Descubre El Plexiglass: Una Superficie Brillante Para Tus Fotos de Producto

Foto de producto con plexiglass - portada

Existen multitud de superficies que puedes utilizar a modo de superficie o fondo en tus fotografías. Hoy vamos a hablar de una que te ofrecerá grandes resultados para fotografía de producto. Se trata del plexiglass (como la conocen los anglosajones) y que en España puedes encontrar como metacrilato o acrílico.

En el artículo de hoy vamos a ver algunas de las propiedades de esta superficie, los resultados que puedes conseguir con su uso y algunos consejos para sacarle el mejor rendimiento posible. ¡No te lo pierdas!

Su Principal Característica: El Reflejo

El aspecto más destacado de este material, que normalmente se utiliza como superficie y no tanto como fondo de nuestras imágenes, es su nítido reflejo. Lo que lo convierte en una magnífica alternativa para fotografía de producto.

En el mercado existe en múltiples colores: transparente, blanco, negro, e incluso rojos, azules, verdes, etc. Pero, sin duda, las dos variantes más utilizadas en fotografía son el blanco y el negro. Destacando especialmente el uso de este último.

Aprovechando Y Cuidando Los Reflejos

Precisamente por tratarse de su principal característica, su capacidad reflexiva ofrece magníficos resultados, pero también debe cuidarse. Por ese motivo es muy habitual, que al fotografiar sobre esta superficie se utilicen paneles, bien blancos, bien negros, o incluso de otro color para que la superficie de reflexión e incluso el producto no se contaminen con otros colores.

Plexiglass - Reflejos no deseados

Si observas la imagen superior, te darás cuenta cómo sobre los anillos aparecen reflejos rojos, azules, negros y blancos procedentes de la escena en la que se realizó la fotografía. Algo que debería haber cuidado mucho más. :(

Plexiglass - Paredes y fondo blanco

Es muy habitual, por ejemplo, el uso de plexiglass negro como superficie y poliespán o cualquier otra superficie blanca en los laterales y tras el producto para evitar que éstos reflejen cualquier otro objeto o color presente en la sala, como puedes ver en la imagen superior izquierda, en la que se han neutralizado los reflejos con cartulina blanca.

Cuidado Con La Profundidad de Campo

Es posible que quieras fotografiar elementos de reducido tamaño y utilices esta superficie para fotografías macro, en ese caso, recuerda la reducida profundidad de campo que caracteriza a estas tomas. Las siguientes imágenes fueron tomadas todas con 105mm, f/10, 0,4 seg, ISO 100, pero variando ligeramente el plano de enfoque.

Plexiglass - Profundidad de campo

Para asegurar una buena toma, cierra diafragma, ajusta bien el enfoque, realiza varias pruebas, e, incluso, si no es posible conseguir suficiente nitidez en todo el producto en una sola toma, plantéate la posibilidad de aplicar bracketing de enfoque.

Limpia Bien La Superficie Y Si No Es Suficiente Recurre Al Procesado

Precisamente por tratarse de una superficie que refleja tanto la luz, cualquier tipo de imperfección, mancha o suciedad se aprecia rápidamente. Por eso es fundamental limpiar bien la superficie antes de su uso.

Plexiglass - eliminando defectos

Y, por supuesto, si a pesar de haberla limpiado, como es el caso de la fotografía superior izquierda, aprecias imperfecciones en las imágenes (me temo que es imposible que no aparezca alguna mota de polvo), recurre a la herramienta de eliminación de manchas de Lightroom para hacerlo de forma cómoda y efectiva.

Si tratas de jugar a las siete diferencias entre las dos imágenes superiores verás como la izquierda contiene algunas motas de polvo, una pequeña hebra en el reflejo de la sortija derecha y alguna imperfección por suciedad de la lente. La de la derecha, sin embargo, se muestra inmaculada.

La Iluminación Es Fundamental: Tamaño, Dirección Y Dominante

Como en el resto de fotografía, aunque en el caso de la fotografía de producto es aún más importante, es esencial que cuides la iluminación de la toma y optes por el empleo de fuentes de luz de mayor tamaño que el objeto para ofrecer una iluminación suave y homogénea.

Para ello, como ya sabes, puedes ayudarte de elementos como paraguas, softbox, etc., que te permiten incrementar el tamaño real de la fuente de luz.

También debes valorar la dirección de la fuente de luz, por si quieres una iluminación lateral, frontal, cenital, etc. El resultado logrado será radicalmente distinto.

Plexiglass - Cambio luz

Y, por supuesto, ten muy en cuenta, no sólo la dirección, sino el rebote de la luz. En las imágenes superiores únicamente se varió el ángulo de incidencia de la luz y el rebote de la misma a través de la inclusión o no de las cartulinas blancas que mostrábamos anteriormente. Observa qué resultados tan diferentes.

Además del tamaño de la fuente para lograr una iluminación más suave, otro aspecto que puedes querer trabajar es dar alguna tonalidad concreta a la misma, a través de algún gel. Puede ofrecer resultados muy interesantes.

¿Quieres Probarlo? Busca en Amazon

Si quieres darle una oportunidad a esta superficie, te recomiendo que hagas como yo y adquieras una superficie económica y de no demasiado tamaño. Salvo que estés pensando en fotografiar objetos de gran tamaño, que necesitarías planchas más voluminosas.

Plexiglass - Producto

Yo me decanté por esta opción de Amazon por menos de 30 Euros, que consiste en dos láminas de plexiglass de 30x30 cm, una blanca y otra negra y que incluyen también unas patas que se ajustan magnéticamente a la superficie de las láminas por si prefieres que la superficie tenga cierta elevación.

Así podrás probar con ambos colores y ver cómo se comporta esta superficie en tus imágenes de producto.

Y, por supuesto, como siempre, muéstranos tus imágenes para admirarlas y poder contar con nuevas ideas que poder tratar de simular en la que basarnos para nuestras próximas creaciones.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. Redd.zx dice:

    En un tutorial vi una vez que utilizaban un tablet con el mismo resultado, que seguro ya tenemos por casa uno.

  2. jslsvg dice:

    magnífico artículo, gracias por compartir

  3. konkavo dice:

    Gracias Javier por compartir.
    ¿Cómo evitas tus propios reflejos? Si la superficie que vas a fotografiar es curva, como es el caso de los anillos, aunque cubras los laterales y la parte de atrás para que no le llegue luz parásita por esos lados, cómo evitas que tu propia cámara no salga?
    En Navidad, cuando la gente hace fotos a la típica bola de árbol, no entiendo cómo consiguen no salir reflejados en la bola.
    Un saludo

    • Hola konkavo, pues efectivamente, el tema de los reflejos es tremendamente peliagudo. Lo que yo he buscado ha sido rodear la superficie con la mayor cantidad de papel blanco (creándome casi una softbox de papel blanco) y así lograr que únicamente se refleje blanco, salvo la parte del objetivo, que he procurado situarla en un ángulo de incidencia que no fuese muy visible en el reflejo.

      Me temo que en las fotos de Navidad que mencionas siempre hay un poco de Photoshop para evitar los reflejos. Cuando la superficie es esférica difícilmente se pueden combatir todos los reflejos y al menos yo no conozco otra solución que la edición posterior.

      Muy interesante tu duda como siempre.
      Ciao

Opina