La Guía Definitiva para Hacer Fotografías en Conciertos

Hace algunas fechas nos escribía Andrés Cuellar, desde Colombia, para pedirnos consejos sobre fotografía de conciertos. Para él y todos los lectores que estén interesados en fotografiar conciertos y otros eventos hemos escrito este artículo. En él intentamos cubrir los conocimientos necesarios para poder hacer buenas fotos en un concierto, utilizando desde una réflex último modelo hasta una cámara digital compacta. Espero que cubra vuestras necesidades con creces.

Para ilustrar el artículo hemos utilizado una serie de fotografías de Delgoff [team Zissou]. Todas las fotos que aparecerán acompañando estas líneas son de éste autor. Puedes ver éstas y otras fotos en su galería de Flickr.

Preparación del Equipo Fotográfico

Antes de salir de casa, comprueba todo tu material. Asegúrate de que las baterías están cargadas y dispones de memoria suficiente para hacer todas las fotos que necesites.

Comprueba también que llevas todos los accesorios que puedas necesitar.

En el artículo Material Fotográfico Básico para Viajes repasamos algunos de los accesorios que debemos llevar con nosotros cuando salimos por ahí. Esta lista puede servirte de referencia. Algunas cosas como el cargador o el trípode no es necesario que las lleves al concierto, pero repasa si hay algún otro material como el flash externo o diferentes objetivos que debas llevar contigo.

Por supuesto, comprueba también que lleves la entrada o el pase del concierto, no sea que con tanto material fotográfico te olvides lo esencial para poder entrar al recinto.

363011141_066ff243ed_z (1)

Eligiendo el Sitio para hacer las Fotos

Un factor esencial para el resultado final de las fotografías que consigas es el sitio desde donde estés trabajando.

Dependiendo del tipo de concierto, podemos diferenciar dos ubicaciones principales: al pie del escenario, en una zona especial para fotógrafos, o mezclado entre el público.

En caso de que exista una zona especial para fotógrafos, necesitarás un pase especial de profesionales. Estos pases se suelen conceder a agencias o a medios de prensa, por lo que salvo que seas un profesional o tengas mucho enchufe, vas a tener que hacer las fotos desde otro sitio.

El material y su configuración

La cámara

Practicamente todos los fotógrafos que cubren conciertos y otros eventos utilizan cámaras réflex. Debido a las condiciones de baja luminosidad, necesitarás utilizar valores ISO muy elevados (de 800 en adelante). A la hora de elegir una cámara, si no dispones de una aún, busca un modelo que permita trabajar en esos niveles ISO sin demasiado ruído.

Si no dispones de una cámara réflex y de momento no te has decidido a dar el salto, no te preocupes. En el resto del artículo de damos más consejos sobre la configuración de los parámetros de tu cámara para que puedas hacer fotos en los conciertos a los que vayas.

236701658_53ad6d6b9d_z (2)

 

Los objetivos

El objetivo a utilizar dependerá de la distancia a la que te encuentres del escenario y al encuadre que quieras realizar, pero en general, podemos decir que cuanto más luminoso sea el objetivo, mucho mejor. A mí particularmente me gustan los objetivos de focal fija con aperturas grandes.

En este sentido, no hay escusa para no disponer de un 50mm de focal fija f/1.8 . Por menos de 100 euros podeis conseguir uno nuevo, y es un objetivo fantástico para aprender fotografía con el que cubrireis un rango medio.

A partir de ahí, podeis plantearos el utilizar un gran angular. En caso de estar cerca del escenario, podeis descartar la opción del tele; no estareis a una distancia suficiente para hacer buenas fotos. Además, el ajetreo, el peso del objetivo y la menor luminosidad jugarán en vuestra contra.

En este artículo te facilitamos más información sobre objetivos para cámaras réflex y aquí te explicamos el significado del número F.

236701893_434094d07f_z

La sensibilidad ISO

Por la poca luz que probablemente encuentres en el escenario, es probable que te veas obligado a utilizar un ISO alto. Recuerda que cuanto mayor sea el ISO, mayor ruído en la imagen. Aunque hay programas para corregir posteriormente el ruído en las fotos, si es excesivo es probable que no podamos dar marcha atrás. En la actualidad, el ISO 1600 que traen las réflex digitales devuelve poca calidad, por lo que, si las condiciones lo permiten, prueba con un ISO 800.

Si deseas más información sobre sensibilidad ISO no dejes de leer este artículo.

La medición de la luz

Si tu cámara permite ajustar la forma de medir la luz ambiente, prueba a seleccionar el modo de medición puntual o el de medición promediada al centro. La luz utilizada para iluminar los escenarios en los conciertos es bastante irregular, alumbrando únicamente zonas concretas. Cuanto más ajustes la medición, mejor garantizarás el resultado de la zona que quieras que esté correctamente expuesta.

Para saber más sobre los modos de medición de las cámaras, haz clic aquí.

La apertura

Para que entre la mayor cantidad de luz posible a través del objetivo sin necesidad de realizar exposiciones prolongadas que pudieran salir movidas necesitarás abrir el diafragfma mucho, a f2.8 o incluso menos. Aperturas grandes implicarán profundidades de campo pequeñas. Esto te obligará a enfocar correctamente el área que quieras que salga nítida, y la poca profundidadde campo te dará en este punto poco margen de error.

Velocidad de obturación

La velocidad de obturación determina, junto a la apertura del diafragma y a la sensibilidad ISO, la cantidad total de luz que entrará en nuestra cámara para poder hacer la foto.

Si permitimos que nuestra cámara ajuste la velocidad de forma automática a partir de una apertura determinada y no entra suficiente luz, al disparar el diafragma quedará abierto hasta que entre luz suficiente. Esto puede hacer que la foto salga movida o borrosa.

Para evitarlo, es preferible que utilicemos el modo de prioridad de velocidad, en el que la cámara ajusta automáticamente la apertura en función de la necesidad;o bien que usemos directamente el modo manual. Una fotografía subexpuesta siempre puede mejorarse con postprocesado para intentar recuperar información de la foto eliminando ruído, pero una foto movida tiene mucho peor arreglo.

Recuerda que la velocidad de obturación necesaria para evitar trepidaciones de la cámara depende de la focal que estés utilizando, por lo que es necesario que hagas unas pruebas antes para conocer bien tu cámara.

Si es la primera vez que tratas de hacer fotografías en conciertos, es bueno que hagas diferentes pruebas ajustando los modos de prioridad de la apertura y prioridad de la velocidad y compruebes los resultados hasta que estés satisfecho.

366094430_2fd8a554d6_z

No te olvides de comprobar el histograma en la pantalla de la cámara, para asegurarte de la correcta exposición de las imágenes. Si tienes que elegir, es preferible subexponer que sobreexponer, porque de las zonas quemadas no podrás recuperar información. En cambio siempre se puede recuperar algo de detalle de las zonas más oscuras.

Las fotografías digitales almacenan una información con los parámetros con los que se hizo una determinada foto. Es la información EXIF. Cuando revises las imágenes una vez de vuelta en casa, revisa la información EXIF de las fotos para ver cómo configuraste la cámara a la hora de hacerlas.

La Técnica

Ya te he contado qué cámara necesitas, que objetivos pueden ir bien para este tipo de fotos, y cómo debes configurar tu equipo para obtener buenos resultados. Pero hay una serie de factores que debes tener en cuenta a la hora de hacer buenas fotos de conciertos ya que te ayudarán en la composición de la imagen.

Y es que una imagen puede tener unos parámetros correctos de exposición y movimiento y sin embargo no decir nada. El truco está en saber cuando tienes que accionar el disparador. Y aquí los juegos de luces y los movimientos de los artistas van a ser determinantes.

Si no quieres que toda la foto salga oscura, es bueno que esperes a que el escenario esté más iluminado y el artista se mueva hacia la luz.

Las fotos más impactantes son aquellas que muestran emoción y energía. Espera a que el cantante se aleje un poco del micrófono, para que no le haga sombra en el rostro, y captura el momento en el que esté gesticulando o dando una nota alta con su voz.

Recuerda que tienes una cámara digital en las manos. Si dispones de suficiente memoria en tu tarjeta y batería en la cámara, haz cuantas fotos quieras, Ya tendrás tiempo de borrar a la vuelta todas las que no hayan salido bien y quedarte con las mejores.

Ten en Cuenta el Fondo

Cuando estés concentrado en capturar la imagen del artísta, no te olvides del fondo de la foto. Muchas veces puede haber en el escenario elementos distractores o fuentes de luz demasiado fuertes que arruinen la foto.

En general, los fondos oscuros y simples son los que mejor funcionan. Si ves que tienes elementos de colores demasiado vivos o fuentes de luz que apuntan hacia donde estás y no hay manera de evitarlos, prueba a cambiar de posición para variar el encuadre.

Hay un efecto que funciona bien, y es buscar una fuente de luz que ilumine al artista por detrás. Con una iluminación de este tipo puedes conseguir contraluces muy interesantes.

1137568247_fbe8fb96a1_z

La atmósfera del momento

Aunque el motivo principal del concierto se encuentra en el escenario, no dejes de buscar a tu alrededor otros motivos que describan la escena que estás viviendo en esos momentos. Y es que muchas veces el público que te rodea puede ser un espectáculo mayor aún que los artistas que hay sobre el escenario.

Así que, cuando creas que has tomado suficientes fotos de los artistas en plena actuación, date la vuelta y toma fotos del público. El ambiente que se respira en el concierto es tan importante como la música que está sonando, y más si se trata de un festival de varios días de duración.

Si tienes oportunidad de fotografiar el escenario a través del público, en una única foto conseguirás recoger toda la información que se puede necesitar. Prueba con este tipo de composiciones.

Editando y retocando las fotos

Después del concierto, es posible que tengas cientos de fotos. Es una buena práctica revisarlas y seleccionar las 20 o 30 que consideres mejores. Sobre esa selección, haz después otra y quédate solo con las 3 o 4 que te parezcan mejores.

De este modo, cuando enseñes las fotos del concierto a tus amigos estarás enseñando únicamente las mejores en lugar de mostrarles todas. Llegarán a la conclusión de que todas son buenas.

Es probable que las fotos que hayas hecho necesiten pequeños ajustes de postprocesado. No estamos hablando de retoques importantes, tan solo de pequeños ajustes de niveles o curvas. No se trata de que la foto quede poco natural, sino de sacarle todo el partido que tiene escondido.

En función de la iluminación existente en el escenario, es posible que también necesites ajustar el balance de blancos.

En éste artículo describimos un flujo de trabajo de ajuste de las imágenes con Photoshop para mejorar el resultado final manteniendo unas imágeens naturales.

1183712627_7563e3b84e_b

A veces, la iluminación del escenario hace que la foto en color quede prácticamente inservible. Antes de descartar una foto en estas condiciones, prueba a pasarla a blanco y negro. Puedes conseguir una foto alucinante en blanco y negro a partir de otra prácticamente inservible en color. En este tutorial de blanco y negro te explicamos distintas conversiones de color a blanco y negro, acabados y métodos de ajuste final de las imágenes.

Para las imágenes tomadas a ISOS muy altos puedes aplicar distintos mecanismos de reducción de ruído. Existen programas específicos y plugins para Photoshop y otras aplicaciones de retoque como Noise Ninja que funcionan extremadamente bien en esta tarea.

Flash

El uso del flash suele estar por lo general prohibido en los conciertos, aunque lamentablemente sea fundamental su uso si queremos sacar unas fotos medianamente decentes.

Olvídate del flash integrado en la cámara. Tiene un alcance mínimo, y salvo que estés al pie del escenario no llegará a iluminar la zona que deseas. En este sentido, son mucho más útiles los flashes externos.

Si te encuentras en una sala de conciertos pequeña, prueba a rebotar la luz del flash en el techo o en una pared. No apuntes directamente a los artistas, ya que es bastante molesto y puedes distraerles en su trabajo.

Así que, en caso de poder utilizarlo, usalo lo mínimo posible.

La educación y los buenos modales

Se amable con el resto de espectadores. Si estás haciendo fotos entre el público, no empujes a la gente que tengas delante para hacerte hueco.

Si necesitas acercarte más al escenario, preguntale a la persona que tienes delante si no le importa dejarte pasar para poder hacer algunas fotos. Una sonrisa siempre ayuda en estos casos.

Si necesitas ocupar el sitio en el que está alguien, coméntaselo primero. Explícale que solo quieres tomar algunas fotos y que no te llevará más de un minuto. Vigila el tiempo y quítale de nuevo cuando pase el tiempo establecido.

Si te encuentras en una zona reservada a fotógrafos, se respetuoso con el resto. Cuando te vayas a mover, comprueba antes que no interfieres en la foto que pueda estar tomando otro.

Respeta siempre las instrucciones del personal de seguridad. Si te indican que no se pueden hacer fotos, no seas pesado. Guarda la cámara y disfruta del concierto.

Todas las fotografías publicadas en este artículo son propiedad de Delgoff [team Zissou].

Enlaces Relacionados

Opina