrestar la luz del cielo con la del reflejo. La foto está tal cual de cámara con los ajustes básicos de contraste.

Aparte de los filtros que todos conocemos como el UV o el Polarizador, existen una serie de filtros degradados de densidad neutra. Estos filtros tienen una parte oscura y otra transparente. La parte oscura simplemente resta luminosidad, sin alterar los colores, lo cual reduce el contraste de la escena.

De manera que, cuando tenemos un cielo muy luminoso podemos colocar un filtro de densidad neutra para conseguir tener detalle en la parte inferior y en el cielo.

Los filtros degradados están clasificados en función del número de pasos de luz que restan. De manera que dependiendo del contraste de la escena elegiremos uno u otro.

Vemos que sin el filtro degradado el cielo se quema. Si medimos en el cielo, entonces el reflejo saldrá muy oscuro. En esta ocasión podríamos haber salvado la foto puesto que no hay mucho contraste. Al utilizar un filtro en la foto anterior hemos conseguido un archivo con más información que en éste.

Vemos que sin el filtro degradado el cielo se quema. Si medimos en el cielo, entonces el reflejo saldrá muy oscuro. En esta ocasión podríamos haber salvado la foto puesto que no hay mucho contraste. Al utilizar un filtro en la foto anterior hemos conseguido un archivo con más información que en éste.

La manera de usarlos es muy sencilla. Si hemos medido la luz sobre el cielo y hemos derecheado, y a pesar de esto la parte inferior sale oscura usaremos un filtro degradado. Si colocamos un filtro que resta dos pasos en el cielo, tendremos que aumentar dos pasos la exposición. Con esto conseguimos tener el cielo exactamente igual que en la fotografía anterior, pero en la parte inferior tendremos cuatro veces más de luz (un paso más de luz implica el doble de luz).

3. La técnica del HDR (High Dynamic Range)

En ocasiones, a pesar de utilizar filtros, como es el caso de esta fotografía, tenemos una zona muy concreta de luz que no podemos captar toda la información. Son situaciones de mucho contraste localizado en una zona. Una opción es realizar varias tomar y unirlas para hacer un HDR. Como se puede observar, el resultado es totalmente natural, y simplemente hemos conseguido que la zona del cielo con más luz siga teniendo detalle.

Si no disponemos de filtros entonces podemos utilizar la técnica del HDR que consiste en disparar varias fotografías cambiando la exposición en cada una de ellas. Empezaremos por medir la luz en la zona con más luz, ajustar los parámetros y disparar. De esta manera conservamos toda la información en las altas luces.

Después podemos ir reduciendo la exposición un paso e ir tomando fotografías, hasta que obtengamos una en la que la zona más oscura tenga luz suficente. Al utilizar esta técnica, en cada fotografía tendremos la máxima información en cada una de las zonas con distinta luminosidad.

Para juntar las fotografías necesitamos un programa que las fusione de manera que como resultado nos dé una fotografía bien iluminada en todas sus zonas. Para ello existen programas como Photoshop o Lightroom que son capaces de hacerlo. Lightroom, incluso es capaz de crear un HDR a partir de archivos RAW y como resultado obtienes un archivo DNG, que es el formato de RAW genérico.

Esta técnica tiene una desventaja y es que el hecho de disparar varias fotografías implica que lo que vamos a fotografiar debe ser estático. Si se está desplazando las fotografías serán diferentes y al fusionarlas nos aparecerá un efecto fantasma. Si es un paisaje donde las nubes se mueven no hay problema, pero si aparecen coches que se desplazan podemos tener el mismo coche varias veces en la fotografía final.

Se han utilizado tres fotografías con diferentes exposiciones. Se podría haber usado la foto del medio para conseguir la foto, puesto que el cielo tiene detalle, pero las rocas del fondo están demasiado oscuras, por lo que aparecería ruido al levantar las sombras.

Se han utilizado tres fotografías con diferentes exposiciones. Se podría haber usado la foto del medio para conseguir la foto, puesto que el cielo tiene detalle, pero las rocas del fondo están demasiado oscuras, por lo que aparecería ruido al levantar las sombras.

Hay mucha gente que asocia el HDR con una fotografía irreal. Esto sucede porque la fotografía resultante tiene tanta información, tanto en las luces como en las sombras, que nos permite hacer un procesado a nuestro gusto. En un contraluz, por ejemplo, para obtener un resultado realista debe haber una zona iluminada y una zona de sombra. Con el HDR podemos ver la información que hay en las sombras, pero si en la fotografía final tenemos tanta luz en las sombras como en las altas luces el resultado será visualmente extraño, puesto que ni siquiera nosotros lo vemos así con nuestros propios ojos. La ventaja del HDR es poder recuperar la información, que de otra manera perderíamos.

Como hemos visto, lo primero es tratar de sacar el máximo rendimiento a nuestro sensor, sobre todo en situaciones complicadas de luz. Después disponemos de varias opciones, unas más baratas que otras, que nos ayudarán a conseguir, por fin, esas fotografías que siempre hemos pensado que eran imposibles de conseguir.

Sergio Arias Ramón, fotógrafo profesional especializado en viajes y naturaleza. Formación autodidacta centrado en la composición. Apasionado del blanco y negro donde encuentra su visión más personal. Puedes seguir sus trabajos en sergioariasfotografia.es y en facebook, twitter o instagram.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. Guilleont dice:

    Buenos consejos. El HDR es algo que experimenté mucho al principio y lo acabé dejando para ocasiones muy especiales porque crea un efecto muy irreal con mucho ruido y halos en la foto.
    Todo es cuestión de editarlo delicadamente y de la manera más natural, asi que al final opto por montar las fotos a mano en vez de recurrir a un software, o usar dos versiones del mismo RAW con distinta exposición y edición local por zonas.

    Es cierto que con el rango de las cámaras de hoy en día, sobre todo las Full Frame, pocas veces se hace necesario usar esta técnica a no ser que quieras un resultado muy exigente.

    Estaría bien un artículo sobre el “izquierdeo” del histograma en condiciones de poca luz como la fotografía nocturna donde la cámara tiende a sacar una foto más clara de lo que vemos en realidad y nuestra mayor preocupación es evitar que la foto salga movida y nuestra cámara pierda fuerza a ISOs altas, pues llevar el trípode a cuestas no siempre es posible o símplemente no nos apetece.

    • sgogon dice:

      si peque de ignorante al contestar corrijame gente por favor…

      en fotografia nocturna
      todo depende de que modo midas la luz y en donde la mides, lo mas importante, la apertura que permite tu objetivo, ya que la misma va a determinar el iso (generacion de ruido, perdida de rango dinámico y perdida de tonos en isos altos) que tengas que usar y el tiempo en el cual expongas, otra cosa es que es aconsejable disparar en Raw siempre que puedas.

      yo en modo uso preponderada o puntal para medir. matricial no por que la misma
      es un promedio de toda la escena y si es muy oscura en su mayoría va a
      sobre-exponer la toma. y la compensación a realizar es muy grande

      sub-exponer, si midiendo en las sombras.
      en cambio si mido en las altas luces, sobre-exponer
      ya que la cámara busca el gris medio o gris 18.

      teniendo en cuenta al realizar la compensacion de no quemar las luces altas (en caso de medir en las altas luces y sobre-exponer)
      y no empastar las sombras, en el caso de sub-exponer y medir el el area oscura.

      y como me enseñaron no hay mejor amigo que el histograma para saber cuanto hay que compensar la expocicion

      • sgogon dice:

        esto es aplicable a fotografía urbana y social nocturna, si la idea es fotografiar estrellas o la luna cambia ya que depende de la intensidad de la luz. la luna tiene mucha intensidad y las estrellas tienen poca intensidad
        y hay que ver que intensidad tiene el resto de la escena cosa que en el ultimo caso se puede compensar usando flashes o técnicas de iluminación y se hace mucho mas complejo de explicar jejejej en cada caso

  2. Rnst dice:

    Hola, lo primero felicitaros por vuestra web, de gran ayuda para principiantes, por ello quiero hacer una aclaración al artículo, que aunque para algunos será obvia, evitará errores a otros; al realizar varias exposiciones para montar un HDR, si partimos de la captura para las altas luces y vamos sobrexponiendo para captar las sombras, se debe hacer jugando o bien con la velocidad de obturación, o bien con el ISO, ya que si variamos el diafragma la profundidad de campo cambiara y las fotos no coincidirán a la hora del montaje.
    Perdón por la obviedad…

    • konkavo dice:

      Rnst, no es ninguna obviedad. Es algo que hay que decir alto y claro para que quién está aprendiendo aprenda, porque entiendo que el que ha escrito este artículo no lo ha hecho dirigido a los que ya saben.
      Y como bien dices, lo más recomendable es exponer la primera toma derecheando las altas luces y después ir aumentando exposición (no reduciendo como dice el artículo) para ir ganando luz en las zonas de sombra. Obviamente, en estas últimas tomas, las luces se nos quemarán. Y como tú Rnst dices, la forma de sobreexponer es vía velocidad o vía ISO. NO es recomendable usar la apertura.

Opina