La Fotografía de Producto para Publicidad: una Guía Rápida

[www.rubenchase.com]

¿Qué es la fotografía de producto? Como su nombre indica, es un tipo de fotografía que se centra en presentar con fidelidad todos los atributos de determinado objeto, así como la forma, el color, la textura, la transparencia o ausencia de ella, etcétera. A primera vista puede parecer sencillo, pero iremos viendo que no lo es tanto.

¿Y qué es la fotografía de publicidad? Es aquel tipo de fotografía destinada a enseñar un producto o servicio, de la forma más atractiva posible, con el objetivo de guiar al espectador hacia su adquisición.

Entonces, ¿Qué es la fotografía de producto para publicidad? Un auténtico dolor de cabeza Una apasionante aventura, en la que tendremos que representar un objeto con fidelidad, además de hacerlo atractivo visualmente, guiar al espectador hacia su adquisición, y al mismo tiempo destacar ciertas características subjetivas sobre él, que la agencia de publicidad con la que trabajemos nos marcará previamente.

Qué... aventura. Sí, eso.

Representar el Objeto con Fidelidad

¿Qué significa esto? Muy fácil. Significa que si un paquete de salchichas trae 6 unidades de 20g. cada una, en su anuncio publicitario no pueden aparecer más de 6, ni parecer más grandes de lo que son. Es decir, que no podemos exagerar a la alta (Pero sí a la baja, dependiendo de las circunstancias).

Debemos tratar de construir un bodegón (Porque seamos claros, la fotografía de producto es un bodegón, aunque así no suene tan fancy), que no exagere ninguna de las características del producto principal, pero que aún así, lo haga parecer atractivo. Esto se consigue trabajando con el color, la iluminación y... mucha paciencia.

En muchas ocasiones, la fotografía de publicidad debe ser una serie, es decir, que debe tener una estética exactamente igual en varias fotos de una campaña. ¿Alguna vez habéis visto, por ejemplo, los envases de las pizzas? Todos son prácticamente iguales, pero cambian los ingredientes de los bodegones traseros, y los de la propia pizza. Tienen el mismo ángulo de cámara, la misma iluminación, los mismos esquemas de color...

¿Cómo llegamos a esto?

Pues con un esquema de iluminación que permita cambiar únicamente los productos que tenemos delante de la cámara, y que los ilumine de una manera exactamente igual. Es decir, en un estudio. Usando flashes o luz continua, pero no podemos permitirnos trabajar con luz natural en este tipo de imágenes, por bonita que esta pueda quedar, ya que con el tiempo, la luz cambia según la hora del día, época del año, etc.

Esto es igualmente válido para hacer catálogos, y no sólo publicidad.

Vamos con un ejemplo práctico:

Como veis, estas seis botellas tienen el mismo esquema de iluminación (Son fotografías verticales independientes, aunque después se han unido en una sola imagen por motivos editoriales).

¿Cómo se ha conseguido esta iluminación? Aquí os dejo el esquema detallado:

Nota: La sensibilidad mínima de mi cámara (Nikon D90) es ISO200. Trabajando con flash en fotografía de producto, debemos siempre trabajar a la sensibilidad mínima que la cámara permita, para reducir el ruido, y evitar cualquier tipo de luz parásita.

Es importante darnos cuenta de que cualquier objeto reflectante (Cristal, metal, etcétera), va a reflejar absolutamente todo lo que tenga alrededor. Incluida la cámara, los pies de los trípodes, e incluso tú mismo, apretando el disparador.

Esto puede solucionarse siguiendo estos pequeños consejos:

  • Utiliza un estudio pintado de gris neutro. Además de reducir los reflejos indeseados, elimina cualquier dominante cromática no deseada. Eso de los estudios blancos es sólo para reportajes de moda. Hacedme caso, soy Batman.
  • Utiliza luz de flash, y apaga cualquier otra luz, si puedes tapiar las ventanas o poner cortinas de terciopelo negro, mejor.
  • No dejes que las luces reflejen directamente, utiliza reflectores o difusores, así evitarás "quemazos" en las fotografías. La luz de flash es muy puñetera con los reflejos.

¿Cómo representar un objeto con fidelidad?

Vamos a seguir estos sencillos consejos, y en el 90% de las ocasiones no tendremos problemas:

  1. Utiliza objetivos normales o teleobjetivos (de 50mm para arriba), esto evitará las deformaciones en la perspectiva que producen los angulares a distancias cortas. ¡Recuerda que los teleobjetivos reducen la profundidad de campo! Así que los diafragmas cerrados son tu mejor baza. Entre f/11 y f/16 suelen ser los mejores valores, después, la difracción empieza a hacer de las suyas, con la subsecuente pérdida de calidad.
  2. Si tienes una cámara de banco óptico o un objetivo basculante (tilt-shift), no dudes en usarlo. Puedes conseguir profundidades de campo enormes a diafragmas muy abiertos.
  3. Reserva la luz dura para los objetos totalmente mates. Cualquier brillo puntual en una superficie reflectante no se ve con buenos ojos por parte de los espectadores. Quizás no sepan por qué, pero saben que hay algo en la imagen que les molesta. Tú, simplemente no lo hagas.
  4. Si un objeto es rugoso, utiliza luz de contra, eso ayudará a resaltar su textura.
  5. Las luces laterales aportan volumen a los objetos, creando luces y sombras. Anótate esto donde puedas verlo: Salvo que te lo pida el cliente expresamente, nunca, NUNCA pongas la luz principal en la misma dirección que la cámara si estás haciendo fotografía de producto.

¿Cuándo Podemos no Representar el Objeto con Fidelidad?

Cuando el briefing del cliente así lo permita, o lo pida expresamente. En la fotografía publicitaria importa más llamar la atención de los consumidores hacia la marca, que decir la verdad, toda la verdad, y nada más que la verdad, señoría. Para prueba un botón:

Esto lo hice como una especie de apuesta, ninguna marca me ha pagado por hacerlo, que vaya por delante. Pero creo que ayuda a entender la diferencia entre la publicidad "fiel" y la publicidad "creativa".

La Subjetividad del Color

El color debería ser una de nuestras máximas preocupaciones a la hora de planear un shooting para publicidad.

El color del producto anunciado no podemos variarlo, mas que suaves correcciones de brillo, contraste, o eliminar dominantes cromáticas no deseadas. ¿Entonces qué es lo que podemos cambiar?

La zona más importante es el fondo. Dependiendo de lo que queramos transmitir, podemos utilizar una serie de estrategias típicas:

  • Color complementario con el producto (por ejemplo, naranja y azul): Hace destacar el producto sobre el fondo, aportándole exclusividad
  • Color suplementario con el producto (por ejemplo naranja y amarillo, o azul y verde): Hace que el espectador instintivamente "busque" el producto, y por tanto se fije más en él
  • Color blanco o negro (Técnicamente no son colores, ya que carecen de saturación): El blanco da un aspecto mundano al producto, da la sensación de que es barato. El negro aporta la sensación contraria. Jamás veréis un anuncio de un perfume de frasco pequeño sobre fondo blanco.

Vamos a ver estas diferencias:

Fijaos como la sensación que produce el bodegón es totalmente diferente. El único problema es la sensación de oscuridad que tiene el líquido. Esto puede solucionarse en postproducción, o colocando un reflector blanco o plateado, detrás del líquido, estratégicamente colocado para que no se vea a través del cristal, dependiendo de qué sea lo que nos ocasione menos problemas.

La Psicología de la Imagen

En cierta ocasión, me pidieron unas imágenes que mostrasen unas magdalenas de chocolate. Una versión que se tratase de un desayuno, y otra versión que fuese una merienda. Aquí tenemos que tener en cuenta varios factores:

  • Tipo de iluminación
  • Atrezzo utilizado
  • Fondo utilizado
  • Temperatura de color dominante

Se entenderá mejor con un ejemplo práctico:

magdalenas-merienda

Regla Final y Consejo Definitivo

Photoshop ayuda, pero no es mágico. La fotografía de base tiene que ser buena, para que el anuncio sea bueno. Vamos, que te tienes que tirar más horas en el estudio, que delante del ordenador.

¿Y tú? ¿Has hecho algún anuncio últimamente? ¡Déjalo en la sección de comentarios!

Rubén "Chase" Carbó, Vigo, Pontevedra (1990). Titulado como profesor de educación física, trabaja como editor y retocador profesional de fotografía. Además de su desarrollo profesional, crea imágenes personales de temática más libre y surrealista. Puedes ver su trabajo en: web, facebook, instagram.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. Borja Mejias dice:
  2. joozte dice:

    Muy buenos consejos, los aplicaremos en http://www.fotografiadeproductos.es

Opina