Vicente Alfonso: la Historia de Cómo me Convertí en Fotografo Profesional

Hoy te traigo una entrevista que en dzoom hemos creído que será tremendamente inspiradora para aquellos que os encontréis en la encrucijada de tomar una decisión importante en vuestras vidas. En el caso del artículo, hablaremos sobre la decisión que llevó a Vicente Alfonso a convertirse en fotógrafo profesional.

Se trata, como veremos, de una historia de pasión por un sueño, en el caso de Vicente, la fotografía. Un sueño que ha podido cumplir y que le ha deparado no pocas alegrías, aunque también algún que otro quebradero de cabeza. Bueno, no digo más y te dejo con el contenido de la entrevista, aderezado con algunas de las fantásticas fotos de Vicente. ¡Que lo disfrutes!

¿Quién Es Vicente Alfonso?

dzoom: Hola Vicente, empecemos por una pregunta fácil. Para aquellos que no te conozcan, ¿quién eres y a qué te dedicas?

Me llamo Vicente, aunque en el mundo de la fotografía se me conoce como Vicente Alfonso.

Actualmente soy fotógrafo profesional o lo que es lo mismo, me gano la vida con la fotografía.

Más concretamente me he especializado en fotografía de reportaje social, aunque centro la mayor parte de mi trabajo en la fotografía de bodas. Un mundo apasionante y que puede ofrecerte mucho más de lo que al principio pueda parecer.

Aunque he tocado todos los palos, un poco de moda, publicidad, imparto cursos y talleres para organismos públicos y privados, etc.

Presentación - Vicente Alfonso

El Comienzo de Una Afición

dzoom: Ahora eres un fotógrafo profesional, sí. Pero imagino que no naciste siendo profesional, ¿no?. ¿Cuándo nació tu afición por la fotografía?, ¿recuerdas tu primera cámara?, ¿tus primeras fotos?...

Lo mío no es la típica historia bonita que desde niño quería ser fotógrafo y bla bla bla. Ni siquiera en mi familia hay un fotógrafo, lo más cercano es mi madre que en su tiempo también tuvo bastante afición a la fotografía aparte de la pintura.

La afición me vino bien tarde, allá por el 2005. Una afición de simplemente ver fotografía, ya que ni siquiera hacía fotos.

Un día viendo fotos por flickr me entró la curiosidad de intentar conseguir algo similar a lo que podía ver de muchos de los fotógrafos que allí subían sus fotos. Eran unas fotos fantásticas, llenas de vida y color, nada de lo que acostumbraba a ver de los que me rodeaban.

Decidí entonces que yo también quería hacer esas fotos y quería comprarme una réflex. Por aquel entonces era un cambio muy radical, jamás en mi vida había hablado de fotografía y recuerdo como mi padre me quitó la idea de comprarme una cámara tan cara, para que luego no me gustara y la guardara en el cajón.

Terminé comprando una Canon Ixus, de esas compactas que no tienen ni modo manual. ¿Qué pasó? Que la cámara me duró 2 meses. Esa cámara no daba más de sí y no me permitía hacer las fotos que yo quería.

Después como ya había gastado parte del presupuesto en esa compacta, me quedaba mucho menos para una réflex y me compré la más barata del mercado. Una Sony que por aquel entonces empezaban a sacar sus primeras réflex y entre un descuento y demás, me costó alrededor de 300 euros con objetivo. Una ganga para esos tiempos.

Mis primeras fotos eran un sinsentido, prueba y error para aprender. Recuerdo que una de ellas que publiqué en algún foro me felicitaron por la buena composición. Era la regla de los tercios y la verdad, no tenía ni idea de qué regla era ésa ni como lo había hecho.

El comienzo - La regla de los tercios

La Afición Se Convierte en Pasión

dzoom: Por tus palabras sobre tus primeros pasos, me resulta familiar, no sólo por mi caso, sino por el de muchos otros aficionados que conozco: lo cierto es que el ensayo y error es fundamental :). Sin embargo, esta afición en tu caso, pronto se transformó en pasión, ¿en qué momento se produce este cambio y cómo lo notas?

Desde siempre, cuando me da por algo lo hago con muchas ganas y casi me olvido del resto. Con la fotografía me pasó lo mismo, sabía desde el primer momento que iba a cacharrear mucho y más aún después de entrar en el mundo réflex y ver todo lo que había. Estaba delante de una inmensidad de accesorios, conocimientos y creatividad que me desbordaba.

Probé todos los palos: macros, zoom, angulares, fotografía de arquitectura, de paisaje, de animales, de insectos… Quería hacer de todo.

Y por supuesto también me aventuré con todas las típicas ediciones que todo el mundo prueba en sus comienzos: el efecto seda, el panning, el HDR (de esos que son aberraciones), el efecto de los clones. Todo hecho a lo bruto, probando todo tipo de configuraciones y haciendo verdaderas atrocidades.

Pero poco a poco me fui interesando por los retratos, me di cuenta de que disfrutaba muchísimo haciendo fotos a mis amigos. No quería hacer paisajes a secas, quería meter a personas en ellos.

Tampoco sabía al mundo que me llevaría el interesarme por los retratos, pues no es lo mismo que te guste la fotografía de naturaleza, de deportes o de viajes, o el periodismo.

Pasión

De La Pasión A La Profesión

dzoom: Dar el salto de convertir algo que te gusta en tu modo de vida, no debe ser algo baladí, ni una decisión que se tome en cuestión de segundos. ¿Cuándo decides dar el salto al mundo profesional?, ¿y cómo supiste que había llegado el momento oportuno?

Sabía que no había estudiado una carrera que me gustaba, lo supe desde el primer año que empecé. A mí me gustaban los ordenadores, había incluso programado algún juego en Spectrum con poco más de 10 años, pero con 18 años uno no sabe lo que quiere y en casa consideraban que la construcción y una ingeniería era una buena salida profesional.

Años después, se presenta mi tío Pablo por casa y me dice que han salido unas ayudas para empezar como autónomo. Fue algo raro, casi no lo pensé, me decidí prácticamente el mismo día sin meditar mucho la locura que estaba haciendo y decido dar el salto.

Antes de eso ya había tenido amigos y amigos de amigos que les gustaban mucho mis fotos y me pedían reportajes. Por lo que cuando vi la oportunidad de meterme de lleno en este mundo no lo dudé. Quizás si lo hubiera meditado con más tiempo, no habría dado el salto.

Dar el salto (al mundo profesional)

Tus Comienzos, Primeras Impresiones y Trabajos

dzoom: Diste el paso sin pensarlo mucho, pero ¿cómo fueron tus comienzos como profesional?, ¿y tus primeros trabajos?, ¿de qué no te olvidarás durante el resto de tu vida sobre estos primeros pasos como fotógrafo profesional?

Recién me di de alta, recuerdo llegar al despacho, sentarme de nuevo en mi asiento delante del ordenador y pensar “bien, pues aquí nada ha cambiado y encima ahora tengo que estar pagando todos los meses durante 3 años para no tener que devolver un dinero que me han dado pero que lo he tenido que invertir”.

Sin embargo, me ofreció algo muy importante el estar dado de alta, me dio fuerzas para anunciarme, ofrecerme para todo tipo de servicios relacionados con la fotografía y no tener miedo a nada.

Y, por supuesto, jamás se me olvida y es algo que siempre cuento en algunos talleres que imparto y con los amigos, y es terminar el primer año de autónomo en negativo, tan negativo que no tenía dinero ni para pagar mi siguiente cuota de autónomo. Recuerdo como casi entre lágrimas tengo que hablar con mi padre y decirle que no tenía dinero para seguir adelante.

Recuerdo también cuando estaba a cero y sin trabajo, rechazar mi primera boda porque la pareja intentó regatear mi precio. Si algo tenía claro era lo que tenía que cobrar si quería salir adelante y si desde el primer día ya empezaba a bajar los precios, terminaría en la calle antes de empezar el siguiente mes. Ahora lo recuerdo con mucho orgullo, pero en aquel momento me fui a casa bastante hundido.

Hay que saber algo muy importante, y es que cuando das un precio con IVA incluido, por ejemplo 1000 euros, debes pagar de impuestos un 21% de IVA y después también un 20% de IRPF (por lo que te queda algo así como la mitad), aparte de todas las cuotas de autónomo cada mes, más el equipo, actualizaciones, seguros, etc. Si echas cuentas y vives de esto, aprendes rápido viendo los precios quién está dentro del mercado y quién no.

Volviendo un poco a la historia, por suerte, azares del destino, el duro trabajo y otras tantas circunstancias salió un trabajillo que me dio para pagar el siguiente mes. Después otro y otro y otro y así hasta hoy.

Actualmente realizo unas 100.000 fotos por año, he tenido meses de más de 30.000 fotos, según la temporada. Esto hace que cuando me voy de viaje, no me lleve la cámara y utilice sólo el móvil.

El año pasado también contraté mi primera boda en el extranjero lo que me ha llevado a viajar a Suiza y en breve viajo a Austria. Es algo que realmente me acojonaba en un principio, pero que me ha dado una seguridad tremenda y me ha hecho sentirme muchísimo más afortunado de mi trabajo. No se me olvidará el momento en el que pasaba por encima de los Pirineos en el vuelo a Zurich, sólo y con cero idea del Suizo y muy poquito de inglés, cuando se me vino a la mente “Vicente, ¡qué cojones estás haciendo, en la que te has metido!”. La verdad es que salió todo genial y es algo en lo que a veces pienso y me hace sentir mucho más fuerte y seguro de mí mismo. Arriesgarme, quitarme los miedos y hacer algo que mi cabeza me decía que no, ha sido tremendo. Hay veces que es mejor dejarse llevar por el corazón. ¿Miedos? Pues claro, quién no tiene miedo cuando tiene que hacer algo que no ha hecho nunca, quién no tiene miedos en esta vida.

Aparte de estar conociendo rincones por toda España espectaculares, lo que me hace seguir disfrutando de mi trabajo. Es algo increíble.

Primeros pasos como profesional

¿Cómo Ha Sido El Camino Recorrido Hasta Ahora? No Ha Resultado Nada Fácil

dzoom: Por lo que describes, parece que ha habido momentos para todo, pero, ¿cómo describirías el camino que has recorrido hasta ahora?, ¿ha sido fácil llegar hasta tu posición actual y el reconocimiento entre tus clientes?

Muy duro, quizás más duro si miro ahora hacia atrás que cuando realmente lo estás viviendo día a día. Yo hago un trabajo de ensueño y deseado por muchísima gente, poder ser fotógrafo y poder vivir de la fotografía. Suponía que todo debería salir adelante, más que nada porque estaba tan abajo que no podía bajar más. Lo único que podía pasar es que me mantuviera donde estaba o subir.

Me he llevado muchísimos palos, muchos más de los que alguna vez pude haber imaginado. No sabía que estar de cara al público cuando no hay detrás una empresa que te avala podía llegar a ser tan duro. Te das cuenta de que la gente no es la misma cuando charlas con ellos en la calle, que cuando esas mismas personas vienen a contratar un trabajo. No sé qué pasa, pero no somos iguales.

Por supuesto también me he quedado trabajos sin cobrar, cosas que caes una y otra vez, con frases como “yo no soy de esos, de mí te puedes fiar”. Te las dice todo el mundo, pero unos las cumplen y otro no, y es muy duro tener que decir a alguien que no se va sin pagar, aunque estés seguro de que ése sí es de fiar.

En este trabajo es complicado fiarse de algo y hay que ir con un contrato por delante para todo. Mi contrato de bodas empezó en medio folio y ahora son 3 folios. Con eso te lo digo todo.

El camino hasta ser profesional

Lo Mejor: Poder Vivir de lo Que Te Gusta

dzoom: Estoy seguro de que lo que cuentas es completamente cierto, conozco muchos autónomos que sufren muchos de los problemas que comentas, pero algo compensa a todos ellos y les ayuda a seguir adelante con su sueño. Imagino que también es tu caso y que hay multitud de momentos que contrarrestan a todas esas situaciones difíciles. ¿Qué es lo que para ti ha compensado todos los malos momentos y la incertidumbre que describías?

Saber que podía mantener a mi familia con mi trabajo y ver nacer a mi hija, la cual tiene ahora 16 meses y me llena de vida.

Soy fotógrafo, disfruto con mi trabajo y además vivo de él. ¿Qué más puedo pedir?

Sé que la fotografía no me va a hacer rico, ni siquiera por encima de la media, pero hay veces en la vida en que hay que sacrificar cosas, no se puede tener todo y prefiero vivir de lo que me gusta a intentar buscar un trabajo que me llene los bolsillos pero que me frustre cada día que lo realizo.

Lo mejor de ser fotógrafo profesional

Lo Más Complicado: Que No Sea Suficiente Para Vivir

dzoom: Aunque ya has comentado algunos momentos duros, ¿qué momento o situación consideras más dura o difícil para aquellos que se dedican a la fotografía a nivel profesional?

Cuando tu familia te dice que quizás tengas que compaginar la fotografía con otro trabajo, porque esto no daba más de sí. Números rojos, la gente no confía en ti, no tienes trabajos que mostrar y a veces uno no es capaz de verle salida.

También es complicado, como en la mayoría de los trabajos por cuenta propia, el no tener un sueldo a final de mes con algo de seguridad. Eso de vivir al día es muy complicado, aunque por suerte hoy en día mi trabajo de bodas se contrata con más de 1 año de antelación y me puedo hacer unas expectativas.

Lo peor: la inseguridad

Tu Principal Motivación: Crecer, Disfrutar y Afrontar Los Retos

dzoom: Nos has dado una buena ración de pros y contras, aunque en tu caso está claro que los pros pesan más en la balanza. Pero, ¿qué es lo que te empuja cada día a ganarte la vida como fotógrafo profesional y te ayuda a estar seguro de que tomaste la decisión acertada cuando diste el salto?

Mi sueño es seguir creciendo como profesional, como persona, vivir feliz y disfrutar con la misma pasión que cuando compré mi primera réflex.

Toda la experiencia que llevo vivida me ha quitado miedos, ya no tengo miedo al fracaso, sé que si algún día no puedo seguir como fotógrafo podré seguir adelante con otra cosa.

Disfruto viendo como cada año lo hago un poquito mejor, me salen nuevos trabajos y nuevos retos con los que enfrentarme. Porque si algo me ha dado el ser autónomo es fuerza, mucha fuerza y seguridad sobre lo que hago.

Por supuesto que acerté, ¿Alguien lo puede dudar después de leerme? :)

Mi motivación

Un Consejo Para Los Que Duden: ¡Inténtalo!, No te Quedes Con La Incertidumbre

dzoom: Sin duda tu historia es realmente inspiradora y puede despertar el gusanillo de muchos de los lectores de dzoom, ¿qué consejo les darías si están en una situación similar a la que tú ya viviste y nos has relatado?

No soy bueno dando consejos, porque considero que hay tantos factores en la vida que es muy complicado resumirlo en una sola frase.

Pero si hay algo que necesitan saber, es que el tiempo pasa muy rápido y cuando te quieres dar cuenta ya es demasiado tarde. Y no hay algo que frustre más, que quedarte esa espina clavada para toda la vida que dice “pero, ¿por qué no lo intenté?"

Quería terminar dando las gracias a dzoom por darme la oportunidad de contar mi historia en su web, una web que he visitado cientos de veces para aprender un poquito más. ¡Enhorabuena por todo vuestro trabajo y por seguir adelante con ello como desde el principio!

Yo también empecé con mi blog www.fotoaprendiz.com en el 2007 pero es muy complicado llevar el ritmo del principio. Un blog dedicado a toda esa gente que no le importaba perder 5 minutos o una hora explicándome y enseñándome fotografía.

Por lo demás, decir que si alguien quiere ver, o está interesado en mi trabajo, mi web es www.vicentealfonso.com.

Un consejo

Y Tú No Te Quedes Ahí Parado. ¡Lánzate a Conseguir Tu Sueño!

Tras esta entrevista tan increíble, muchas gracias Vicente por tus respuestas, ¿tú a qué esperas para dar ese paso que llevas tiempo dudando?, ¡lánzate y cuéntanos cómo te va!

A lo mejor tienes una historia tan interesante y motivadora como Vicente, ¿por qué no nos la cuentas?. Estamos deseando conocerla y que nos pueda servir como motor o empuje para las situaciones en las que nos invade la duda.

¡Ánimo a todos!, ¡a luchar por vuestros sueños!, ¡y muchas gracias de nuevo, Vicente, por darnos ese empujón que necesitamos para esas situaciones en las que no estamos seguros de afrontar nuevos retos, cualquiera que sean éstos!

Vicente Alfonso, fotógrafo profesional especializado en bodas retratos y publicidad. Reside en Navamoral (Cáceres) y disfruta cada día con la fotografía, pudiendo además vivir de ello. Es el creador también de un conocido blog sobre fotografía: www.fotoaprendiz.com, aunque reconoce que cada vez le cuesta más mantener el ritmo de publicación ante el importante volumen de trabajo que recibe.
Puedes ver parte de su portfolio, incluidas todas las magníficas imágenes que han ilustrado este artículo, y contactar con él si estás interesado en su trabajo a través de su web: www.vicentealfonso.com.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. Charly93 dice:

    Muy buena entrevista, bastante inspiradora. Mucha suerte en tu vida, tanto profesional como personal! :)

  2. javioterolarrea dice:

    Una genial entrevista y un gran empujón pata los que estamos en ese momento de duda.

    Gracias!

  3. cybermarkitos dice:

    Lector habitual del blog de Vicente Alfonso me encanta como sin tapujos y de forma realista nos ha contado los pormenores de una vida dedicada a la fotografía. Un abrazo Vicente.

Opina