Una Manera Infalible de Medir Bien la Luz Siempre: el Modo de Medición Puntual

Modo-medicion-puntual-dest

¿Sabías que la palabra fotografía proviene del griego y está compuesta por los términos foto (Phos) que significa luz, y grafía (Graphis) que significa escribir? Es decir, que fotografía significa escribir con luz, lo que da una idea de cuál es el principal elemento con el que debe contar un fotógrafo, es decir, la luz.

Es muy importante saber cómo se comporta la luz y tratar de entenderla para ser capaz de reproducirla, si utilizamos luz artificial, o prever cómo se va a comportar en un momento dado.

Cuando vamos a tomar una fotografía nos fijamos en la medición que nos da la cámara para los valores actuales de diafragma, velocidad de obturación e ISO. Esta medición variará en función del modo de medición (valga la redundancia) que tengamos configurado en ese momento. En el artículo de hoy voy a explicar por qué la medición puntual es la más exacta y por qué nos sirve para evaluar la luz en cualquier tipo de situación.

El fotómetro y el exposímetro

Modo-medicion-puntual-2

Ejemplos de varias cámaras en las que el funcionamiento es el mismo, aunque la disposición varíe.

Las cámaras disponen de un fotómetro que es el encargado de realizar la medición de la luz. En función de la luz que tenga nuestro encuadre, el fotómetro nos devolverá una lectura u otra. Dicha lectura la observamos a través del exposímetro, que es ese gráfico que todos conocemos, en el que aparecen varias rayitas y unos números que suelen ir desde el -2 hasta el +2 pasando por el 0.

Como decía al principio, la medición que nos devuelve el exposímetro está condicionada por el tipo de medición que hayamos configurado. Dependiendo del fabricante tendremos unos u otros modos de medición, con nombres y símbolos diferentes, aunque hagan lo mismo (los fabricantes deberían unificar criterios y poner siempre los mismos iconos para no marearnos).

No obstante, existen dos o tres modos de medición que suelen aparecer en todas las cámaras. Cada modo de medición analiza la luz que hay en cada zona de nuestro encuadre de manera diferente y devuelve un valor.

Por ejemplo, el modo de medición matricial divide el encuadre en una matriz y evalúa la luz que hay en cada casilla, devolviendo como resultado una media de los valores de cada casilla, dando la misma importancia a cada una de ellas.

Hay otro modo de medición, conocido como medición ponderada al centro, muy parecida al anterior, pero que da más importancia a los valores de las casillas que se encuentran en el centro del encuadre.

Por último tendríamos la medición puntual, que da importancia únicamente a una zona muy pequeña de nuestro encuadre, entre un 3% y un 9% dependiendo del fabricante, descartando el resto.

Medición puntual, el modo más infalible

modo-de-medicion-2Hace ya mucho tiempo que mis cámaras tienen fijo el modo de medición puntual. Una vez entiendes cómo funciona y practicas en distintas situaciones verás que no necesitas cambiar de modo.

Este modo solamente va a tener en cuenta una pequeña parte de nuestro encuadre. En algunos modelos de cámaras podemos ver a través del visor una especie de círculo en la parte central. De manera que el exposímetro medirá la luz que haya sobre la zona en la cual situemos dicho círculo.

Modo-medicion-puntual-3

En algunos modelos de Canon tenemos un círculo central que nos sirve de referencia para saber en qué zona estamos midiendo la luz.

Tenemos que saber que en fotografía digital realizamos la medición teniendo en cuenta las altas luces, tratando de no perder el detalle en los tonos claros. Un ejemplo sería si estuviéramos fotografiando un paisaje y no queremos que las nubes aparezcan como una mancha blanca.

Por lo tanto, a la hora de medir la luz situaremos el punto central de nuestro encuadre sobre la zona más clara de la escena. Una vez obtenemos la lectura del exposímetro será cuando configuraremos los parámetros de diafragma, velocidad e ISO.

Modo-medicion-puntual-4

He realizado la medición sobre la zona iluminada de la montaña, situando el centro de mi encuadre sobre dicha zona para que el exposímetro me de la medición en ese punto. El resultado de derechear es obtener un histograma pegado a la derecha.

Si disparamos en formato RAW tenemos que utilizar la técnica del derecheo del histograma. Esta consiste en sobreexponer tanto como nos sea posible sin que el histograma (tonos claros) sobresalga por la parte derecha. De esta manera estamos consiguiendo la máxima información posible en nuestro archivo.

Por esta razón, el modo de medición puntual es el más exacto, ya que nos permite medir la luz sobre el punto que nosotros queramos, en este caso, la zona más clara de nuestro encuadre sin tener en cuenta el resto.

Si medimos sobre una zona que no sea el tono más claro de la escena y sobreexponemos, lo que sucederá será que el tono más claro perderá detalle (se quema) y el histograma se saldrá por la parte derecha. Esta información la habremos perdido y no podremos recuperarla ni siquiera teniendo un archivo RAW.

Modo-medicion-puntual-5

Una vez corregido el histograma consigo recuperar los tonos que había en aquel momento.

Lo importante de aprender a medir la luz de esta manera es que da igual si estamos delante de un contraluz, si estamos fotografiando una pequeña zona iluminada, si estamos fotografiando la nieve, o si nuestro sujeto va vestido de color oscuro. Es decir, nos sirve para medir la luz en cualquier situación, puesto que siempre mediremos sobre el tono que más nos interese (normalmente el tono más claro).

Cuando utilizamos otros modos tenemos que tener en cuenta si hay muchos tonos claros, muchos tonos oscuros y a partir de ahí compensar la exposición, de manera que nuestra manera de medir cambia en función de la luz que tengamos.

Hay pocas cámaras que no disponen de este modo. Si esto es así habría que utilizar el modo que dé más importancia al centro del encuadre.

La única dificultad que tiene este método es la de aprender a identificar cuál es el tono más claro de nuestro encuadre, cosa que a priori parece fácil, pero que en alguna que otra ocasión nos equivocaremos.

Pero no pasa nada porque si nos equivocamos, una vez hayamos disparado la primera fotografía bastará con revisar el histograma y corregir los parámetros, ya sea para sobreexponer o subexponer la fotografía.

Los puntos de enfoque también sirven para medir

Modo-medicion-puntual-6
Normalmente, cuando seleccionamos la medición puntual, el exposímetro medirá la luz que hay en el centro de nuestro encuadre, pero esto en ocasiones es poco práctico, y nos vendría bien poder modificar el punto de medición sin tener que reencuadrar, por ejemplo, cuando estamos fotografiando sobre el trípode.

Cada vez más cámaras permiten utilizar el punto de enfoque seleccionado para realizar la medición puntual (por ejemplo Nikon o Fujifilm). De esta manera, si desplazamos el punto de enfoque hacia un lado, la lectura del exposímetro corresponderá a la luz que hay en dicha zona.

Curiosamente, en Canon, para poder tener esta funcionalidad hay que cambiar al modo de medición evaluativa o matricial. Se puede hacer la prueba fácilmente. Para ello basta con dejar fijo el encuadre sobre una escena con mucho contraste y mover el punto de enfoque, pasando de una zona muy clara a otra muy oscura. Enseguida se puede ver cómo el exposímetro varía la medición.

Modo-medicion-puntual-7

Vemos como, en la Fuji, si ponemos el punto de enfoque sobre la zona negra da una medición de -3 con los parámetros configurados, por lo que esa parte saldría negra.

Modo-medicion-puntual-8

Si movemos el punto de enfoque a la zona blanca vemos que la medición cambia a +1 con los mismos parámetros que antes.

En multitud de ocasiones he podido leer y escuchar que es mejor utilizar un tipo de medición concreta para hacer cierto tipo de fotografía. Incluso los propios manuales de las cámaras te recomiendan utilizar un modo u otro en función del tipo de luz que vayamos a fotografiar. Y digo yo, con la cantidad de parámetros que tenemos que configurar a la hora de hacer una fotografía, ¿no sería mejor dominar un tipo de medición con el que podamos enfrentarnos a cualquier escena sin preocuparnos de tener que cambiar también el modo de medición.

Sergio Arias Ramón, fotógrafo profesional especializado en viajes y naturaleza. Formación autodidacta centrado en la composición. Apasionado del blanco y negro donde encuentra su visión más personal. Puedes seguir sus trabajos en sergioariasfotografia.es y en facebook, twitter o instagram.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. cruzleal dice:

    Perdon por mi torpeza: Si en un paisaje mides la luz a las zonas mas claras, por ejemplo el cielo azul con varias nubes blancas, el resultado es: el cielo y las nubes perfectas, pero el resto del paisaje un poco subexpuesto, cosa que se puede retocar, pero el histograma no se derechea, al contrario, se izquierdea.
    NO HABRÉ ENTENDIDO BIEN EL ARTICULO?
    ¿Como se puede derechear sai se mide a la zona mas clara?

    Saludos.

    • manolov dice:

      Se mide sobre la parte mas clara y se sobre expone al maximo, suele ser cerca de dos puntos, de modo que queda la zona mas iluminada al borde de la saturacion y el resto mas o menos expuesto, mas tarden en el ordenador, se ajusta la luz por zonas.

      • behnder dice:

        o sea que mientras no esté quemada habría que sobreexponer para luego recuperar la foto con la edición y tener una exposición correcta, verdad?

  2. Bubu1949 dice:

    Concuerda con cruzleal. Pareciera que hay que medir las zonas más oscuras para derechear el histograma. ¿Es así?

  3. Mostro Amarillo dice:

    Yo utilizo esta técnica de medir las altas luces,pero como bien comentan otros foristas hay situaciones donde medir las altas luces implica dejar en la oscuridad total gran parte de la escena.Si bien trabajando en RAW es posible luego en el revelado recuperar las sombras esto siempre tiene un costo importante en cuanto a ruido,entonces lo que nos debemos preguntar es si realmente es importante tener detalle en las altas luces,ya que unas altas luces quemadas pueden ser parte de lo que estamos buscando en nuestra imagen.También utilizo como tu la medición puntual porque los promedios son muy engañosos y por supuesto la medición manual,a no ser a veces en fotografía callejera que seteo la cámara de manera automática para poder relajarme y solo disparar para captar con rapidez lo que este tipo de fotografía nos presenta,aunque esto también tenga sus costos.Muy buen artículo.Un saludo desde Argentina.

  4. cruzleal dice:

    A ver si es posible que SERGIO ARMAS, autor del articulo, nos aclare si hay que derechar o izquierdar, por lo que yo sé, para poder derechar habria que hacer lo contrario de lo que entiendo que dice el articulo.
    Saludos.

    • sergiarias dice:

      Hola cruzleal.

      El concepto de derechear significa llevar el histograma a la parte derecha, todo los posible, en un principio. Con esto conseguimos la máxima información en las altas luces, y a la vez, conseguimos el máximo detalle en las sombras. Como explico en el artículo, la idea es medir en las altas luces y sobreexponer hasta el límite sin perder detalle. Esto irremediablemente mueve el histograma a la derecha. Si mides en la zona de sombras y sobreexpones, entonces los tonos más claros se queman.

      No sé si me he explicado bien.

      Un saludo.

  5. kikearturo dice:

    Interesante ver un punto de vista tan opuesto como el del señor Sergio Arias, opuesto a lo que yo venía haciendo y opuesto a lo visto aquí mismo en la entrada hecha por Javier Lucas en http://www.dzoom.org.es/el-metering-aprende-a-medir-correctamente-la-luz-en-tus-fotos-ahmf31-dia18/?utm_source=Bolet%C3%ADn+de+dzoom&utm_campaign=c65431e4bd-FEED&utm_medium=email&utm_term=0_737e51cc8c-c65431e4bd-12146769 quien afirma no utilizar nunca la medición puntual.
    Me ha entrado toda la curiosidad y deseo salir a hacer fotos con medición puntual, cosa que antes no hacía por no quemar las fotos hechas en exteriores y por los excesivos contrastes en las zonas de sombras, aconsejado así por el manual de las cámaras que he tenido. Pero voy a probar.

    • manolov dice:

      Cuando Javier Lucas escribio ese articulo, aun no se exponia en las zonas iluminadas para reajustar en el ordenador, técnica popularizada por Mellado.

    • sergiarias dice:

      Fíjate en los comentarios de ese artículo que Javier comenta que al final utiliza la medición puntual.

      • kikearturo dice:

        Es cierto. Después de un tiempo el autor se da cuenta de que el método que él no usaba y que desestimó en su artículo, es posteriormente el que más utiliza. ¿y donde nos deja eso a quienes empezamos?. Tal vez se refuerza el comentario hecho por “konkavo” el 24 de mayo, en el sentido de que algunos artículos variarán depende de quién lo escriba, incluso pueden variar siendo del mismo autor, dependiendo del momento en que lo escriba.

    • Efectivamente kikearturo, como bien comentan manolov y sergiarias. Poco después de escribir ese artículo, descubrí la potencia de la medición puntual y es la que está siempre configurada en mi cámara. Salvo algunas ocasiones de fotografía con flash, en las que cambio a ponderada al centro para poder usar el modo TTL-BL.

      Ciao

  6. konkavo dice:

    Llevo un tiempo ya notando en dzoom que los autores de artículos están un poco subiditos de ego. Algunos hablan de técnicas profesionales, otros hablan de métodos infalibles que funcionan siempre, otros de soluciones definitivas, etc. Creo que no vendría mal un poquito de humildad y llamar, por ejemplo a este artículo, algo así como ‘El método que yo uso para medir la luz’. No hace falta buscar titulares llamativos cual si prensa sensacionalista se tratara. Solo se trata de compartir experiencias personales en fotografía con el ánimo de que todos aprendamos.

    • sergiarias dice:

      Agradezco tu opinión Konkavo, pero independientemente de que sea mi método (y el de muchísimos otros fotógrafos) lo cierto es que haciéndolo así siempre medirás bien la luz, que es lo que cita el título del artículo y lo que he tratado de enseñaros.

      A veces puede que se exagere el titular, no lo sé, eso sí que ya es cuestión de gustos.

      Un saludo, ;-)

  7. mugre81 dice:

    si te pones a hacer eso en una boda te puedes volver loco xD

    Yo me he acostumbrado a ver la exposición real en e visor electrónico (una de sus ventajas) y a compensar la exposición con el dial y me resulta comodísimo. Entiendo que para foto pausada el mejor método es el que expones.

    Salu2 y gracias por la info

    • sergiarias dice:

      Hola mugre81,

      Para nada es un método lento, de hecho, es bastante rápido y sirve para cualquier situación. Lo del visor electrónico está bien, ya que te aseguras de que la exposición está como tú quieres, pero dependes de que la cámara disponga de dicha funcionalidad. El método que explico sirve para cualquier cámara con modo manual.

      Saludos.

  8. rotsen dice:

    Yo lo que he entendido en la explicación aportada, es que al medir sobre una zona clara, ésta quedará bien expuesta. El resto más oscuro de la cuenta. Al ver el histograma, este aparecerá tal que no llega a la derecha. Trabajando con formato raw y programas de edición, podemos llevar el histograma a la derecha, aclarando los tonos oscuros, que guardaron mucha información al trabajar en raw.
    Si por contra, se mide sobre zona oscura, los blancos se quemarán y tendremos muchas menos posibilidades de dejar la foto bien aunque hayamos trabajado en formato raw.
    Todo esto, pensando en que después de hacer la foto, vas a trabajar con un programa de edición. ¿Y si éstos no existieran?

    • sergiarias dice:

      Hola rotsen,

      La idea es medir sobre el tono más claro para sobreexponer y así obtener más información tanto en la zona de tonos claros como en la zona de sombras, y no más oscura.

      Pensar en la posibilidad de que no existiera un programa de edición no tiene mucho sentido, pero si así fuera entonces no habría que sobreexponer, que es como lo hace los que disparan directamente en JPEG.

      Saludos.

      • rotsen dice:

        Perdonad la pregunta de parvulitos, pero estoy empezando, hace poco que tengo cámara reflex y no me comía el tarro y la que tenía la ponía en automático, así que estoy aprendiendo.

        Ayer hice una prueba. Volveré hoy a repetir, porque igual de lo que digo hice algo mal. Fijé apertura e iso, apunté al cielo y compensé los datos del fotómetro con el tiempo poniendo el fotómetro en cero.
        Las sombras me salieron oscurísimas y el cielo bien.
        Me lo vuelvo a leer todo. Algo se me escapa o hago mal.

        • kikearturo dice:

          A mi me pasa lo mismo. Me pierdo en lo que se debe hacer despues de medir sobre la zona clara. Se toma la foto y ….

          • Parisienes dice:

            se toma la foto y te pones a trabajar en el ordenador. La cuestión final que no dice el titular es que cuando existe un amplio rango dinámico (la inmensa mayoría de las veces al aire libre), midas como midas y hagas lo que hagas, la foto sin tocar estará totalmente descompesada y tendrás que laburar. Slds.

        • sergiarias dice:

          Mides sobre la zona más clara. De normal llevarías el exposímetro al 0, ¿verdad? pues en este caso sobreexpones, ¿cuánto? depende de cada cámara. Yo por ejemplo, puedo sobreexponer dos pasos sin quemar las luces. Si es una cámara de gama media lo más seguro que puedas sobreexponer 1 paso, o 1 paso y un tercio. Lo sabrás cuando hagas la foto y veas si el histograma está pegado a la derecha sin llegar a tocar el extremo. Si te has quedado corto aún podrás sobreexponer más. Si te has pasado deberás reducir la exposición. Todo esto es necesario precisamente cuando la imagen tiene un alto rango dinámico, es decir, hay mucho contraste, de manera que ganamos detalle en las sombras sin quemar las altas luces. La idea es llevar el histograma a la derecha como en el ejemplo que pongo en el artículo.

  9. konkavo dice:

    Kikearturo y Rotsen, me extraña que con el método infalible de Sergio no seáis capaces de medir bien vuestras escenas.
    Hablar de mediciones de luz, de histogramas, de derecheos, de sobreexposiciones, etc. es algo complicado, sobre todo si va dirigido a gente que no controla mucho esos términos. El tema se puede hacer engorroso y necesitaría muchas explicaciones para las que un medio como dzoom no está ‘pensado’.

    Yo, a riesgo de extenderme mucho y aburrir al personal, voy a intentar arrojar un poco de luz sobre este asunto. Solo con la intención de apoyar lo que aquí a propuesto Sergio. Os invito primero a que echéis un vistazo a la extensión de mi comentario para que decidáis si seguir leyendo o pasar al siguiente.
    Voy a intentar explicar un poco todo esto de la medición-exposición-derecheo en tres partes:
    – Primero. Vamos a imaginarnos una escena típica y sencilla que queremos fotografiar. La usaremos como ejemplo. Con ella visualizaremos la luz que hay en la escena, aunque inventada.
    – Segundo. Hablaremos un poco de cómo mide la luz nuestra cámara y algo de qué es lo que indica el fotómetro (exposímetro) que lleva incorporado. Con esto entenderemos un poco lo que nuestra cámara nos dice de la luz que hay en la escena que tenemos delante.
    – Tercero. Iremos ya a configurar los parámetros de nuestra cámara para intentar conseguir lo que Sergio propone en este artículo. Exponer consiguiendo la mejor capacidad de nuestro sensor.

    Empecemos:

    1) Imaginemos la escena. Una sencilla. Un paisaje con cielo azul, nubes blancas, montañas lejanas con laderas grises, una pradera verde moteada de árboles con un precioso camino de tierra que se pierde en la lejanía. Cerca, en una hondonada, hay un pequeño bosque al que apenas llega luz. Yo estoy sentado en una piedra al borde del camino con mi cámara y una cervecita fresca.
    Vamos a observar las diferentes luces o tonos de luz que podríamos tener en esta escena. Pero primero vamos a hacer un pequeño paréntesis. Encendemos nuestra cámara, un traguito de cerveza, y visualizamos cualquiera de las fotos que tenemos en la tarjeta. Activamos el histograma (espero que todos los que leéis esto sepáis hacerlo). No puedo extenderme aquí mucho, pero a modo de resumen, en el histograma se representan los diferentes tonos que la cámara ha captado de la escena. ¿Qué son los tonos? Pues pensad en una foto en blanco y negro. En ella puede haber tonos negros, tonos oscuros, tonos grises, tonos claros y tonos blancos. En el histograma se representan esos tonos de izquierda a derecha. A la izquierda están los negros y tonos más oscuros (los que tienen menos luz), en el centro se representan los tonos medios o grises y a la derecha los tonos más claros con los blancos pegados muy a la derecha (los que tienen más luz).
    Volvamos a nuestro paisaje e intentemos pensar en qué tonos hay en él. Para esto hay que tener cierta práctica pero no es muy difícil. Obviamente las nubes blancas serán tonos blancos, las sombras del bosque en la hondonada estarán por la zona de los negros o tonos oscuros y el resto andará por los tonos medios, pradera verde, árboles, ladera, e incluso el cielo azul estará por los medios (hay días en que el cielo está muy blancuzo y estará más pegado al blanco). Intentad pensar cómo se vería vuestro paisaje en una foto en blanco y negro.
    Bien, creo que ya tenemos una idea del tipo de luz y tonos que hay en nuestra escena.

    2) ¿Cómo ve esa escena nuestra cámara? (en lo que a luz se refiere) El fotómetro de nuestra cámara está calibrado pensando en que todo lo que hay en el mundo es gris medio (más o menos, aunque es algo más complejo). Y en la mayoría de situaciones ‘normales’ eso es verdad en un alto porcentaje. Por eso, cualquier cámara en automático, en un día soleado ante un paisaje normal, sacará una foto bastante aceptable. Pero no nos liemos, volvamos al fotómetro. Cuando nosotros medimos la luz de una escena, nuestro fotómetro nos va a recomendar una exposición, para que la mayoría de lo que hay en ella salga en la zona de los grises medios, es decir, más o menos en el centro del histograma. Si el modo de medición que tenemos es el clásico, el evaluativo o matricial, el ‘automático’, el que mide toda la escena, la exposición que nos propondrá el fotómetro será para llevar la mayoría de la escena al centro del histograma, al gris medio. Si pasamos el modo de medición al que propone Sergio, al puntual, el fotómetro solo medirá la luz que haya en ese pequeño área que suele estar en el centro (dependerá de cada cámara como bien a explicado Sergio). Entonces, con nuestra medición puntual, apuntando a cualquier tono de la escena, lo que nuestro fotómetro nos propondrá como exposición ‘correcta’ es aquella que llevará ese tono al que apuntamos al gris medio, al centro del histograma. Porque ella está programada para que todo lo que va a medir es gris medio y va a proponernos una exposición para que así salga. En nuestro paisaje, si ponemos medición puntual y apuntamos a la pradera verde, el fotómetro nos propondrá una exposición que hará que esa pradera quede en la zona de los medios, que es más o menos dónde debe estar. La exposición aquí será bastante aceptable. Si ahora apuntamos a las nubes blancas y hacemos caso a lo que el fotómetro nos propone, las nubes se irán a la zona del medio y aparecerán grises y no blancas. Aquí la exposición no será muy buena, es como si hubiéramos cogido todo nuestro rango de tonos de la escena, recordad, el bosque sombría en la izquierda y las nubes en la derecha y lo hubiéramos empujado desde la derecha hacia la izquierda. Las nubes nos quedarían en el centro gris, la pradera y el cielo en la zona oscura y el bosque sombría prácticamente negro.
    Si ahora medimos, con nuestra medición puntual, en el bosque sombrío y hacemos caso al fotómetro, ocurrirá lo contrario. La cámara creerá que el bosque sombría es gris medio, se llevará el bosque al centro del histograma, al medio, y empujará todo hacia la derecha. La pradera y el cielo se nos quedarán blanquecinos y posiblemente las nubes se quemarán, se quedarán sin detalle.

    ¡¡Bufff!! Me estoy cansando que no veas. Otro traguito de cerveza.

    3) Vamos a ver por último lo que yo creo que propone Sergio en este artículo. Medir en los tonos más claros y sobreexponer. Esto que propone Sergio está fundamentado en que los sensores digitales (esto no vale para cámaras de película) obtienen más cantidad de información cuánta más luz les entra (parece obvio), y cuánta más información captemos con nuestro sensor, cuánta más luz, mayores probabilidades de éxito tendremos luego en el postprocesado. Porque claro, este método que propone Sergio va a requerir en la mayoría de los casos, sentarse en el ordenador y procesar. Pero bueno, demos por hecho que esto de echar horas delante del ordenador arreglando fotos lo tenemos todos ya asumido. Sigamos. ¿Cómo me garantizo yo que expongo de tal forma que le llevo la máxima cantidad de luz al sensor para luego poder hacer ‘maravillas’ con ella? Pues llevándome mi exposición lo más a la derecha posible del histograma. Recordad que a la derecha estaban los blancos, la luz. Tenemos que tener cuidado de que a la hora de llevarnos la exposición a la derecha no nos pasemos y perdamos los blancos quedándonos sin información en esas zonas. Pensad, como primera aproximación, que lo que se salga por la izquierda y por la derecha del histograma está perdido. Serán negros y blancos sin detalles, y lo que nos suele gustar de las fotos es que tengan detalles, cuantos más mejor. Volvamos al tema. Medición puntual. Busco el tono más claro, en nuestro ejemplo, una nube. Mido ahí. Si disparara con la exposición que en ese momento me propone la cámara, las nubes se me irían al centro, al gris. Por eso tendremos que sobreexponer, tendremos que meterle más luz, para que ese gris se nos vuelva a hacer blanco. Si la cámara se quiere traer el blanco al centro, yo me lo tengo que volver a llevar a la derecha. Y aquí la pregunta es ¿cuánto sobreexpongo? Dependerá de cada cámara. La cosa anda típicamente entre 2 y 3 pasos, pero tendréis que probar y averiguar cuánto necesita la vuestra. En un día soleado probad con una nube de esas de algodón, no con una de tormenta. Una pared blanca también vale. Cualquier cosa blanca que esté bien iluminada. Disparad con la exposición que os pida el fotómetro, veréis como la deja gris. Luego id subiendo pasos hasta que veáis que el histograma roza con el borde derecho, sin pasarse. Esos pasos serán los que necesita vuestra cámara. Si tiráis en raw podréis sobreexponer un paso más y en algunos modelos hasta dos pasos más allá del limite derecho que indica el histograma de vuestra cámara ya que este histograma suele ser el correspondiente al jpg, que tiene menos información que el raw.

    Otro traguito de cerve. Vale. Y ahora con vuestra foto sobreexpuesta, derecheada, os vais al ordenador y si tenéis que bajar la exposición porque os ha quedado muy blanquita, lo hacéis sin miedo porque en esa foto lleváis la máxima información que vuestro sensor es capaz de captar. Arregláis sombras, contraste, luces, etc., pero eso ya es harina de otro costal. Lo que si sabéis es que lo estáis haciendo sobre una base de foto con le mejor información que habéis podido traeros.

    Sencillo. Con medición puntual medís en el tono más claro de la escena que queréis conservar con detalle. Sobre esa medición sobreexponéis dos, tres o los pasos que hayáis averiguado de vuestro equipo y foto. Luego a procesar.

    Siento mucho la extensión, pido disculpas. Y es muy probable que la haya liado en algún punto. Criticadme aquellos que hayáis podido terminar el comentario.
    Se me acabó la cerveza. Voy a por otra.

    • marianocano dice:

      El Sr. Konkavo tiene toda la razón.
      La medición no es absoluta. En cada caso utilizaremos una u otra según las necesidades.
      No es lo mismo medir como lo está haciendo el Sr. Konkavo tomándose tranquilamente una cervecita. Que estar en una carrera de caballos. Que haciendo un detalle de un Sr. que pasea por la calle. Controlando la luz en un estudio, etc…… En algunos de los casos anteriores como te pares a mirar no sacas nada.
      Lo primero que hay que hacer es leerse algunos manuales de técnica fotográfica. Todo está ya inventado. Pero hay que conocerlo. Este sistema de medición puntual que se apunta aquí está basado en el Sistema de Zonas de Ansel Adams. Este magnífico fotógrafo fue el padre de él. Lo único que pasa, como todo en esta vida, es que nos aprovechamos de muchos conceptos existentes y los hacemos nuestros. Pero lo malo no es que los utilicemos, lo malo es que los utilicemos mal.
      He utilizado muchas veces este sistema cuando no había posibilidades de mirar lo que se había hecho (diapositivas, negativos, placas…). Me he confundido otras muchas más. Pero no he dogmatizado. Humildemente he repasado mis apuntes y a empezar de nuevo.
      Para utilizar bien este sistema hay que tener en cuenta un principio: que el color con el que denominados genéricamente ciertos objetos no tiene nada que ver con la luz que en ciertos momentos reflejan. Un folio es blanco cuando está correctamente iluminado y gris cuando no y si la falta de luz es total se convierte en negro. La consecuencia es que un objeto mal iluminado pasa a tener lumínicamente hablando otras propiedades.
      Todos los fotómetros de las cámaras y fotómetros de mano están calibrados para una medición del 18%.
      Cuando yo hago una medición puntual la luz reflejada por el objeto que mido la llevo a la zona V del Sistema de Zonas de Ansel Adams. Hasta aquí todo correcto. Ahora hay que corregir, pues esa zona que he medido la he convertido en gris. ¿Cuánto corrijo? ¿Habrá que saber en qué zona se encontraba lo medido para corregirlo? Uno, dos, tres…. Pasos. Dependiendo de esta corrección tendremos una fotografia u otra. Hay veces que no es necesario corregir todos los pasos que he bajado. Pues a lo mejor me gusta que esa zona que he bajado tres pasos esta perfecta corrigiendo solamente dos…..
      Os dejo tres enlaces. Merecen la pena.
      https://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_de_zonas
      http://naturpixel.com/2011/11/09/midiendo-el-18/
      https://diccionariofotografico.wikispaces.com/Sistema+de+zonas
      Mariano Cano Fotografia

  10. kikearturo dice:

    Excelente Konkavo. Muy buena explicación. Tanto que casi acabo de comprender todo este embrollo de como usar la medición puntual y por favor perdona la pregunta de novato. Para sobreexponer la escena y derechearla, ¿que recomiendan? ¿dar más tiempo de exposición?¿abrir más el diafragma? o da lo mismo???

    • konkavo dice:

      Buena pregunta Kikearturo. Tu pregunta no es tan de novato. Sabes lo que estás preguntando.
      En principio puedes aumentar exposición con la que quieras, pero cada una tiene sus pegas y las tienes que tener en cuenta. No todo en fotografía es tan fácil como se cuenta la primera vez:
      – Si abres diafragma reducirás la profundidad de campo. Dependerá de si este factor es importante o no. Por ejemplo, en una foto de paisaje como la de mi ejemplo, parece importante tener bastante profundidad de campo por lo que ahí no sería recomendable abrir diafragma.
      – Si das más tiempo, o bajas velocidad, corres el riesgo de trepidación, de que la foto te salga movida. O, si en la escena hay algo en movimiento, que éste te salga movido. Si la escena es estática, como un paisaje, y estás usando trípode, ésta es la opción más recomendable porque en principio es la que menos alterará la foto.
      – Si subes ISO ya sabes, ruido.

      Cuál sea mejor, dependerá de cada escena y de la exposición que requiera.

      De todas formas, y desde mi humilde punto de vista, no os obsesionéis con esta técnica. Hoy día las cámaras hacen muy buenas mediciones en la mayoría de los casos, incluso en matricial/evaluativa. Con esta técnica igual ganáis un paso o dos, y salvo que vuestras fotos requieran un procesado muy fuerte, apenas vais a ganar beneficio. Pensad que con esta técnica vais a obtener el mejor rendimiento de vuestro sensor, pero para un usuario normal/modesto, con un rendimiento normal nos es más que suficiente. En mi humilde opinión, prefiero aprender a hacer mejores fotos que aprender a mejorar las fotos.

    • konkavo dice:

      Kikearturo, dices que casi acabas de entender este embrollo. Si tienes alguna duda que no sea la de preguntar cualquier cosa.
      Lo mejor que podéis hacer si tenéis dudas es practicar. Coged vuestra cámara, ponedla en medición puntual y asomaros a la ventana de casa. Apuntad a una zona clara y medid. Después a una oscura y lo mismo, luego a una que penséis que pueda ser intermedia. Haced fotos siguiendo la sugerencia de vuestro fotómetro, es decir, llevando el exposímetro al ‘0’. Después repasadlas comprobando los parámetros que la cámara ha elegido. Haced lo mismo con medición matricial. Practicando y practicando acabaréis entendiendo lo que la cámara hace. Después no volveréis a usar todas estas cosas para nada. Ningún buen profesional lo hace. Ellos solo hacen fotos. Pero para llegar ahí, antes hay que pasar por aquí.

  11. rotsen dice:

    Konkavo, a esa cervecita invito yo.
    Magnífica explicación. Me faltaba sobreexponer, subirle los pasos necesarios.
    Entiendo que subir la exposición se hará de una forma u otra, dependiendo de la fotografía que estuviera haciendo, si necesito más profundidad de campo actuaría sobre la velocidad, por ejemplo.
    Muchísimas gracias por tu paciencia, por tu clarisima explicacoon y dedicarnos atención.
    Y por supuesto también a Sergio.

    • konkavo dice:

      Rotsen, lee la respuesta que le he dado a Kikearturo que creo que su pregunta creo que iba en el mismo sentido.
      Gracias por esa cerveza.
      Y desde luego gracias a Sergio que ha sido el iniciador de este tema.

  12. adrian quiroz dice:

    Hola.

    Tengo una duda que comparto esperando que puedan colaborar con migo en aclararla. Tuve este problema después de hacer una sesión en donde ajusté el balance de blancos en automático, la saturación y el contraste fueron ajustados también, al igual que el diafragma y la velocidad-, todo normal. La foto salió como lo esperaba, con los tonos algo saturados y la luz normal y funcional. El problema surgió al pasar las fotos a la computadora, debido a que todas los ajustes desaparecieron. No sé si se debe al modo automático del ajuste de blancos, pero no me había pasado antes. En la pantalla de la cámara la imagen se muestra de acuerdo a los ajustes. La cámara es una Canon T5i.

    Espero me puedan ayudar. Saludos

  13. rotsen dice:

    Hola Adrián. Creo que para el que pueda darte una buena respuesta, le será útil saber si disparaste en raw o en jpg, o en ambas cosas a la vez, y si has disparado las fotos en raw anteriormente y no habías notado lo mismo que cuentas.

  14. konkavo dice:

    Adrián, también sería útil saber con qué programa o software de ordenador te ocurre eso que dices. Además de que cuentes un poco más qué significa para ti eso que dices de que ‘todos los ajustes desaparecieron’. ¿Qué es lo que notaste?

  15. sergiarias dice:

    Sé que no es sencillo de entender a priori, pero lo bueno del artículo es que lo puedes releer todas las veces que necesites e ir probando, y como en este caso, preguntar las dudas por este medio. Gracias por tu explicación Konkavo.

    Está claro y ya lo he comentado que este método es para disparar en RAW, obviamente en digital. Y sobre todo con la idea de obtener la máxima información posible. Nadie está diciendo que haya que hacerlo así siempre. Es como si te explico cómo conseguir poca profundidad de campo en tus fotos, lo harás cuando lo necesites. En mi caso, esta manera de medir es la que uso siempre en todas mis fotos y no significa que luego esté horas delante del ordenador, al contrario, con las fotos sencillas apenas les dedico unos segundos porque solo hay que ajustar la exposición y no siempre.

    Pero en situaciones de mucho contraste es muy necesario hacerlo así, por que de lo contrario tendrás las sombras empastadas completamente negras. Otra opción es utilizar filtros y también existe la posibilidad de disparar varias tomar con distinta exposición.

    Bueno, espero haber aclarado y cualquier duda aquí estoy.

    Saludos!

    • konkavo dice:

      Entiendo que el objetivo de obtener un raw con la máxima información posible es que te permita un procesado ‘duro’ sin mucha pérdida de calidad. Llevarme a casa un raw con la máxima información para luego dedicarle unos segundos no sé si merece la pena. Yo para ese tipo de fotos ‘sencillas’ como tú dices prefiero el jpg bien ajustado en cámara. Me resulta extraño que un raw, que lleva unos ajustes básicos de contraste, nitidez, saturación, ruido, etc necesite tan solo unos segundos para dejarlo mejor que el jpg que te da la cámara. Pero vamos, cada maestrillo tiene su librillo.
      Un saludo!

      • sergiarias dice:

        Para ahorrar tiempo existen una serie de presets que ajustan una serie de parámetros genéricos. Los ajustes específicos apenas me cuestan unos segundos.

        Sólo tienes que echar un vistazo a mis fotos para ver el resultado.

        Un saludo!

        • konkavo dice:

          Quieres decir que aparte de entender todo esto de la medición puntual, el derecheo, la sobreexposición, etc, que ha quedado claro que no es fácil de entender, también hay que conocer presets genéricos de no se sabe qué software y añadirle unos pocos ajustes específicos que también son un tanto oscuros. Y todo en unos segundos.

          Mi intención no era criticar o valorar tus fotos. He visto algunas y realmente son ‘atractivas’, te felicito. También he visto fotos de gente que trabaja con móvil y procesa con presets que trae el propio móvil. No disparan en raw, no tienen medición puntual, no derechean, etc. Y sus fotos son muy buenas.

          Pero creo que este artículo no iba de eso.

      • jfdeza dice:

        Sirve para todas pero realmente es para fotos con muy alto rango dinámico donde si no lo haces así se te pierde información sobre todo en las altas luces pero también en las sombras. No tiene nada que ver con el tipo de edición que vayas a hacer a posteriori.

        La pregunta te la tienes que hacer antes de disparar. Hay mucha diferencia de luz entre lo más claro y lo más oscuro? Quiero que se vea la textura de la parte más luminosa y a la vez la de la parte más oscura? Si las dos respuestas son SI, tienes que disparar de esta manera. Si alguna de las dos respuestas es NO pues no es necesario.
        Yo siempre lo llevo en puntual, es muy fácil y rápido saber si midiendo sobre lo que quieres sacar es suficiente o necesitas derechear…

      • jfdeza dice:

        Otra cosa, ajustar “bien” un jpg te puede llevar más tiempo que la edición de un RAW. Simplemente porque los ajustes que hace la cámara a un jpg pueden no ser de mi agrado. Puede que yo quiere una saturación media entre las que me ofrecen dos modos diferentes, o que sólamente quiera subir un poco las sombras sin tocar las luces, o subir los amarillos… hay mil cosas que no puedo hacer ajustando el jpg desde la cámara.

      • climent dice:

        el raw no lleva ningún ajuste de ningún tipo, ni contraste, ni nitidez, ni saturación. Es el archivo en bruto de la imagen tomada, de hecho cuando se abren en el ordenador aparecen las fotos como lavadas. Lo que vemos en la pantalla LCD es el jpg que ha procesado la cámara, éste sí lleva los ajustes configurados. Por eso se ve mejor un jpg que un raw antes de procesar este último.

  16. OjoVago dice:

    Pues no estoy de acuerdo.
    A mí modo de ver las cosas, probados los diferentes modos, yo aconsejaría el modo matricial. A la larga es el que menos problemas da.
    Claro que… para gustos colores.

    • konkavo dice:

      Hola OjoVago. ¿Podrías aclarar eso de que el modo matricial es el que a la larga menos problemas da? ¿Cómo usas tú el modo matricial? ¿Tan solo haces caso al fotómetro y disparas o toqueteas algo más?
      Te lo pregunto para que podamos aprender otros métodos alternativos al que propone Sergio.
      Gracias.

  17. behnder dice:

    Una consulta, la medición se hace entonces cuando se enfoca? Como lo hago para volver a encuadrar

Opina