Las 5 Lecciones Que Aprendí Tras Mi Primera Sesión Fotografiando Setas

5 consejos sobre fotografía de setas

El otoño es una estación fantástica para la fotografía: los colores de las hojas, la lluvia, los riachuelos, los bosques, las tonalidades de los atardeceres, las setas... ¡Ay las setas! ¿Quién no se queda embobado al ver una selección como ésta de 15 fotos de setas?

Yo siempre había querido poder emular alguna de esas fantásticas capturas en las que se pone de manifiesto la belleza de las setas, así que, el primer otoño tras la compra de mi Sigma 105 macro, me lancé de lleno a realizar mi primera sesión de fotografía micológica. ¿Quieres saber cómo acabó la cosa y las lecciones que aprendí?

#1 ¿Sabes Dónde Encontrarlas?

Parece de perogrullo, pero es que es fundamental saber dónde podemos encontrar setas. Si no las encontramos, difícilmente podremos fotografiarlas.

Setas en árbol

El otoño, y en ocasiones incluso el principio del invierno, es el momento ideal para encontrar setas y, por supuesto, siempre en sitios húmedos y umbríos. Cerca de los troncos de los árboles, entre un manto de hojas secas...

Quizás sea oportuno realizar una primera escapada de reconocimiento sin muchas expectativas, ubicar zonas donde pueda haber setas y visitar con posterioridad el sitio en nuevas ocasiones en las que ya te puedas centrar en la fotografía. Especialmente si no transitas habitualmente por la zona.

Y si conoces a alguien que sepa de setas y dónde encontrarlas, pídele consejo. Por suerte, yo había tenido a mi padre "peinando" la zona que estuve fotografiando y preparándome el terreno. Así todo fue mucho más sencillo.

#2 El Equipo

Setas en verticalA continuación, te diré los accesorios que yo considero fundamentales para una sesión, aunque, como sabes, siempre existen alternativas si no tienes algo de lo descrito:

  • Objetivo macro, o bien, en su defecto, de focal larga.
  • Trípode, o bien una bean bag para evitar movimientos.
  • Flash con un pequeño difusor (con que la superficie del difusor sea superior a la de la seta a fotografiar será suficiente).
  • Reflector 5 en 1, por si conviene aplicar cierta calidez (con el dorado), hacer las veces de flash, o compensar el efecto de éste.
  • Una pera de aire para poder eliminar suciedad de las setas sin llegar a tocarlas.
  • Un bote pulverizador con agua, por si queremos dar un toque más fresco a la imagen

Y, a nivel de indumentaria, busca ropa cómoda y no tengas reparo en tirarte al suelo y ensuciarte, es desde donde se toman las mejores imágenes.

#3 Reduce La Profundidad de Campo

Como podrás imaginar, no hay unos ajustes universales, pues dependerán de las condiciones de la toma, la cantidad de iluminación presente y el resultado que busques.

No obstante, si hay un aspecto común a la inmensa mayoría de buenas fotografías de setas, ése es la presencia de una profundidad de campo suficientemente reducida como para poner de manifiesto la forma y características de la seta y que a ésta no le reste protagonismo ningún otro elemento del encuadre.

Setas con profundidad de campo muy reducida

Tampoco podemos hablar de una apertura concreta para lograr esta reducida profundidad de campo, porque en función de la focal y, sobre todo, de la distancia entre cámara y plano de enfoque, podrás conseguir profundidades reducidas incluso con aperturas  superiores a f8.

Haz pruebas con una apertura de partida y ajusta subiendo o bajando ésta hasta que logres el resultado que deseas. La fotografía superior, para que te hagas una idea, fue tomada a f/4,2, pero claro, con un objetivo macro a unos 30 centímetros de distancia.

#4 Más Cerca

La fotografía de setas es una de esas disciplinas de la fotografía en las que se ponen de manifiesto las máximas de "cuanto más cerca, mejor" y "rellena el encuadre". Normalmente, el tamaño de las setas es bastante reducido, por lo que es conveniente, para que sean protagonistas de nuestras imágenes, aplicar estos dos consejos, sin olvidar darles aire también en la toma.

Más cerca

La proximidad a las setas, además de ofrecernos una composición más atractiva, también pondrá de manifiesto otra destacadísima característica de éstas, sus formas y texturas.

La fotografía superior muestra varias setas en las que la de mayor tamaño no supera los 8 cm de diámetro. Pero gracias a habernos aproximado a ellas lo suficiente, su presencia en la imagen es más que notable.

#5 El Procesado

El último consejo que quiero darte es relativo al procesado, una vez que tienes ya tus fotos en la tarjeta de memoria y llegas con ellas a casa. En realidad se trata de cuatro consejos con aspectos a valorar en todas y cada una de tus fotografías de setas.

  1. Especialmente en aquellas setas con colores intensos, como es el caso de la muscaria, por ejemplo, el color debe ser también protagonista en tus fotografías, así que prueba a incrementar un poco la saturación. Y, ya de paso, cerciórate de que el balance de blancos es correcto.
  2. La nitidez de los elementos situados en el plano de enfoque, especialmente cuando la profundidad de campo es reducida, es fundamental. Si no has sido preciso en la toma, poco podrás hacer en el procesado, pero si lo has hecho bien, deberás definir aún más el nivel de nitidez de tu fotografía, por ejemplo, a través del pincel de ajuste (K) en las zonas que te interese.
  3. Si no has podido llevarte la pera de aire que te comentaba, o no ha sido posible "limpiar" la seta antes de fotografiarla, puede que el procesado sea el momento de hacerlo, buscando siempre que el resultado sea natural. Ya sabes que es muy fácil hacerlo con la herramienta de eliminación de manchas (Q) de Lightroom, ¿verdad?
  4. Por último, y a pesar de haberte comentado en el punto 1 que saturar los colores podía ser una buena opción, las fotografías de setas, por sus formas y, sobre todo, por sus texturas, son unos candidatos excelentes para fotografía en blanco y negro. Así que no dejes de probar, en cada foto, el procesado en Blanco y Negro.

Setas en blanco y negro

Como ves, no se trata de un paso a paso de procesado, sino, más bien, de 4 aspectos a los que prestar especial atención cuando edites fotografías de setas, ¿de acuerdo?

¿Tú Qué Nos Recomiendas?

Y hasta aquí mi humilde contribución sobre esta disciplina de la fotografía. No soy ni mucho menos un experto en la materia. Si realmente quieres los consejos de uno, te recomiendo este fantástico artículo sobre las fotos de Álex Alonso.

A pesar de ello, creo que son 5 buenos consejos para alguien que empieza a hacer fotos de este tipo y quiere un primer punto de partida. ¿Tú tienes experiencia fotografiando setas?, ¿cuáles son tus consejos o recomendaciones para alguien que afronta por primera vez estas fotos, o para alguien más experimentado que desea mejorar?

¡Comparte tu experiencia con nosotros, y, por supuesto, también tus fotos de setas!

Enlaces Relacionados

Opina