Piensa en Cuadrado: Otra Forma de Ejercitar el ‘Ojo Fotográfico’

image1
Alfredo: ¡Hola a todos! ¿Conocéis a  Javier Millán? Hoy viene a dzoom para contarnos el mundo que se nos puede abrir con solo cambiar el formato de nuestras fotos al cuadrado. ¿Lo vemos?

En este artículo vamos a sumergirnos en una forma diferente de “ver” la realidad que nos rodea, vamos a romper con los formatos preestablecidos en la era digital e incluso con la forma natural de percibir nuestro entorno.

Considerablemente mas estático y limitado, el formato cuadrado puede proporcionarnos, en numerosas ocasiones, una atractiva vía de escape con la que poder dar rienda suelta a nuestros mas profundos impulsos creativos. ¿Te atreves a salir de casa pensando en cuadrado?

Un Poco de Historia

El formato cuadrado se remonta casi a la propia popularización de la fotografía a principios del siglo XX. Fue una Rollei, en 1929, una de las primeras cámaras en comercializarse haciendo uso de películas en formato cuadrado y, ya a mediados de siglo, fueron numerosos los fotógrafos que trabajaban con él. Sin embargo, este formato de película no se popularizó hasta 1948 cuando la conocida marca Hasselblad lanzó su propia cámara de formato cuadrado.

¿Por Qué Resulta Interesante? Implicaciones Compositivas

Habituados a mundo tendente a lo panorámico (cine, televisores, tablets…) el formato cuadrado nos brinda cierto margen para innovar: es positivo, estable, sereno, tranquilo, expansivo, grande, activo.

Si con los formatos preestablecidos debíamos tener especial cuidado a la hora de ubicar los elementos dentro del encuadre, a la hora de decidir qué objetos entran en escena y cuales no, en composiciones cuadradas aun resulta de mayor importancia: la forma en que se relacionan los elementos cambia, la regla de los tercios queda en segundo plano, las formas geométricas potencian la composición de la escena y el sentido de equilibrio cobra especial protagonismo por la propia esencia del cuadrado, sólido y visualmente estable.

image2

Estabilidad y Equilibrio con Doble Simetría

Equilibrio:

Como comentábamos en el párrafo anterior, el cuadrado es estable en sí mismo, el punto fuerte se desplaza al centro. Si haciendo uso de formatos rectangulares se aconseja huir del centrado, aquí las composiciones centradas resultan coherentes y el buscar simetrías puede funcionar muy bien.

Formas geométricas:

Ayudan a potenciar la composición gracias a la simplicidad gráfica que ofrecen. Diagonales, triángulos o círculos crean atractivos espacios y conducen la lectura de la imagen.

El círculo:

Dentro de las formas geométricas el círculo resulta de especial interés por la forma en que nos guía a través de las imágenes. La manera en que el espectador “escanea” la fotografía es diferente, en lugar de conducir la mirada de izquierda a derecha o de arriba hacia abajo, realiza un movimiento circular que enriquece su lectura, se aleja de lo habitual.

Espacio:

Los formatos rectangulares nos ofrecen más espacio y esto en numerosas ocasiones se vuelve en nuestra contra. En formatos cuadrados tendremos la posibilidad de eliminar ciertas áreas, llenando el cuadro y concentrando la información.

Regla de los tercios:

Como hemos comentado anteriormente, el punto fuerte tiende al centro. Sin embargo, la regla de los tercios es perfectamente válida en los formatos cuadrados.

image3 Composición con lectura circular

image4 Punto fuerte al centro

¿Cómo Puedo Obtener Imágenes en Formato Cuadrado?

A día de hoy existen numerosas formas de conseguir fotogramas cuadrados. En la era analógica lo más habitual consistía en trabajar con cámaras que utilizaran películas cuadradas, aunque también existía la posibilidad de recortarlas manualmente en el laboratorio. Ahora la situación es prácticamente contraria, trabajar con cámaras de formatos estándar para posteriormente recortarlas digitalmente en algún editor de imágenes. Sea como fuere las posibilidades son variadas: películas cuadradas, recortes de laboratorio, sensores cuadrados, recortes digitales e incluso aplicaciones de móvil como instragram que apuestan de forma directa por el formato que nos ocupa.

  • Cámaras que usen películas cuadradas como la Holga, Hasselblad, Rolleiflex o incluso la conocida Polaroid.
  • Recorte manual en laboratorio usando películas con otra proporción.
  • Cámaras digitales que lleven incorporado sensor cuadrado.
  • Recorte digital en cualquier editor de imágenes que ofrezca dicha posibilidad. En Adobe Photoshop Lightroom resulta especialmente sencillo dar una vista rápida a nuestro archivo fotográfico probando composiciones cuadradas.
  • Aplicaciones para móviles. El caso de instagram resulta completamente innovador, nos invita de forma directa a ejercitar nuestro ojo fotográfico limitados por unas proporciones cuadradas.
  •  Las aclamadas cámaras Polaroid también merecen un apartado especial, pues nos permiten obtener fotografías en papel de forma instantánea.

Caso Práctico

Desde hace escasos días tengo acceso diario a fotografiar la costa y he decidido ilustrar este artículo con alguna imagen marina. Salí con la intención de buscar localizaciones donde poder ejercitar algunos de los conceptos tratados, y un pequeño grupo de rocas fue suficiente. Aisladas y siguiendo un arco en dirección al horizonte, el habitual formato rectangular de nuestras cámaras creaba un espacio vacío a ambos lados de la imagen que conseguía desvirtuar la composición.

image5La información de la imagen  queda concentrada, no sobra ni falta espacio, es estable, tiene ritmo

image6

image7También funciona en retratos

Y Ahora, ¡Manos a la Obra!

Una vez asimilada cierta cultura acerca del formato cuadrado, aprendidas las implicaciones compositivas que tiene y cómo podemos obtener un trabajo final en las proporciones de las que venimos hablando, ¡os invito a ejercitaros un poco!

Actividad I

Para los más activos: Inspirarse en el trabajo de otros fotógrafos resulta una buena manera de comenzar una nueva etapa, e incluso de evolucionar en la búsqueda de un lenguaje o una forma de expresarse propia. Aquí os dejo algunos célebres autores que han acumulado un gran trabajo en formato cuadrado. Visítalos, analiza su trabajo y sal a la calle o naturaleza a poner en práctica lo comentado en este artículo. ¿Qué tal te ha ido?

Actividad II

Para los más perezosos: Echa la vista atrás, busca en tu disco duro y prueba a revelar algunas de tus imágenes de archivo. Quizá la herramienta más sencilla, como hemos comentado anteriormente, sea Adobe Photoshop Lightroom. Este espacio de trabajo nos permite revisar de forma muy práctica todo nuestro material fotográfico almacenado en busca de imágenes con posibilidades, previsualizarlas y editarlas sobre la marcha. ¿Nos enseñas tus resultados?

Y Tú, ¿Te Atreves a Pensar en Cuadrado?

Javier Millán Luengo (Badajoz, 1986). Estudiante de biología en la UNEX, su incursión en el mundo de la fotografía de naturaleza estuvo claramente influenciada por su vocación. Autodidacta, ha participado en diversas exposiciones colectivas y conseguido varios primeros premios en concursos. Finalista en la categoría “Animals in their environment” en uno de los concursos de fotografía de naturaleza mas importantes del mundo, el “Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year” en el año 2011.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. Slayertxu dice:

    Es verdad que hay muchas fotos que te piden el formato cuadrado, pero yo personalmente intento no hacerlo debido a las dificultades para imprimirlo después al ser de tamaño diferente a las demás. Aunque también es cierto que cada vez revelo menos y uso más los álbumes digitales.
    Por ejemplo, utilicé el formato cuadrado hace mucho tiempo para hacer esta…. cosa (no sé ni cómo definirla)

    http://www.flickr.com/photos/slayertxu/4655422447/

  2. Tropocolo dice:

    A mi el formato cuadrado no me convence, aunque alguna vez si que lo ya utilizado. Aunque reconozco que las fotos expuestas son buenas, pero me gustaría poder verlas ne formato “normal”
    Yo lo he utilizado, por ejemplo, aqui ;)
    http://www.tropofoto.com/2012/08/26/uno/

  3. jslsvg dice:

    Pues a mi si me gusta, sobre todo en las flores redondas, donde el fondo no aporta mucho o cuando quieres resaltar un objeto en concreto. Lo suelo acompañar, aunque no siempre, de un viñeteado, para resaltar aún más el centro.
    Para muestra un ejemplo:
    http://www.flickr.com/photos/jslsvg/9819664003/

    Saludos
    José L.

  4. elzuma dice:
  5. danikomdq dice:
  6. Cabite30 dice:

    me gusta la idea. El otro día hice una foto de costa en formato cuadrado y blanco y negro para probar y me ha gustado. Además para mi sorpresa en 500px ha tenido un éxito rotundo, asi que habra que darle al coco para hacer mas cosas

    http://500px.com/photo/48965208
    http://misfotoscbt.blogspot.com.es

  7. No me habia parado nunca a pensar en este tio de formato, que bastante tengo con el que uso. PEro si, es una nueva opción para hacer un ejercicio de composoción y tratar de desarrollar un poco más nuestras capacidades de expresividad

  8. SergioAA dice:

    Muy interesante, gracias por el post. Me encanta la fotografía en cuadrado… es uno de los puntos por los que adoro Instagram… :)

    Una de mis fotos preferidas:
    http://500px.com/photo/23785077

    Mi perfil de instagram, fotos cuadradas para parar un tren… :P
    http://instagram.com/sergioaragon

    Saludos.

Opina