Qué es la Hora Azul y Cómo Sacarle el Máximo Partido

image1

Cuando salimos a fotografiar es interesante tener claro qué tipo de luz necesitamos para obtener esa fotografía que tenemos en la cabeza, por lo que elegir el momento del día adecuado es importante.

Uno de los momentos donde la luz aporta gran protagonismo a las fotografías es la "hora dorada", cuya luz cálida y suave crea una atmósfera que ya nos gustaría tener siempre. Sin embargo, ¿qué sucede después? la respuesta es la hora azul.

La hora azul, como su nombre indica, es ese momento justo después (en el caso de la puesta de sol) de la hora dorada, cuando el cielo ha perdido prácticamente esos tonos naranjas y amarillos y empieza a predominar un azul intenso. Una característica de la hora azul, es que por el horizonte por donde se ha puesto (o ha salido) el sol tenemos un degradado tonal de azul a naranja.

Ese azul del cielo se va oscureciendo poco a poco por lo que es obligatorio disponer de un trípode para poder hacer fotografías. A nuestros ojos incluso parece de noche, sin embargo, con una exposición de varios segundos comprobaremos que aún hay luz suficiente en el cielo como para poder seguir realizando fotografías.

Este momento es muy útil para realizar cierto tipo de fotografías que no se pueden realizar en ningún otro momento del día con resultados óptimos.

La Luna

image2
La luna llena sale pocos minutos después de ponerse el sol, por lo que la luz ambiente es suficiente para que podamos exponer la luna con detalle.

Por ejemplo, la hora azul es ideal para fotografiar la luna cuando está cerca del horizonte, puesto que hay suficiente luminosidad como para poder exponer bien la escena, sin que la luna esté sobreexpuesta, o como se suele decir, sin que se queme. De esta manera, obtenemos un paisaje con detalle en la luna. Esto también se puede realizar durante la hora dorada, pero siempre por el lado opuesto al que se encuentra el sol, obviamente.

Hay que decir que no es necesario que la luna esté a la altura del horizonte, aunque se suele aprovechar esta circunstancia puesto que se puede jugar con ella para introducirla en el encuadre.

Fotografía Urbana

El momento de luz es ideal, puesto que la luz artificial no contrasta con la luz de ambiente

El momento de luz es ideal, puesto que la luz artificial no contrasta con la luz de ambiente.

Otra situación para la cual la hora azul es ideal es para realizar fotografías urbanas. En estas situaciones, conforme se hace de noche, el alumbrado público comienza a encenderse, iluminando las calles y monumentos. De normal, si realizamos una fotografía por la noche, lo que sucede es que el cielo está negro, no obtenemos nada de detalle por lo que la fotografía no queda del todo bien. Sin embargo, si realizamos la misma fotografía durante la hora azul, el cielo tendrá color, teniendo una fotografía mejor expuesta y con más valor compositivo.

El momento ideal para realizar este tipo de fotografías es justo cuando encienden tanto las farolas como los edificios y monumentos, ya que la diferencia de luminosidad entre el cielo y dicha luz es menor. Es a partir de ahí, cuando la diferencia lumínica se acentuará, ya que el cielo estará cada vez más oscuro, y las farolas serán más luminosas, por lo tanto dispondremos de unos minutos hasta que el resultado comience a empeorar.
image4
En esta fotografía ya empezamos a tener problemas, puesto que la luz ambiente empieza a disminuir, por lo tanto las zonas más iluminadas por la luz artificial empiezan a quemarse. 10 minutos antes la luz era perfecta.

Fotografía de Naturaleza

La paleta de colores generados por esos tonos azules y naranjas crea momentos inolvidables.

La paleta de colores generados por esos tonos azules y naranjas crea momentos inolvidables.

Si ya comentamos en su día que la hora dorada era un momento que todo fotógrafo de naturaleza no podía perderse, la hora azul no lo es menos. Quizás es menos espectacular, sin embargo, esas tonalidades que ofrece el horizonte y ese azul tan intenso que conserva el cielo, permite obtener fotografías muy vistosas.

Retratos

Si estamos haciendo retratos, no hay nada mejor que la hora dorada, sin embargo, durante la hora azul podemos seguir realizando fotografías utilizando un flash de relleno. De esta manera podemos exponer para que el cielo siga teniendo esos tonos azules y naranjas, y utilizar el flash para que el modelo esté perfectamente iluminado.

¿Cuándo Empieza y Cuándo Acaba?

image6
La frontera entre la hora azul y la hora dorada es difícil de establecer, es decir, hay ocasiones en las que la transición de una a otra es muy marcada y otras en las que parece que se entremezclan. Por ejemplo, una nube que se cruza en el camino del sol justo en el momento clave puede echar al traste con la hora dorada.

La duración de la hora azul no es exacta, aunque se podría establecer, según la elevación del sol, entre -4 y -6 grados por la tarde, y entre -6 y -4 grados por la mañana; pero es un poco complicado de hacer esta medición, ¿no crees? Por lo tanto intentaré explicar de una manera más práctica cuándo empieza y cuándo acaba.

Si madrugamos para fotografiar el amanecer, al salir de casa ya nos damos cuenta de que por el Este empieza a haber cierta luminosidad. Ya estaríamos en la hora azul, que se acabaría conforme el color azul fuera desapareciendo y se viese todo cada vez más naranja y las nubes empezaran a coger color.

Si hablamos de la hora azul por la tarde sucedería al revés, es decir, en cuanto los tonos naranjas desaparecieran y el azul predominara empezaría la hora azul, que finalizaría cuando obtenemos un color negro en el cielo por muy larga que sea nuestra exposición.

Trucos

image7
Un detalle que hay que tener en cuenta durante la hora azul (por la tarde) es que cada minuto que pasa tenemos menos luz, por lo tanto el tiempo de exposición que debemos usar será cada vez mayor. Si queremos realizar una larga exposición (más de 30 segundos) tenemos que tener en cuenta este factor y aumentar el tiempo de exposición.

Por ejemplo, imaginaros que realizamos una fotografía con un tiempo de exposición de 1 minuto y nos sale un histograma correcto. Si volvemos a repetir la fotografía con el mismo tiempo de exposición nos quedará subexpuesta ya que tenemos menos luz. En ese caso, lo que yo hubiera hecho es doblar el tiempo de exposición a 2 minutos, para compensar esa pérdida de luz, aunque dependiendo de la situación puede ser suficiente o no.

Otro aspecto a tener en cuenta es la orientación. El lado opuesto al sol estará mucho más oscuro y no tendremos esos tonos azules y naranjas.

Consejos

Como ya he comentado anteriormente, para poder hacer fotografías durante la hora azul es imprescindible utilizar un trípode. Y cada vez que se utiliza un trípode yo recomiendo utilizar un disparador para evitar posibles fotos trepidadas, a la vez que configurar el levantamiento del espejo.

Debido a los diferentes tonos que se van a fotografiar es conveniente configurar el balance de blancos en manual, ya que de lo contrario, la cámara tratará de contrarrestar esos tonos que tanto hemos buscado.
Por supuesto, recomiendo configurar la cámara para disparar en RAW en vez de JPEG.

Y recordar que el ISO debe estar en el valor más bajo que permita la cámara para evitar el ruido.

Este artículo se publicó el 18 de mayo de 2007 y ha sido reeditado y republicado el 23 de noviembre de 2015
Sergio Arias Ramón, fotógrafo profesional especializado en viajes y naturaleza. Formación autodidacta centrado en la composición. Apasionado del blanco y negro donde encuentra su visión más personal. Puedes seguir sus trabajos en sergioariasfotografia.es y en facebook, twitter o instagram.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. Bareduar dice:

    Buenas una pregunta o una duda para realizar este tipo de fotos de hora azul se debe utilizando una larga exposicion muchas gracias.

    • sergiarias dice:

      Hola Bareduar,

      Depende, aunque normalmente sí, puesto que la luz es escasa. Es necesario el uso del trípode.

      Un saludo.

  2. cpanta dice:
  3. jslsvg dice:

    Gracias por compartir el artículo.
    Una de las mías en un amanecer de Madrid aunque si hubiera esperado un poco más a lo mejor hubiera quedado mejor.
    https://www.flickr.com/photos/jslsvg/8509451211

    • sergiarias dice:

      Hola,

      Piensa que la luna no tiene detalle, debido a que aún hay demasiado contraste con la luz ambiente. Como bien dices, unos minutos más tarde, habría más luz y seguramente podrías obtener detalle en la luna.

      Saludos.

  4. konkavo dice:

    Unos minutos más tarde la luna se habría ocultado en el horizonte. El día anterior, la luna hubiera estado en ese mismo punto pero 15 minutos más tarde, es decir, con algo más de luz y también con un cielo menos azul. No se puede tener todo.

  5. Excelente artículo. Muy didáctico y perfectamente explicado, para tener claro las distintas luces y que tipo de fotografías se pueden hacer justo después de ponerse el sol por el horizonte. Muchas gracias y saludos. http://misfotografiasdelavida.blogspot.com.es/2015/11/1632015-paisaje-nebuloso.html

  6. oskarjuly dice:
  7. titoipa dice:

    Hola, tengo una duda…. Si configuramos el balance de blancos en manual, cuál sería la configuración correcta????
    Un saludo

Opina