Tipos de Plano Fotográfico: Ejemplos y Usos

Los tipos de plano en fotografía son muy importantes, sobre todo, si estás empezando. Te van a ayudar a visualizar por completo a tu elemento o sujeto protagonista y a analizar el fondo, algo que muchas veces pasamos por alto y que es tan importante como nuestro sujeto en cuestión.

Muchos de estos tipos de plano te sonarán de la terminología cinematográfica, ya que al ser una disciplina hermana, se comparte esta denominación de planos. Pese a que muchos de ellos están pensados para fotografía de retrato, también pueden aplicarse a todo tipo de estilos fotográficos.

¿Quieres conocer todos los tipos de plano que existen y cómo te pueden ayudar a mejorar tus fotografías? Enseguida te lo cuento.

¿Qué Son los Tipos de Plano?

Cuando encuadramos mirando a través de nuestro visor o de la pantalla de nuestra cámara, estamos decidiendo qué tipo de plano vamos a disparar. Tanto la posición de la cámara como la escala del elemento protagonista determinarán el encuadre final de nuestra foto, es decir, el tipo de plano.

Los tipos de plano nos describen una serie de estándares a la hora de encuadrar nuestro elemento protagonista. Aunque muchos de estos tipos de plano están enfocados a planos para retratos, no se usan exclusivamente en este tipo de fotografía, sino que los podemos generalizar a cualquier tipo o estilo. Van a referirse al objeto protagonista de nuestra foto, ya sea una persona, un animal, un objeto, o cualquier elemento en el que se focalice la fotografía.

¿Por Qué los Tipos de Plano Pueden Ayudarte a Mejorar tus Fotos?

Los tipos de plano son una guía, no una norma, y es por eso que, como siempre, podemos romper las reglas y realizar el encuadre a nuestro gusto y criterio. Sin embargo, pueden ayudarte a mejorar tus fotos, sobre todo si te estás iniciando en la fotografía. Gracias a los tipos de plano vas a aprender a analizar tu fotografía antes de disparar, y no después. Esto es porque al intentar realizar un tipo de plano concreto vas a mirar por completo tu encuadre a través del visor o de la pantalla, visualizando así dos cosas que normalmente pasamos por alto, sobre todo cuando estamos empezando, y que son tan importantes como nuestro sujeto o elemento protagonista:

  • El fondo: Normalmente obviamos el fondo y solo nos centramos en mirar a nuestro elemento o sujeto protagonista. El fondo es igualmente importante y debemos cuidarlo también. Observa qué aparece detrás de tu protagonista, y pregúntate cómo podrías mejorarlo. Quizás simplemente moviéndote unos pasos puedas disparar una foto mucho más atractiva, gracias al fondo.
  • Los bordes del encuadre: Muchas veces nos fijamos solamente en la parte central de nuestro encuadre, y no nos damos cuenta, por ejemplo, de que nuestro borde está cortando alguna parte de nuestro sujeto protagonista o del fondo. Prestar atención a los bordes será importante para realizar una buena fotografía.Recuerda siempre que si tu elemento principal es una persona, nunca deberías realizar un plano que corte alguna de sus articulaciones o alguna mano o pie, ya que será técnicamente incorrecto. Aunque, como siempre, las reglas pueden romperse siempre y cuando esté justificado.

primer-plano

Tipos de Plano Según la Situación del Elemento Protagonista

La primera clasificación que encontramos para definir los tipos de plano es respecto a la situación de nuestra persona o elemento protagonista, es decir, respecto a su escala dentro de la propia fotografía. En orden, de más abierto a más cerrado encontramos los siguientes tipos de plano:

1. Gran Plano General

Este tipo de plano es el más abierto de todos, y comprende una gran cantidad de paisaje. Suele hacerse con objetivos gran angular u ojo de pez, ya que abarcan un mayor ángulo de visión. Otro buen recurso para realizar este tipo de plano es montar una fotografía panorámica realizando diversas fotos del lugar.

2. Plano General

Este tipo de plano muestra también una gran cantidad de paisaje, pero no de una manera tan lejana. Suele tener también algo que protagoniza el plano, un punto de interés, no es simplemente un paisaje amplio. Pese a tener un elemento o persona protagonista, el fondo tendrá casi la misma importancia que éste, por lo que deberemos prestarle especial atención a la hora de encuadrarlo.

Recuerda también las reglas de composición básicas, como la regla de los tercios, para encuadrarlo correctamente.

01-pg

3. Plano Entero

Nuestra persona o elemento de interés sale completamente, protagonizando la fotografía y ocupando de arriba a abajo todo el encuadre. Puedes apurar más o menos este encuadre, para llenar más o menos la fotografía, pero mucho cuidado con cortar los pies. Muchas veces nos centramos tanto en el centro de la fotografía que olvidamos mirar a los bordes antes de disparar.

A partir de este tipo de plano hasta el Plano Medio, la importancia de la persona reside en su pose, ya que su cara va a estar demasiado alejada como para ser el foco de atención. Pese a esto, el protagonista de nuestro ejemplo va a quedarse en una postura neutra para que puedas visualizar más fácilmente todos los tipos de plano.

02-pe

4. Plano Americano

A partir de esta escala, estos tipos de plano ya están pensados más bien para fotografía de retrato. El plano americano viene heredado de la cinematografía americana, concretamente de los westerns. Muestra 3/4 de la persona, cortando justo por debajo de las caderas, a medio muslo.

Es importante que tengas en cuenta el borde inferior de tu encuadre, ya que cortar la articulación, justo a la altura de la rodilla, está considerado como técnicamente incorrecto.

03-pa

5. Plano Medio Largo

Este tipo de plano encuadra a nuestro protagonista a la altura de la cadera. Ten mucho cuidado a partir de este tipo de plano, ya que los brazos entran en acción. En este tipo de plano es posible que, si no nos fijamos, cortemos las manos o los dedos. Como te comentaba antes es muy importante fijarse en los bordes de nuestro encuadre para visualizar qué entra y qué se queda fuera.

04-pml

6. Plano Medio

Este tipo de plano encuadra a nuestro protagonista a la altura de la cintura. Aquí el tema del corte de brazos será mucho más delicado, ya que si nuestro protagonista tiene los brazos estirados, las manos se saldrán del encuadre. Procura no cortar las manos a la altura de las muñecas.

05-pm_2

7. Plano Medio Corto

Este tipo de plano encuadra a nuestro protagonista por debajo del pecho, a modo de busto. Al ser un tipo de plano más cercano, ya empezamos a focalizarnos más en la cara de nuestro sujeto más que en su pose. Como te comentaba al principio, es importante no cortar articulaciones, por lo que si el sujeto tiene los brazos estirados deberías cortarlos a mitad de antebrazo, antes de llegar al codo.

06-pmc

8. Primer Plano

Este tipo de plano encuadra a nuestro protagonista por encima del pecho y debajo de los hombros, focalizándonos en su rostro. De la misma manera que antes, procura cortar los brazos a la altura del bíceps, para no cortarlos a la altura del codo.

07-pp

9. Primerísimo Primer Plano

Este tipo de plano es más cercano que el primer plano, focalizándose principalmente en la cara de nuestra persona retratada. Normalmente corta a mitad de frente y a mitad de barbilla si hacemos la foto en horizontal, o a mitad de cuello y a mitad de cabeza si la hacemos en vertical.

Suele usarse para enfatizar algún rasgo de la cara, como la mirada o los labios, o para centrarnos en su expresión facial (sorpresa, miedo, felicidad, enfado...).

08-ppp_2

10. Plano Detalle

Este tipo de plano se centra en alguna parte concreta de nuestra persona o elemento protagonista, en algún detalle de éste, para resaltarlo. Si, además, usamos profundidades de campo pequeñas, este detalle se enfatizará todavía más.

09-pd

Tipos de Plano Según la Angulación de la Cámara

Otra de las clasificaciones de tipos de plano que podemos encontrar se determina en función de la angulación de la cámara respecto al suelo. Estas dos clasificaciones no son exclusivas la una de la otra, sino que se combinan.

Estos tipos de plano no solo van a mostrar a nuestro protagonista de diversas maneras, sino que van a generar sensaciones muy diferentes.

1. Plano Normal

Este es el plano estándard, y corresponde a una situación no angulada de la cámara, es decir, está situada paralela al suelo. En este tipo de plano, el elemento protagonista de la foto está a la misma altura que la cámara. En el caso de las personas, la cámara se sitúa a la altura de los ojos de nuestro protagonista.

10-normal

2. Plano Picado

Este tipo de plano se consigue situando la cámara por encima de la persona o elemento protagonista de nuestra foto. En el caso de las personas, la cámara debe estar por encima de sus ojos, ligeramente angulada mirando hacia abajo. El plano picado empequeñece a nuestro sujeto, haciéndolo parecer inferior.

11-picado

3. Plano Contrapicado

Este tipo de plano se consigue situando la cámara por debajo de la persona o elemento protagonista de nuestra foto. En el caso de las personas, la cámara debe estar por debajo de sus ojos, ligeramente angulada mirando hacia arriba. El plano contrapicado consigue engrandecer a nuestro sujeto, haciéndolo parecer superior, magnificente, y lo dota de poder o importancia.

12-contrapicado

4. Plano Cenital

En este tipo de plano la cámara se sitúa justo encima de nuestro sujeto o elemento protagonista, mirando directamente hacia el suelo. No es un tipo de plano muy común, ya que solo funciona bien en situaciones específicas, pero precisamente por eso suele llamar la atención. Conocerlo y experimentar con él será muy útil para desarrollar nuestra creatividad.

13-cenital

5. Plano Nadir

Al contrario que en el plano anterior, en este tipo de plano la cámara se sitúa por debajo del sujeto, mirando completamente hacia arriba. Al ser una perspectiva muy poco usada, este tipo de plano atrae mucho visualmente, porque nos muestra el mundo desde un punto de vista diferente. También es ideal para desarrollar nuestra creatividad.

14-nadir-ok

6. Plano Holandés o Aberrante

Este tipo de plano es un plano especial, que estaría a parte de todos los demás, ya que no es exclusivo con el resto, sino que podemos combinarlo con cualquiera de los planos que hemos visto hasta ahora. Aquí la angulación con el suelo va a ser indiferente, ya que en el plano holandés lo que prima es la angulación con el horizonte.

Para conseguir este tipo de plano, inclinaremos significativamente nuestra cámara dejando el horizonte en diagonal. Es importante inclinarlo lo suficiente para que se note que está hecho a propósito, y no se confunda con un error técnico.

Este tipo de plano nos puede servir para dirigir la mirada del espectador, para jugar con las líneas de la imagen, para crear sensación de movimiento o, incluso, para crear una sensación de inestabilidad.

¡Experimenta con los Tipos de Plano!

Ahora que ya conoces todos los tipos de plano que podemos encontrar en fotografía, lo importante es que juegues y experimentes con todos ellos, e incluso que combines unos con otros para desarrollar tu creatividad y probar encuadres nuevos, diferentes y atractivos. Como siempre, en la práctica está la clave.

¿Nos enseñas algunas de tus fotografías con tipos de plano diferentes? ¡Nos encantaría verlas!

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. diegoliche dice:

    Muy interesante, felicidades!

  2. Danielfulca dice:

    En realidad, tengo entendido que la segunda parte del artículo no son planos, son ángulos.

    • Noemí León dice:

      Sí, precisamente son tipos de plano según la angulación de la cámara. Gracias y saludos!

  3. sylvina dice:

    Siempre es interesante y creativo experimentar con distintos planos

    • Noemí León dice:

      La verdad es que sí, fomenta mucho la creatividad y la composición ;)

Opina