‘Shooting From The Hip’ Aprende a Disparar Como Un Vaquero Para Lograr Mejores Fotos Urbanas

Shoot from the hip - mini

La fotografía urbana es una disciplina que a medida que la vas probando, le vas cogiendo el gustillo y te va atrayendo, créeme. El encanto de poder retratar a las personas en situaciones cotidianas y otras no tanto y de poder inmortalizar momentos o ubicaciones directamente relacionadas con nuestros semejantes es adictivo.

Probablemente sea por la dificulad y el componente de hallazgo que conlleva el poder captar una imagen repleta de naturalidad y de emociones, algo que es propio e inherente a la fotografia urbana. Pero, para ello, es fundamental ser rápido y preciso a la hora de disparar nuestra cámara y, también, por supuesto, poder pasar completamente desapercibido para no interferir, ni alterar lo más mínimo la escena.

¿Cómo lograrlo? Pues lo cierto es que existe una técnica de disparo ampliamente extendida y conocida entre los que tienen el gusto de practicar fotografía urbana, se trata de la técnica conocida como "shooting from the hip", que veremos en el artículo de hoy. ¿Quieres saber en qué consiste?

¿Qué Significa "Shooting From The Hip"?

Disparo de un vaqueroLa traducción literal quiere decir: disparando desde la cadera. Y viene de la jerga de las películas de indios y vaqueros en las que habitualmente, cuando había un duelo, los contendientes desenfundaban y disparaban su revólver desde la cadera para poder hacerlo más rápido que su oponente.

Por supuesto, esto no resultaba nada fácil y requería por parte de aquellos que se atrevían a probar con esta suerte, de una gran destreza y, sobre todo, mucha práctica.

Como podrás imaginar, resulta mucho más fácil acertar a un blanco disparando con tu revólver situado a la altura de los ojos (desde donde puedes apuntar mucho más fácil), que a la altura de la cadera, desde donde tienes que utilizar un ángulo que variará considerablemente en función de la altura y distancia a la que se encuentre el objetivo.

¿Y Esto Qué Tiene Que Ver Con La Fotografía?, ¿Y Con La Fotografía Urbana de Manera Especial?

Pues muy sencillo, imagina que los vaqueros tuviesen en su cintura una cámara en lugar de un revólver. Y que ganase el duelo el que lograse sacar a su oponente correctamente encuadrado y nítido en su fotografía. Pues ya lo tienes, en eso consiste la técnica cuando hablamos de fotografía.

El fotógrafo sitúa la cámara a la altura de su cadera y utiliza el ángulo adecuado para lograr sacar en imagen la escena que quiere retratar. Pero, para ello, no ha podido utilizar ni siquiera el visor, o la pantalla de su cámara. Pues esto conllevaría emplear más tiempo en poder realizar la toma y, además, poder ser visto por aquellos que serán fotografiados y, por tanto, restar naturalidad a la toma.

La altura y el plano del encuadre que se consigue

Es por esto por lo que se considera una técnica estrechamente relacionada con la fotografía urbana, porque permite rapidez y disimulo a la hora de inmortalizar cualquier escena que podamos encontrarnos en nuestras sesiones por la ciudad.

Y además de permitir rapidez y disimulo, sitúa la cámara y, por tanto, el punto de vista de la fotografía a una altura que ofrece resultados muy atractivos y que introducen en la escena fotografiada a quien visualiza la foto, como puedes ver en la imagen superior.

Algunos Consejos Útiles Para Dominar La Técnica

Lo primero a comentar, más que un consejo, es la principal característica de esta técnica, que consiste en situar la cámara a la altura de la cadera o cintura, tal y como se muestra en la fotografía de portada, y disparar desde esta posición. Esto, como podrás imaginar, es fundamental para lograr imágenes como la siguiente:

Imagen tomada disparando desde la cadera

Pero, ¿qué otros consejos podría darte para ayudarte a ir cogiéndole el tranquillo a esta técnica? Allá van algunos:

  • Si es posible, utiliza una cámara de dimensiones reducidas y cuyo manejo sea sencillo para que puedas controlarla bien. Especialmente teniendo en cuenta a la altura a la que la tendrás y que no podrás prestarle mucha atención a la posición en que se encuentra.
  • Los objetivos más adecuados para esta técnica, sin duda, serán objetivos angulares, o, como mucho, normales. Ten en cuenta que no vas a poder encuadrar a través del visor o la pantalla de tu cámara, por lo que necesitas un campo de encuadre suficientemente amplio como para poder cometer un cierto error, que luego arreglarás en el postprocesado. Suelen ser habituales, por ejemplo, focales fijas entre los 17 y los 35 mm (en función de si estás en formato DX ó FX).
  • El problema de disparar "a ciegas", sin poder ver el encuadre real en tu cámara antes de sacar la fotografía, no sólo afecta al contenido de la imagen, sino también al plano de enfoque de la misma. Como no podrás determinar el punto de enfoque adecuado, lo más oportuno es que juegues con una apertura reducida, de modo que puedas contar con la profundidad de campo más amplia posible. Hasta llegar a la hiperfocal, incluso.
  • Como no vas a poder mirar por el visor para seleccionar el punto en el que situar el plano de enfoque, es ridículo el disparar en cualquier modo de enfoque automático (la cámara podría elegir uno erróneo por nosotros). Así que pon tu cámara en modo de enfoque manual, sitúa la distancia de enfoque en una posición que permita contar con una amplia profundidad de campo y listo.
  • En cuanto al modo de disparo, en función de tu destreza, puedes optar por el modo completamente manual, para tener pleno control de todos los ajustes, o bien por el modo de prioridad a la apertura, para al menos asegurar una apertura reducida y así contra con suficiente profundidad de campo, tal y como habíamos comentado.
  • Sea cual sea el caso, debes cerciorarte de que el tiempo de exposición permita congelar la imagen (salvo que busques premeditadamente no hacerlo), sobre todo si la escena presenta cierto movimiento. Podemos estar hablando de tiempos entre 1/200 y 1/500 seg. Y en caso de que la iluminación no sea suficiente para asegurar la apertura y tiempo de exposición adecuados, incrementa lo estrictamente necesario la sensibilidad ISO.
  • Por último, en función del modo de disparo elegido, en caso de que sea alguno de los modos semiautomáticos, el modo de metering más apropiado en la mayoría de los casos será el matricial. En caso de optar por modo de disparo manual, el metering como mucho te ofrecerá alguna indicación de posible sobre o subexposición con los ajustes seleccionados, pero no los ajustará para lograr una exposición correcta.

El último de los consejos que te voy a dar es, quizás, el más obvio y habitual. Y está estrechamente relacionado con la dificultad que entraña disparar sin mirar. Dispara, dispara y dispara. Intenta muchas veces esta técnica, dispara en modo ráfaga sobre cada escena que desees fotografiar. Sólo así podrás ir mejorando y, de paso, teniendo siempre más de una opción entre las que elegir.

¿Y Tú Has Probado Esto, Vaquero?

¿Conocías esta técnica?, ¿te habías planteado su importancia y uso más que obligado en fotografía urbana? Si es que no, cuéntanos qué te ha parecido y si tienes alguna duda al respecto. Y, por supuesto, no dejes de enseñarnos tus progresos tras poner en práctica lo que indicamos.

Si es que sí, a lo mejor tienes algún consejo o comentario que añadir, no lo dudes y hazlo. Y, por supuesto, tampoco dejes pasar la ocasión de presumir de alguna de tus mejores imágenes captadas con esta técnica. Estamos deseando verlas.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. frankief dice:

    Buen artículo. Pues si, he utilizado este método (y otros, según circunstancias) para hacer fotos callejeras. Aquí os muestro una foto: http://www.pbase.com/frankief/image/138546332
    saludos! :))

  2. Rodger dice:

    Aprendí esta técnica en un curso de fotografía urbana. La mayoría de estas fotos acaban en nada, pero de vez en cuando sale alguna buena. Os muestro una de Vietnam. La cámara iba colgada a la altura de la cintura: https://www.dropbox.com/s/dmyaw6z84bzosh4/img_3976.jpg?dl=0

  3. No conocía la técnica. Bueno, en realidad si, pero no sabía que tenía ese nombre.
    Cada vez que leo sobre fotografía callejera (y eso que me encanta) me surge la misma duda: ¿Podemos hacerla y publicarla? ¿Debemos? Hace no mucho leía este artículo que va al hilo de todo esto y me pareció interesante la reflexión: http://blog.arkangel.info/2009/08/30/robadoscallejeros/

    • Hola Emartinena,

      Para evitar problemas yo siempre procuro o bien no mostrar rostros, o bien mostrarlos de modo que no sean identificables. Efectivamente, la reflexión que comentas es muy interesante.

      Ciao

    • camarlengo dice:

      Ni idea de la legislación en México (desde donde escribo) pero la verdad que la mayoría de las fotos así captadas no nos dejarán ninguna ganancia económica simplemente por que la técnica no es ventajosa y la parte artística es difícil de lograr, casi tanto como que el sujeto retratado vea la foto publicada. Entonces no le veo motivo a tener miedo a tomar fotos “a lo vaquero”.

    • Didier86 dice:

      Este señor no se preocupa mucho por el tema… https://www.youtube.com/watch?v=kkIWW6vwrvM

  4. batintin7 dice:

    me ha resultado muy util y práctico este articulo. Lo pondré en práctica

  5. Jacint Palleja dice:

    Andando o deambulando con la cámara colgada del cuello, el pulgar en el disparador y haciendo como que miras a otra parte, he cortado bastantes cuellos, pero tengo muy buenos recuerdos de alguno de mis viajes…

  6. martingraglia dice:

    Muy interesante nota. Muy amena de leer también. La fotografía urbana es algo que hace tiempo estoy queriendo probar, quizá con estos consejos me decida de una vez a intentarlo.
    Gracias Javier, felicitaciones por el artículo!

  7. Gerson GARU dice:

    Buen artículo, yo he realizado algunos intentos les comparto el resultado https://www.facebook.com/groups/4970593006/permalink/10153131815688007/

  8. Luis Fernando Lopez dice:

    Excelente. he leido muchos de los artículos y realmente me han ayudado mucho en reforzar algunos temas y concepto.
    Gracias y felicitaciones por este y otros artículos

  9. makarenko dice:

    el maestro Sergio Larraín usaba cotidianamente esta práctica, de hecho en Magnum publicaron una restrospectiva con sus fotos, cuando aun estaba vivo, que se denominó “Rectángulo en la mano”, como él solía llamar a esta técnica….
    saludos y muy buen artículo, como siempre!!

  10. Once a Day dice:

    Qué interesante. Nunca lo he probado pero me parece buena idea, sobre todo, cuando te da apuro fotografiar a desconocidos. Me parece difícil controlar la toma, eso sí. Pero lo voy a intentar. Gracias por el artículo :)

  11. Getxan dice:

    Este fin de semana he subido con la familia a la nieve, concretamente a la Vall de Núria. He hecho muchas fotos a mis hijos y mi mujer. Para hacer todas y cada una de ellas he pedido por favor a toda la gente que no quisiera salir que se apartara y a la que no le importara salir que me firmara una cesión de los derechos de imagen. Estoy hablando de decenas, tal vez cientos de persona por cada toma. Todo por cumplir la ley, claro. Nunca se sabe la utilidad que le voy a dar a esas imagenes.

  12. La fotografía callejera es posiblemente la disciplina más complicada y difícil de dominar. No es para todos los fotógrafos por muchos motivos y el primero es que mencionas en este artículo: el miedo a fotografiar desconocidos y que se den cuenta de lo que estás haciendo.

    Si decides fotografiar desde la cadera mi consejo es que te centres principalmente en la composición y trates de automatizar al máximo el proceso. Algunos de mis fotógrafos favoritos hacen sus fotos en modo “P” y los resultados son sencillamente espectaculares.

  13. walimai dice:

    Últimamente practico mucho esta técnica en mis caminares por mi ciudad….

    Muchas de las últimas imágenes de mi álbum callejero están hechas así (entre otras cosas, por eso los encuadres no son siempre muy convencionales…).

    Espero que os guste:

    https://www.flickr.com/photos/walimai/sets/72157632191367882

    • walimai dice:

      Yo suelo llevar la cámara colgada o en la mano, con la mano en el pecho y disparando con prioridad de velocidad, entre 1/400 y 1/640, dependiendo de las condiciones de luz.

  14. vifebe dice:

    Veo poco asertiva esta técnica. El no poder ver lo que estoy disparando no me es atractivo. Prefiero un buen robado a cierta distancia. Saludos

  15. Leoncillo2000 dice:

    Excelente artículo, gracias!

Opina