Luminosidad Vs Sistema de Estabilización: Similitudes, Diferencias y Usos

La semana pasada, como suele ser habitual por estas fechas, pasé por un centro comercial y, como también es común en mi caso, me di una vuelta por la sección de fotografía.

Estaba viendo precios de objetivos y de posibles nuevos accesorios y presencié atónito como el dependiente de la sección trataba de explicarle a un posible comprador que un objetivo con sistema de estabilización le ofrecería, por mucho menos dinero, las mismas posibilidades que otro del mismo rango focal sin sistema de estabilización, pero más luminoso.

Es cierto que le saldría mucho más barato, pero lo de que le ofrecería las mismas posibilidades no hay por dónde cogerlo. Ante esta situación, decidí que podría ser un buen tema para un futuro artículo de dZoom, así que allá voy. ¿Preparado?

¿Qué Es Una Y Otra Cosa?

Antes de analizar las diferencias, veamos qué entendemos por luminosidad y sistema de estabilización, ¿te parece? De ambos conceptos hemos hablado en artículos monográficos en dZoom, por lo que aunque te describa a continuación qué entendemos por uno y otro término, te recomiendo que no dejes de revisar los artículos vinculados.

Luminosidad o Rapidez de Una Lente

La luminosidad o rapidez de un objetivo mide el máximo caudal de luz que éste es capaz de dejar pasar. ¿Y de qué depende esto? Pues, obviamente, de su máxima apertura de diafragma.

Y esta apertura de diafragma, si recuerdas la metáfora del vaso de agua, es la sección del grifo de agua, es decir, el parámetro que marca la cantidad de luz que actúa sobre el sensor por unidad de tiempo.

Hablaremos de que un objetivo es luminoso o rápido cuando su apertura máxima es del orden de f/2.8, f/1.8, f/1.4... Si te quedas con ganas de más detalles, échale un vistazo a estos dos artículos: el límite de los objetivos luminosos y ¿qué es un objetivo rápido?

Sistema de Estabilización

Existe una regla, comúnmente conocida como "la inversa de la focal", que indica que para disparar con seguridad y poder evitar fotos trepidadas, uno debe disparar con un tiempo de exposición de como máximo la inversa de la focal utilizada.

Es decir, que si estamos utilizando un objetivo de 200mm de focal, deberemos utilizar un tiempo de exposición de 1/200 seg., o inferior (1/250 seg., 1/300 seg....), para asegurar una toma no trepidada.

Pues bien, para evitar vernos obligados a utilizar tiempos de exposición demasiado cortos (por falta de luz, por ejemplo) y que pongan en riesgo el cumplimiento de la inversa de la focal, es, precisamente, para lo que surgen los distintos sistemas de estabilización.

Cada marca ha otorgado distintas siglas a sus sistemas: VR (Nikon), IS (Canon), VC (Tamron), Mega IOS (Panasonic)..., pero todos ellos hacen posible que no tengas que respetar esta regla y puedas utilizar tiempos de exposición 2, 3 e incluso 4 pasos más prolongados.

¿Se te ha quedado corto? Descubre cómo logran que funcione este sistema y algunos consejos de uso en las 5 reglas que necesitas conocer sobre sistemas de estabilización.

Aparentemente No Tienen Nada Que Ver. ¿Dónde Surge La Confusión?

Como puedes ver, se trata de sistemas o características que nada tienen que ver y, por tanto, no debería haber lugar a confundirlos. Sin embargo, sí que ofrecen una característica común: ofrecen mayores posibilidades en situaciones de baja iluminación.

En el caso de los objetivos luminosos, porque se puede abrir más el diafragma y, por tanto, lograr una exposición correcta con un tiempo de exposición que cumpla la inversa de la focal y que, por tanto, permita tomar imágenes no trepidadas.

Mientras que en el caso de los objetivos con sistema de estabilización, porque, aunque no podrán abrir más el diafragma, sí podrán utilizar tiempos de exposición más prolongados de lo que recomienda la inversa de la focal y, por tanto, poder exponer correctamente sin necesitar abrir más el diafragma.

Sin embargo, en función del tipo de toma en el que estemos pensando, una u otra característica será más apropiada y eso es lo que vamos a ver en los siguientes apartados y lo que no deberás confundir para saber si necesitas un objetivo luminoso o uno estabilizado.

Objetivo Luminoso: ¿Cuándo y Por Qué?

La luminosidad, como hemos indicado, nos permite disparar con tiempos de exposición más reducidos, gracias a poder utilizar diafragmas mucho más abiertos. Con esto conseguimos “congelar la acción” en situaciones tan complicadas como eventos deportivos o conciertos donde la luz suele ser escasa y los sujetos están en movimiento.

En estas ocasiones lo que necesitamos es poder disparar a velocidades por encima de 1/100 seg. ó 1/200 seg., subiendo ISO y abriendo diafragma a tope. No nos vale de nada disparar a velocidades inferiores a la recomendada por la inversa de la focal, ya que la fotografía, aunque no trepidada, ofrecería sujetos borrosos, por eso es útil un objetivo luminoso y no uno estabilizado.

La luminosidad es fundamental, por tanto, en deportes (incluso en exteriores, porque aunque haya suficiente luz, necesitaremos disparar con tiempos de exposición muy reducidos), naturaleza, espectáculos, fotografía social o urbana y, en general, siempre que haya un sujeto en movimiento al que se desee "congelar".

Además, si hacemos uso del flash, el alcance del fogonazo se multiplicará utilizando uno de estos objetivos a su máxima apertura como consecuencia de la inversa del cuadrado, ya sabes.

Por último y no menos importante, los objetivos luminosos también, gracias a sus amplios diafragmas, permiten alcanzar profundidades de campo más reducidas y hacer uso de las mismas con fines creativos como, por ejemplo, en el caso de retratos. Algo que tampoco podrás lograr con un objetivo estabilizado.

Objetivos Estabilizados: ¿Cuándo y Por Qué?

La estabilización es un mecanismo que nos permite utilizar tiempos de exposición más bajos sin miedo a obtener imágenes trepidadas. Así, como hemos visto, si para un objetivo sin estabilización de 200 mm deberíamos exponer, como máximo, durante 1/200 seg. para que la foto no saliese trepidada, con estabilización podríamos disparar a 1/15 seg. ó 1/25 seg. y la foto no nos saldría "movida". Es el caso de la siguiente imagen, disparada con un tiempo de exposición de 1/25 seg., a pesar de utilizar un objetivo de 300mm de focal.

Sin embargo, siguiendo con el ejemplo anterior, cuando el sujeto fotografiado está en movimiento, y disparas a 1/25 seg., si tienes un objetivo estabilizado, es cierto que la imagen no saldrá trepidada, pero tu sujeto habrá dejado una estela en la imagen, ya que el sistema de estabilización nada puede hacer sobre el sujeto, únicamente sobre el movimiento que tú puedes provocar en la imagen (eso es lo único que remedia el sistema de estabilización).

Si el objetivo fuese luminoso, con la misma luz en la escena, sí que podrías conseguir tiempos de exposición más reducidos y así obtener un sujeto nítido, en lugar de una estela.

El sistema de estabilización, por tanto, es apropiado para fotografía en la que no hay sujetos en movimiento y hacemos uso de objetivos de focal larga. En objetivos angulares es mucho menos frecuente ver sistemas de estabilización, ya que con estos objetivos el romper la inversa de la focal (lo que consigues con el sistema de estabilización) no aporta mucho.

Aspectos Interesantes Sobre Objetivos Luminosos Y Estabilizados

Para desterrar otros mitos que también he oído en alguna que otra ocasión, a continuación te dejo algunas "verdades" a considerar sobre estos objetivos:

  • El que un objetivo tenga sistema de estabilización no significa que tenga una mejor calidad óptica. Ésta depende de la calidad de las lentes y distribución de éstas, que no tiene por qué estar asociado a la presencia o no de este sistema. De hecho, la estabilización supone incluir una lente más, que de no estar adecuadamente dispuesta puede originar una menor calidad.

  • En términos económicos, los objetivos luminosos, especialmente si son zoom, son mucho más caros que los objetivos con sistema de estabilización. De ahí que se suela tender a adquirir un objetivo estabilizado en lugar de uno luminoso por temas de presupuesto. Aunque, como ya hemos visto, las características de uno y otro no tienen nada que ver.
  • En términos de calidad, los objetivos luminosos son los mejores del mercado y ofrecen puntos dulce en rangos de apertura más amplios y apropiados. Además, ofrecen bokehs de mucha mayor calidad y belleza.
  • No es incompatible que un objetivo sea luminoso y disponga de sistema de estabilización. Aunque, como podrás imaginar, esto supone un incremento en el precio.

Por último, aunque no se trata de una verdad incuestionable, sino de un pequeño truco, déjame decirte que no hay forma de "convertir" un objetivo estabilizado en luminoso.

Sin embargo, aunque no es ni mucho menos igual de efectivo que un sistema de estabilización, sí que puedes "convertir" un objetivo luminoso en uno estabilizado. Para ello basta con usar un monopié o cualquier otro sistema que te permita reducir las vibraciones que transmites a tu cámara y así utilizar tiempos de exposición más largos sin miedo a la trepidación.

Y Eso Es Todo Amigos...

Espero que con todo lo dicho te haya podido aclarar las diferencias existentes entre luminosidad y estabilización y que la próxima vez que tengas que elegir entre uno u otro no tengas dudas de lo que aporta cada uno.

No obstante, si aún te queda alguna, o crees que hay algo más que pueda ayudar a aclarar los conceptos, por favor, no dudes en aprovechar la sección de comentarios.

Aprovecha también si quieres consultar alguna duda sobre otros conceptos que te resulten parecidos, quizás tu consulta pueda dar pie a un futuro artículo como éste. Lo dicho, ¡a comentar!

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. bakala2 dice:

    se te ha olvidado un detalle, a parte del precio un objetivo mas luminoso es mas grande y pesado que uno con menos diafragma, hay que tenerlo en cuenta si tienes que usarlo mucho tiempo seguido y cargar con el.
    con un objetivo menos luminoso puedes subir el iso y reducir el ruido con camera raw, y lo de que da mas calidad no estoy de acuerdo ya que tuve un canon 50 mm 1.4 y en el diafragma maximo dava muy poco detalle, se empezaba a ver bien a partir de 2.8, lo unico que es verdad es que va mejor para desenfocar el fondo.

    • konkavo dice:

      Hola Bakala. Tienes razón en que con un objetivo menos luminoso puedes subir iso y luego intentar eliminar ruido en postproceso, pero eliminar ruido no es gratis, algo pierdes, y además el ruido también añade falta de nitidez. No obstante piensa que con un objetivo luminoso también puedes subir iso al igual que con uno menos luminoso. Nadie te limita en un f2.8 subir iso hasta donde quieras. La idea que yo creo que quiere transmitir Javier Lucas es: necesito disparar a 1/1000 para que mi sujeto móvil salga congelado. Tengo un f5.6 y eso me obliga a subir la iso hasta 6400. Si tengo un f2.8 me quedaré en iso 1600. A mí por lo menos me es mucho más fácil quitar ruido a iso 1600 que a 6400.
      En cuanto al ejemplo que pones de tu 50mm 1.4 y que no te gustó la calidad. La calidad de un objetivo depende de muchos factores y muchas veces es difícil hacer una comparativa límpia y objetiva. Piensa que un mismo objetivo montado en diferentes cuerpos puede dar resultados distintos. Pero en el caso concreto que comentas: todos los objetivos suelen dar una calidad algo baja a su máxima apertura. Suelen dar sus mejores prestaciones a aperturas intermedias. El típico objetivo de kit, 18-55 f3.5-5.6, puesto a 50mm tendrá una apertura máxima de 5.6, que por tratarse de su máxima apertura nos dará una calidad baja. Si comparas el 50mm 1.4 puesto a f5.6 verás la clara diferencia con el menos lumionoso puesto también a 5.6.

      • bakala2 dice:

        eso no te lo discuto, un 2.8 tiene mas posibilidades que un 5.6 a la hora de hacer fotos mas que nada por que el 2.8 lo puedes poner a 5.6 si quieres pero el 5.6 no lo puedes poner a 2.8, lo del ruido tambien es verdad que se puede corregir pero tambien es verdad que es mejor una imagen bien tomada que una corregida, lo que queria decir es el inconveniente del tamaño y del peso.
        por ejemplo un amigo mio tiene un canon 70-200 2.8L y esta pensando en cambiarselo por un 70-200 4.0L porque dice que cuando esta trabajando con el mucho tiempo es muy pesado cargar con el.
        lo que no estoy de acuerdo es que por el echo de tener mas apertura la calidad sea mejor, por ejemplo el 50 1.4 que tenia valia mas de 300 € y un 1.8 que vale 100€ tiene mas calidad abierto al maximo que el 1.4 puesto a 1.8, a veces lo que pasa es que es mas dificil corregir las aberraciones en un objetivo con las lentes mas grandes.

        • Hola bakala,

          entiendo lo que dices. Comparto el tema del peso, no así el comentario de calidad entre el 50 1.4 y el 1.8. El punto dulce de un objetivo nunca está en su apertura máxima nunca, pero cuanto mayor sea la apertura, más fácil es que el punto dulce del objetivo se alcance en un rango de aperturas más amplias.

          Gracias por tu comentario.
          Ciao

  2. kikearturo dice:

    Un artículo muuuy interesante y que debiera seguir siendo analizado. Me queda una duda en torno a la fotografías en espectaculos de poca luz. Si hay personas en movimiento y no puedo usar el estabilizado entonces la lógica dice que debo tratar de trabajar con una iso alta, pero esto me generará más ruido arruinando también la calidad. ¿debo optar entre ruido y trepidación? ¿hay alguna solución intermedia? ¿hay algún artículo al respecto?

    • bakala2 dice:

      es mejor subir el iso hasta que no salga movida, el ruido se puede quitar en camera raw pero una imagen movida no tiene arreglo.

  3. davidhd05 dice:

    Por desgracia todavía hay muchísima confusión con todo este tema, muy buen artículo, seguro que saca de dudas a muchas personas

  4. Felipe 18 dice:

    Hola hola, buen artículo! Sabes, tengo una duda, quiero hacerme de un objetivo 70-300 Nikon, y mi indesición es entre el que tiene vr y el que no, la diferencia en precios es muy obvia pero la duda es: los dos manejan la misma luminosidad? El tipos de fotografía que me interesa para este objetivo es la astrofotografía y la naturaleza. De antemano gracias.

    • El sistema de estabilización en una focal de ese tipo te va ayudar a disparar a pulso. Y considero que es muy útil. He probado a disparar a 300mm con y sin VR y créeme que la diferencia es abismal.

      Mi recomendación es qu ahorres un poco más par poder hacerte con el VR.
      Ciao

  5. pablopb dice:

    Hay una característica de los lentes que –hasta ahora y quizá sólo yo– no he leído en dZoom, y es el diámetro del lente. Los lentes de kit suelen ser de 52 o 58 mm de diámetro, pero hay lentes de mayores diámetros: 65, 72, 120 y hasta 200 mm he visto. Un lente de 20 centímetros –sí, 20 centímetros– de diámetro aporta un caudal de luz mayor y permite que la cámara obture en tiempos más cortos con iguales condiciones de luminosidad ambiente.

    Ahora bien, entiendo que los valores de apertura de diafragma (1,4; 1,8; 2,8; 3,5; etcétera) son una proporción del diámetro del lente. ¿Podrían explicar un poco mejor cómo afecta el diámetro del lente? Gracias y un saludo argentino.

    • Hola Pablo, si te parece, me lo apunto para un futuro artículo y así lo aclaramos para todos aquellos que tengan esta duda. En cualquier caso, te adelanto que, efectivamente, mide la relación que hay entre la distancia focal y el diámetro del diafragma.

      Ciao

  6. Cuidado al usar un objetivo con sistema de estabilización y un trípode. Si vas hacer exposiciones relativamente largas, desactiva la estabilización del objetivo para evitar que, al activarse este mecanismo, se añadan vibraciones que puedan trepidar tus fotos.

  7. Rapheus dice:

    Solo faltó aclarar que en la regla de la inversa de la focal, cuando los lentes son dx debería multiplicarse por 1.5. Es decir si en un lente FX de 50mm el tiempo mínimo es 1/50, para un lente DX de 50mm el tiempo mínimo es 1/75 (50*1.5). Saludos!

  8. The_Wanderer dice:

    Muy buen artículo, buen análisis de comparación del factor F con la estabilización, no me había puesto a pensar la relación que tienen

Opina