Manual vs TTL: ¿Qué Modo Del Flash Elegir?

Hace poco os presentábamos un artículo con 5 fantásticos flashes TTL por menos de 90 Euros. Sí, flashes con funcionalidad TTL por menos de 100 Euros. Ya quedaron atrás los tiempos en los que sólo los flashes de marcas de cámaras y algunas otras marcas tradicionales de iluminación ofrecían estos flashes por no menos de varios cientos de Euros. Con estos precios, ¿quién no se decanta por comprar un flash TTL? Obviamente, prácticamente todos, ¿verdad?

Sin embargo, aún teniendo un flash TTL, no siempre es recomendable disparar utilizando este modo. A veces, incluso disponiendo de esta posibilidad, es preferible configurar tu flash en manual. Por este motivo, he pensado que podría ser oportuno resumirte las ventajas y desventajas de uno y otro modo y que así puedas utilizar en cada situación el modo más adecuado, ¿quieres conocerlas? Pues quédate conmigo.

Recordando Qué Es El Modo TTL

Flash modo TTLAunque ya lo hemos comentado en múltiples artículos, vamos a recordar qué es el modo TTL. Las siglas vienen de Through The Lens, porque a través de este modo, mediante un pre-destello y la medición de la exposición que produce éste sobre la imagen y que es recibido a través de la lente de nuestro objetivo. Tras este pre-destello, la cámara y el flash se comunican y calculan la intensidad precisa que deberá emitirse en el destello final, que se produce, apenas unos milisegundos después, para lograr una exposición correcta de la escena.

De este modo, no es necesario realizar cálculos sobre el NG de nuestro flash, o tener en cuenta la potencia a la que estamos disparando, la distancia al sujeto iluminado, el uso de modificadores de la luz, filtros, etc., sino que nuestro flash realiza todos estos cálculos en base al citado pre-destello y determina la potencia exacta que el destello final requiere para una exposición perfecta. Si quieres más detalles, te recomiendo que revises el artículo sobre modos de disparo de nuestro flash.

¿Cuál Es Son Las Características de Ambos Modos?

Después de haber recordado cómo funciona el modo TTL y todos los cálculos que hace por nosotros, ¿quién podría querer utilizar el modo manual? Pues, aunque te parezca mentira, en función de la escena y situación, voy a demostrarte que cada uno de los modos resultará más apropiado. Veamos los puntos fuertes y débiles de cada modo, ¿te parece?

Características del Modo Manual

  • Ofrece el mayor control posible en cuanto a la intensidad que emite el flash.
  • Además, es el modo adecuado para aprender todo lo necesario sobre iluminación: intensidad, cobertura, calidad, dirección, etc. de la luz.
  • Es posible obtener el máximo nivel de potencia de tu flash.
  • Es posible emplearlo con cualquier modelo de flash y cámara (pues no es necesario un tipo de comunicación concreto entre ambos).
  • Proporciona un comportamiento mucho más predecible que el disparo en TTL.
  • Resulta el modo más apropiado cuando no hay variación de distancia entre sujeto y flash y se van a realizar múltiples tomas con esta misma configuración. Eso sí, exige varios intentos iniciales, o bien el uso de fotómetros, para determinar la intensidad adecuada.
  • Si se desea disparar de forma inalámbrica, los sistemas de comunicación disponibles son mucho más económicos.

Características del Modo TTL

  • Aunque se delega el control de intensidad en el flash, existe la posibilidad de compensarlo para ajustar el resultado que deseas obtener.
  • La emisión de pre-destellos hace que la potencia final mengüe, aunque no excesivamente.
  • Para su empleo, es preciso que cámara y flash dispongan de este modo y que sean compatibles.
  • Cuando se emplean modificadores, filtros, etc., no exige tener en consideración nada en especial. El flash realiza los cálculos teniendo en cuenta estos aspectos sin ningún problema.
  • Es un sistema rápido y apropiado para situaciones cambiantes en las que la distancia flash-sujeto no se mantiene, o en aquellas otras en las que es difícil de calcular (flash rebotado, por ejemplo).
  • A pesar de que este modo haga todos los cálculos por ti, es necesario saber cómo funciona y qué tipo de medición realiza para no arruinar tus fotos. También es necesario conocer las características de nuevos modos como el TTL-BL que han sacado los fabricantes y que presentan diferencias sobre el tradicional TTL.
  • Si se desea disparar de forma inalámbrica, los sistemas de comunicación existentes resultan más caros, aunque con actores como Yongnuo o Cactus, los precios están reduciéndose considerablemente.

Por último, déjame que acabe con una característica común de ambos modos: recuerda que cuando disparas con flash, debes tener en cuenta que manejas dos iluminaciones: natural/ambiente y artificial. Es importante saber cómo trabajar con ambas y qué parámetros de tu cámara afectan a una y/o a otra. ¿No lo sabes? Echa un vistazo al último apartado de Todos Los Secretos Sobre el Destello del Flash de Mano.

Conclusión: Si Tienes Tiempo, Usa El Modo Manual

Tras todo lo dicho, mi conclusión y la de muchos otros que han trabajado durante un cierto tiempo ya con flashes, es la siguiente: si tienes tiempo para preparar la toma y ajustar la iluminación de la imagen, no lo dudes, dispara en manual. Lograrás exactamente el resultado que deseas (quizás no a la primera) y, lo mejor de todo, irás adquiriendo un mayor dominio de la iluminación artificial, que te ayudará a ser cada vez más rápido y preciso. Es el caso de la siguiente imagen. ¿Quiéres saber cómo se hace?

Si no es el caso, estás trabajando en fotografía de eventos, o fotografiando a niños que no paran quietos y no tienes la posibilidad de repetir múltiples tomas manteniendo distancia entre sujeto y flash, trabaja en TTL. Eso sí, valora si es preferible usar TTL-BL, o si por el resultado que estás buscando, es apropiado compensar (normalmente a la baja) la medición del flash.

A pesar de mi preferencia por el modo manual siempre que puedas, si puedes, adquiere flashes con funcionalidad TTL (si no todos, que al menos alguno de tus flashes disponga de esta opción). ¿Por qué? Pues porque sólo así podrás tener la posibilidad de elegir este modo o el manual, en función de cada situación. Con flashes manuales sólo podrás disparar en manual.

¿Y tú qué?, ¿qué modo es el que más utilizas?, ¿por alguna de las características mencionadas o por otra que hemos pasado por alto?, ¡cuéntanos!

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. konkavo dice:

    Tu comparación entre el flash TTL y manual es la misma que se pueda hacer entre el modo de exposición automático o manual de una cámara. Dejar ciertas cosas bajo el control de los automatismos de la cámara/flash tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Lo importante es conocerlos y decidir qué te interesa.

    Recomendar, como en este artículo, que la gente se compre flashes TTL es como recomendar que la gente se compre cámaras con modo automático porque éste lo hace todo por nosotros. A que suena raro, aunque sea verdad.

    Un saludo.

    • Konkavo, aprovechando tu símil, ¿comprarías una cámara sólo con modos manuales o una que te ofrece modos manuales y automáticos (por una diferencia de precio no desorbitada, claro)?

      Esto es lo que yo recomiendo, si el flash que te ofrece tanto modo manual, como TTL, no es mucho más caro que el que sólo te ofrece modo manual, no lo dudes, compra un flash con la opción de TTL.

      No es que yo recomiende disparar siempre en TTL. Pero sí recomiendo disponer de un flash TTL para aquellas situaciones en las que por la imposibilidad de preparar la toma, o por los cambios en la misma, se hace imposible disparar en manual.

      Para el resto de tomas, perfecto, dispara en manual y controla y domina la iluminación artificial a tu antojo. Pero, en aquellas en que es imposible por cuestión de tiempo manejar estos parámetros, o tienes un flash TTL, o debes poseer una pericia o, me atrevería a decir que mucha suerte, para lograr un buen resultado.

      Ciao

      • nir Ekdes dice:

        La palabra automático se volvió un insulto en el mundillo de la fotografia como la palabra Reflex una santificación. Lo entiendo para los que trabajan en estudio el resto tendríamos que aprender a sacarles el jugo a estas herramientas.

      • konkavo dice:

        Hola Javier. Si yo solo lo decía porque me resultó extraño ver en una web de fotografía que se recomiende el uso del modo automático cuando no se sea capaz de controlar el modo manual.

        Yo soy un gran defensor de los modos automáticos pero me parecía que al recomendar el modo TTL (automático) se estaba yendo contra la corriente generalizada en el mundo de la fotografía de disparar siempre en manual.

        • Hola otra vez konkavo,

          sólo estoy recomendando el modo TTL cuando no tengas tiempo para configurar adecuadamente el manual.

          Hasta el más profesional de los fotógrafos hace uso de este modo en aquellas situaciones en las que no podrá disponer de tiempo para ajustar al milímetro la intensidad del flash, o la distancia al sujeto estará variando continuamente.

          Ciao

  2. oscarlei dice:

    Yo siempre utilizo el flash en manual, y no he tenido inconvenientes. Todo es cuestión de reconocer el ambiente y hacer los ajustes de lugar. Si necesito reajustar en algun momento, uno o dos disparos de prueba son suficientes, aunque por lo regular no los necesito. Aunque me parece que la diferencia la hace la práctica del oficio, lo que sí debemos saber diferencial es el trabajo de la fotografía comercial y la artística, sin que signifique que no puede ser artística una fotografía comercial.

  3. alejogerosa dice:

    Fuera de cámara, manual.
    Sobre la cámara me da casi lo mismo una u otra forma, con preferencia por el manual que expone siempre igual.
    En situaciones cambiantes, ttl.
    Saludos

  4. konkavo dice:

    Yo sigo sin entender una cosa. Decís que en situaciones cambiantes en las que parece difícil controlar la iluminación preferís el modo TTL. Supongo que porque creéis que el modo TTL sí que controlará esa iluminación. Siendo así, ¿por qué no usáis el TTL también en las situaciones no cambiantes? Entiendo que si el TTL es capaz de controlar las situaciones difíciles también lo hará en las situaciones fáciles.

    • El uso del TTL no es porque vaya a entender mejor que nosotros la escena, sino porque mediante el pre-flash será capaz de ajustar en milisegundos la intensidad de cada toma en función de la distancia al sujeto y la apertura de diafragma e ISO elegido.

      El modo TTL no será mejor midiendo y ajustando la intensidad que un fotógrafo experimentado, de hecho, será peor. Pero sí será mucho más rápido. Y eso, en situaciones en las que no hay pie a realizar una segunda fotografía, y las condiciones de cada toma cambian, es esencial.

      Ciao

Opina