La Regla del Horizonte, Fundamento Clave de la Composición Fotográfica

10439026396_4f501519a0_b

Cuando hablamos de componer nuestras imágenes, en realidad estamos hablando de conseguir ordenar los elementos que en ellas aparecen para, así, ayudar al espectador a leer nuestras fotografías. Existen ciertas reglas (que, en realidad, son más bien directrices u orientaciones) que, en términos generales, ayudan a componer nuestras fotografías de una manera atractiva para el ojo humano.

La regla del horizonte es una de ellas: una pequeña ayuda para darles cierto atractivo visual a nuestras fotografías. ¿Qué es la regla del horizonte? ¿De dónde sale? ¿Cómo utilizarla? Y, además, ¿cuándo romperla?

Todo Viene de la Regla de los Tercios

La regla de los tercios dice que hay cuatro puntos dentro de un cuadro que son más atractivos visualmente que el resto y, por lo tanto, que para conseguir una composición atractiva, deberíamos situar los elementos de nuestras composiciones en estos puntos.

Como se ve en la imagen, estos cuatro puntos aparecen a partir de la intersección de cuatro líneas: dos horizontales y dos verticales. Para poder seguir la regla de los tercios bastará con que usemos sólo dos de estas líneas, las horizontales.

Es decir, dividiremos la imagen en tres franjas horizontales completamente iguales entre ellas. Una vez hecho esto, sólo deberemos utilizarla para distribuir los elementos de nuestra imagen. Como su propio nombre indica, esta regla consiste en colocar la línea del horizonte en una de las líneas que acabamos de dibujar.

Antes de profundizar en qué línea deberíamos colocar nuestro horizonte, es importante puntualizar que esta división del encuadre se puede realizar tanto para las tomas en horizontal como para aquellas que disparemos en vertical. Sólo tendremos que dividir la imagen en tres zonas iguales.

Y, por supuesto, no sufras si no consigues dividir tu fotografía en tres franjas completamente iguales al principio. Muchas cámaras suelen ofrecer la posibilidad de sobreimpresionar las guías propias de la regla de los tercios en su pantalla para, así, ayudar al usuario. Puedes empezar utilizándolas como orientación pero ya verás que, con el tiempo, termina siendo un proceso automático a la hora de encuadrar.

¿Dónde Coloco el Horizonte?

¿Cómo podemos saber dónde deberíamos colocar nuestro horizonte en la imagen según la regla de los tercios? Es tan fácil como saber a qué queremos darle importancia. Hemos dicho en la introducción que componer consiste en ordenar los elementos para poder guiar la mirada del espectador, eso es lo que vamos hacer: tenemos dos líneas que cruzan nuestra imagen. Así que tenemos, en principio, dos posibles posiciones para nuestro horizonte.

  • Colocar el horizonte en el tercio superior de la imagen. Lo usaremos cuando queramos que los ojos de aquel que vea la imagen se centren en la parte inferior de esta, es decir, en el paisaje. Al colocar el horizonte en el tercio superior, la tierra ocupará más espacio dentro del cuadro y, por lo tanto, le estaremos dando más importancia.

  • Colocar el horizonte en el tercio inferior de la imagen. Nos servirá cuando queramos darle más importancia al cielo, las nubes o cualquier fenómeno meteorológico o sujeto áereo que tengamos delante. Al colocar el horizonte en el tercio inferior, el cielo será lo que más espacio ocupe dentro del encuadre, así que la mirada de aquel que vea la fotografía irá directa hacia él.

(Te puede interesar: La Proporción Áurea Qué Es y Cómo Sacarle Jugo en tus Fotos)

La Tercera Opción: Romper las Reglas

¡No pensarías que todo terminaba ahí! Seguro que has oído muchísimas veces eso de que "las reglas están para saltárselas" y especialmente en la fotografía y el mundo del arte donde para ser creativos debemos ser libres. Así pues, efectivamente, existe una tercera opción: romper con la regla del horizonte y colocarlo en el centro matemático de nuestra imagen. Esta situación será especialmente atractiva para, por ejemplo, fotografías simétricas (fáciles de encontrar si usamos reflejos en el agua, por ejemplo) o si, simplemente, queremos darle la misma importancia a las dos partes de la fotografía.

También puedes inventarte tú la posición que quieras para tu horizonte, si consideras que para la foto que quieres hacer, ninguna de las posiciones anteriormente descritas funciona bien. Pero si vas a hacer esto, asegúrate de que tenga sentido. De que no sea un descuido, de que lo hagas queriendo: si decides romper las reglas, debes ser consciente de por qué lo haces.

Así que, para romper reglas es indispensable conocerlas previamente y saber qué aportan a la fotografía. Sólo así podrás llegar a la conclusión de que esa regla no funciona para tu fotografía y, por lo tanto, podrás romperla con razón.

La Regla del Horizonte No Sólo Funciona para los Horizontes

Tendemos a considerar horizonte aquella línea que separa el cielo de la tierra en las fotografías de paisajes pero para nada es (sólo) así. Todas las fotografías tienen un horizonte, a veces puede incluso que no se vea. Aunque ese sea el caso de nuestra fotografía, tenemos que ser conscientes de dónde se encuentra el horizonte para poder componer la imagen en consecuencia.

Recuerda que la posición del horizonte también es un elemento muy importante para marcar la perspectiva de nuestras fotografías, así que colocar el horizonte en un punto u otro nos puede ofrecer más o menos profundidad en la imagen que estamos realizando.

Y, a parte de la línea que separa el cielo de la tierra, ¿qué más puede ser un buen horizonte? Pues cualquier línea horizontal que cruce tu fotografía es un horizonte en potencia. En general un horizonte suele dividir en dos la imagen, aunque no necesariamente tiene que ser para separar cielo y tierra, así que si te encuentras con una imagen de este estilo, ¡ahora ya sabes qué hacer con le horizonte!

¿Preguntas? ¿Ejemplos? ¿Algo que Contar?

Los comentarios son todo tuyos, ¡aprovéchalos!

Nota: Artículo originalmente publicado el 5 de Septiembre de 2006  y reeditado el 21 de Mayo de 2014

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. juanca200 dice:
  2. tropofoto dice:

    PAra que están las reglas, si no es para romperlas? http://www.tropofoto.com/2014/03/17/anos-que-pasan-pero-no-pesan/

  3. Emmanuelle dice:

    Bastante interesante, rápido y sencillo para recordarlo…

  4. Geta1 dice:

    Interesante documento, aqui os dejo mi puesta en practica:

    https://www.flickr.com/photos/saga82/13954392822/in/set-72157635451790654

    Un saludo.

  5. marinaAC dice:
    • drluis25 dice:

      HOOOOOLA VEEEEE PANIIITAAA,,,,

      QUE MUUUAAA,,, HAS COPIADO SOLO LINK Y NO HAS PUESTO PARA VER LAS FOTOS COMO PUBLICAS CHIIII AJAJAJA

    • drluis25 dice:

      DIOS TE BENDIGA MIJAAAAAA,,;!!!

      TIENES QUE DARME UNAS CLASESSSSSS

  6. Eduarq dice:

    Resulta muy interesante descubrir estas reglas, pues muchas de ellas las seguimos a veces sin conocerlas aún, no sabiendo muy bien por qué, simple intuición.

    Aquí va una donde rompo esta regla para transmitir mejor la idea de encajonamiento en este paisaje urbano de Lisboa:

    https://www.flickr.com/photos/habitarlared/14608299393/lightbox/

  7. andres zazueta dice:

    gracias..por tus comentarios son de gran ayuda andaba perdido pero con esto salgo adelante..gracias a todos

  8. Victor Vega Campos dice:

    Soy de costa rica, son muy hermosas tus fotos saludes

  9. Diana_Mi dice:

    Si ves mas las fotos de clasicos, aprendes mas rapidamente

  10. Hola a todos, tengo una gran curiosidad con respecto a composición de retratos con fondos paisajísticos, por donde debería pasar la linea del horizonte con respecto a la cara de la modelo?

  11. David DXR dice:

    Muy bueno dejarlo claro

    dejo mi aporte:

    https://flic.kr/p/xL9mN4
    https://flic.kr/p/nEb5cx

Opina