Revelado Digital: ¿en Casa o en la Calle?

Periódicamente me hago esta misma pregunta, y no acabo de conseguir una respuesta.

Aunque la percepción de la fotografía como recuerdo familiar ha cambiado completamente a partir de la irrupción de las cámaras digitales, con una reducción significativa del revelado de fotos a papel, soy de los que me resisto a ver las fotos en el ordenador y me gusta disponer de mis fotos preferidas en papel fotografico.

A la hora de revelar esas fotos, me planteo una pregunta: ¿es preferible disponer de mi propia impresora en casa o mejor revelo las fotos fuera? Las ventajas e inconvenientes para cada una de las dos opciones son muchas.

Estoy pensando en revelado en tamaños y papeles estándar a partir de impresoras de consumo de los fabricantes más conocidos de precio no superior a los 60 o 70 euros (la Epson 2400 que recomienda José María Mellado se pasa de los 500 euros).

Ventajas de la Impresora frente al Revelado en Establecimientos Especializados

    • el precio de las impresoras de consumo ha bajado notablemente, siendo prácticamente el precio de los repuestos de tinta.

Hace tiempo, la capacidad de que una impresora pudiera imprimir con "calidad fotográfica" se contemplaba como un extra. Hoy en día prácticamente cualquier impresora destinada al mercado doméstico cuenta con esta característica como base.

    • cuento con la comodidad de poder trabajar en casa.

Hay veces que poder sacar tus propias fotos en casa en el momento que lo necesitas no tiene precio. No necesitas desplazarte a ningún sitio o encargar los trabajos por internet y esperar a que estén listos.

    • puedo ver el resultado de las pruebas inmediatamente, mientras que si las encargo tengo que esperar los resultados.

Un problema muy frecuente a la hora de imprimir fotos radica en las diferencias observadas entre lo que vemos en la pantalla del ordenador y el resultado obtenido en el papel fotográfico. La mayoría de las ocasiones estas diferencias se deben a problemas con la configuración de perfiles ICC o de calibraciones incorrectas del monitor. Cuando estamos trabajando en casa, siempre podemos repetir la impresión si nos percatamos de este problema, pero cuando encargamos nuestros trabajos fuera, solo vemos el resultado cuando recibimos las fotos impresas.

Ventajas del Revelado en Establecimientos Especializados frente a las Impresoras

    • la calidad del revelado profesional es mayor.

Salvo excepciones (que siempre puede haberlas), un laboratorio profesional está más que acostumbrado a trabajar en esta materia. Su negocio depende de ello, y debería cuidar todos los detalles para dar lo mejor de si mismo. Y como todo en la vida, cuando un trabajo lo realiza un profesional lo normal es que los resultados sean eso, profesionales.

    • para tamaños estándar (10x15 o 13x18), el plazo de entrega es prácticamente inmediato.

Aunque en impresiones en gran formato los plazos pueden ser mayores, las impresiones en tamaños pequeños (a los que la propia impresora doméstica nos limita) suelen ser muy rápidos, muchas veces inmediatos, donde podemos acudir con nuestras fotografías en un soporte magnético y llevárnoslas en ese mismo momento.

    • el coste de impresión es menor que en casa.

Más allá de la amortización del coste de la impresora o el consumo eléctrico, si sumas el coste del papel fotográfico y la tinta, probablemente veas que se sale más a cuenta usar un servicio de impresión.

    • pago justo lo que consumo (no tengo que preocuparme de que se sequen los cartuchos de tinta).

Un problema añadido al coste que mencionaba en el punto anterior, existe un riesgo de coste adicional asociado al reemplazo de los materiales antes de su teórica vida útil por la degradación de los mismos, como posibles problemas con el papel o el sacado de la tinta.

    • no me ocupa espacio en casa.

Otro factor añadido es el del espacio. Puede que ni siquiera dispongas del espacio para una impresora en casa, ahora que cada vez los elementos informáticos ocupan menos en casa y trabajamos más con equipos portátiles más pequeños. Y es que, ¿tienes impresora? ¿tienes espacio para albergar una en tu mesa de trabajo?

Y tu, ¿qué opinas?

Lo que has podido leer no deja de ser una opinión muy personal en la que he tratado de identificar los pros y contras de imprimir nuestras fotografías en casa frente a utilizar un servicio de impresión, y en este sentido me interesa mucho tu propia opinión y experiencia, tus preferencias y motivos para elegir una cosa u otra.

¿Cómo imprimes tus fotos? ¿Lo haces en casa? ¿Usas un servicio especializado?

Artículos Relacionados

Comentarios

  1. HJGarcia dice:

    Hola: ¿no vendría bien también algún artículo sobre edición de fotolibros? Me veo en esa tesitura de tener que hacer uno y he consultado varios artículos y foros, pero siempre son algo anticuados (de 2010 – 2011). También he encontrado recientemente la opción de hacerlos con laboratorios locales, relativamente pequeños, que tal vez no aparecen en internet como otros “fotolibros típicos” con marca que conocemos, pero la calidad de sus impresiones, tal vez sea buena. ¿Podríais sacar algo referente a ésto? Gracias.

  2. foraud dice:

    Yo lo tengo claro, imprimo en casa. Y no hace falta gastarse mucho dinero para tener una calidad equivalente a la que ofrecen los tipicos establecimientos de revelado rapido.

    El coste por copia no es mas alto que el de una tienda. Como? Sistemas CISS o Cartuchos recargables. Tengo, y recomiendo, una Brother DCPJ315W con cartuchos recargables de alta capacidad y tinta DYE especifica para esta impresora de marca Inktec. Junto con papel fotografico HP se pueden conseguir copias en calidad fotografica en A4 por unos 15 centimos. Evidentemente se puede usar papeles mas caros y mas gramaje u otros formatos.

    Ventajas? Puedo imprimir cuando quiero sin tener que esperar a tener un grupo grande de fotos para hacer un pedido, puedo hacer todas las pruebas que quiera y desde mi casa. Eso si, las fotos impresas en casa no tienen proteccion alguna y por tanto son mas sensibles a tocarlas con los dedos, rozaduras o descoloracion por exposicion de luz. Vamos que para enmarcar o guardar en albums genial, pero no son el mejor sistema si se requiere resistencia.

Opina