¿Y tú? ¿Qué tipo de fotero eres? (y II)

wpid-dzoom4introfoteros.jpg

Hace unos días publicábamos un artículo con los diferentes tipos de foteros que podían existir y consejos para vivir la fotografía de una manera diferente. La verdad es que eso era sólo el inicio de un artículo más largo y del que hoy os traemos la segunda parte.

Tan sólo queda puntualizar que estos artículos en absoluto son redactados con la intención de clasificar o etiquetar a las personas, simplemente buscan reflexionar sobre la relación que cada uno de nosotros tenemos con la fotografía. ¡Empezamos con esta segunda tongada de tipos foteros! ¿Te identificas con alguno?

¡Qué pereza! ¡Una cámara!

Para formar parte de este tipo de foteros es indispensable disponer de, al menos, dos cámaras de fotos. Una sencillita (una compacta o la cámara del teléfono móvil) y una más compleja (una réflex, por ejemplo). El caso es que estas personas prefieren disparar con la cámara sencilla porque les da pereza ponerse a trabajar con la compleja. Les da pereza llevarla con ellos, sacarla de la bolsa... Al final acaban sacando todas las fotografías con una compacta o con el teléfono, y acaban olvidando que tienen una cámara mejor disponible.

El consejo:

El único consejo que se le puede dar a este tipo de foteros es que, cuando se trate de hacer fotografías, dejen la pereza en casa. Aprenderán y disfrutarán más la fotografía si aprenden a utilizar una cámara que tenga funciones manuales.

Si dispones de una cámara así, ¿cómo vas a tenerla olvidada en casa? Es cierto que llevar siempre encima una cámara réflex puede ser agotador y un poco engorroso así que no es malo llevar una compacta chiquitina siempre encima o, incluso, hacer las fotos más "improvisadas" con el teléfono. ¡Pero que esto no se convierta en tu rutina fotográfica!

¿Qué es eso? ¿Una cámara?

Este tipo de personas siempre disparan con la misma cámara. Quizás porque no tienen otra, quizás porque, simplemente, están enamorados de su compañera fotográfica y no quieren serle infiel. El caso es que sólo hacen fotos con una cámara (sea el teléfono móvil, sea una compacta o sea la réflex de más alta gama).

El consejo:

Abandona tu cámara por un día. No te preocupes: ella estará ahí esperándote cuando decidas volver. Estás tan acostumbrado a tu cámara que, quizás sin serlo consciente, te estás cerrando puertas creativas con ella.

Investiga con nuevas cámaras, intercambia tu cámara con algún amigo, proponte disparar, durante unos días, sólo con el teléfono móvil o prueba las cámaras lomográficas. Se trata de romper, por un tiempo, los clichés fotográficos que puedas tener y que, sin darte cuenta, condicionan tu manera de hacer fotografía. Cualquier cosa que haga fotos puede ser la cámara perfecta para tomar alguna imagen en concreto, ¡no te cierres en banda e investiga!

El disparador compulsivo

Este fotero es de "dedo suelto". Siempre tiene la cámara lista y puede volver de un paseo fotográfico con dos mil fotografías. Nunca se le escapa nada y su modo de disparo favorito es el modo ráfaga. Le gusta volver a casa y sentarse frente al ordenador para revivir cada uno de los segundos que ha pasado en su paseo fotográfico. Todo está documentado y mueve grandes cantidades de megabytes fotográficos.

El consejo:

Creo que no voy a decir nada que no se haya dicho antes. Disparar a todo lo que se mueve no es un buen ejercicio fotográfico porque nos convierte en fotógrafos vagos: hacer fotos a todo para, luego, mirar si hay alguna foto buena.

Aprenderás más si te dedicas a fotografiar sólo aquello que realmente te llame la atención. Así, poco a poco, irás entrenando tu ojo fotográfico y creativo. En este artículo vimos algunos ejercicios que pueden ayudarte en ese aspecto. Uno de ellos, además, consiste en realizar un número concreto de fotografías, como si dispararas con una cámara analógica. Sin duda, ¡es una buena manera de perder esa manía de disparar a lo loco!

Sólo disparo si vale la pena

Este es el caso contrario. Estos foteros sólo hacen click cuando tienen delante una obra de arte. Valoran todas las posibilidades antes de hacer la fotografía y nunca aprietan el disparador si no están completamente seguros de que el resultado final les va a gustar.

El consejo:

Vivir la fotografía de esta manera es muy positivo porque, como ya hemos dicho antes, se entrena el ojo al máximo y conseguimos aprender a hacer una "fotografía selectiva" de sólo aquello que realmente puede darnos un resultado artístico bueno.

Sin embargo, estar tan condicionado al resultado final puede conseguir que tu relación con la fotografía sea más tensa y que, incluso, llegues a abandonarla porque "tus fotos no son lo suficientemente buenas". En estos casos, puede ser recomendable salir a pasear con la cámara de una manera distentida, sin miedo a "disparar por capricho".

El artista del retoque

Este fotero se pasa más rato delante del ordenador que detrás de la cámara. Él toma la imagen y luego, hace con ella lo que quiere. No se conforma con retocar las curvas o el contraste. Él tocará cada uno de los posibles controles de su programa de edición, en muchas ocasiones consiguiendo un resultado que poco tendrá que ver con la imagen original que sacó de la cámara.

El consejo:

No te obsesiones con el retoque. Aprenderás más fotografía si te centras en conseguir un buen resultado ya desde la cámara que fabricándolo después en el ordenador. Creo que el "sobre-retoque" es una etapa por la que todos hemos pasado: hdr escandalosos, sobresaturaciones, megacontrastes.

Creo que es parte del proceso de aprendizaje fotográfico aprender a diferenciar un buen retoque de un retoque excesivo. En absoluto quiero desmerecer a los artistas digitales que crean verdaderas obras de arte en su ordenador! Pero si hablamos de fotografía, estaremos de acuerdo en que la fotografía se hace con una cámara de fotos, no con un ordenador, ¿no?

El purista del retoque

Al contrario que en el caso anterior, este fotero no toca el ordenador más que para vaciar las tarjetas de memoria. Su trabajo empieza y termina en la cámara.

El consejo:

Es cierto, acabamos de decir que sólo se hace fotografía con una cámara de fotos, pero el retoque ha existido desde el principio de los "tiempos fotográficos". Procesar una fotografía es, en mi opinión, totalmente necesario. Sobretodo si disparamos en raw.

No se trata de realizar una obra de arte digital (aunque podemos hacerlo si esa es nuestra disciplina artística) sino de acabar de calibrar valores que, por lo que sea, no son como nos gustarían en la fotografía original. Se trata de perfeccionar la imagen resultante de la cámara, de hacerla más tuya, algo que a veces es muy complicado, o incluso imposible, de conseguir sólo con la cámara.

Dale una oportunidad al retoque, recuerda que el límite lo pones tú y si crees que para ser fiel a tu manera de ver la fotografía, el retoque debe quedarse en ajustar el balance de blancos (por ejemplo), adelante.

El señor "esta no, esta tampoco"

Estos foteros nunca están contentos con su trabajo. Sacan la cámara a pasear muy a menudo pero, a la hora de la verdad, no enseñan sus fotografías porque no acaban de estar convencidos de ellas.

Incluso puede darse el caso de que sí le gusten sus fotos pero por miedo a las críticas, a no ser demasiado bueno o a que su trabajo no guste lo suficiente, no se anima a enseñarlo, así que sus fotos quedan criando polvo en el fondo de algún disco duro.

El consejo:

Compartir es la mejor manera de aprender. Así que no te cortes en enseñar tu trabajo (¡y menos todavía si sí estás contento con él!). No sufras por "no ser suficientemente bueno" o porque "tu trabajo no guste".

Tampoco debes tenerle miedo a las críticas, porque una crítica bien hecha puede enseñarte mucho. Así que tanto si no estás muy contento con tus fotografías como si sí lo estás pero no te acabas de animar a enseñarlas, hazlo! Te ayudará a mejorar tu técnica y tu ojo fotográfico.

Además, el hecho de enseñar tu trabajo te empujará a sacar más fotografías para poder seguir enseñándolas, así que practicarás más. Y practicar más suele ir acompañado de mejorar.

Don "esta sí y esta, también"

Al contrario que el fotero anterior, este enseña absolutamente todas las fotos que hace. Sale de paseo fotográfico y publica en su galería o blog doscientas o trescientas fotografías. No tiene por qué ir relacionado con ser un Disparador compulsivo pero si se unen ambos tipos en un solo fotero, el resultado puede ser una exageración de fotografías publicadas. Una ola de imágenes (seguramente muy parecidas entre ellas) que esperan comentarios, críticas y revisiones.

El consejo:

Sé selectivo. Si eres capaz de deshechar fotografías, sólo publicarás las mejores. Y eso te hará mejor fotógrafo. No sólo de cara a tus posibles seguidores (sólo enseñarás tus mejores fotografías), también mejorarás de manera real porque aprenderás qué fotografías son mejores y a la larga, aprenderás a hacer esas "mejores fotografías" sin tener que compararlas con el resto de imágenes que hayas tomado ese día.

Un buen ejercicio puede ser ir publicando, cada vez, menos fotografías. Al final serás capaz de resumir una salida fotográfica en una o dos imágenes solamente, imágenes que serán mejores técnica, artística y expresivamente que las doscientas fotos que publicabas antes.

Si te has fijado...

El consejo para un tipo de fotero siempre hace referencia al tipo de fotero contrario. Eso es porque, en mi opinión, uno no debe encasillarse nunca (y menos en fotografía o en el arte en general) así que si identificas estar en alguno de los tipos, prueba, por un día, a ser el tipo contrario. Esto te romperá moldes y esquemas mentales que puedas tener y además de mostrarte el mundo de la fotografía de un modo distinto a como lo ves normalmente, te dará un extra de creatividad.

Enlaces relacionados

Foto de cabecera por Fotea Studio
¿Y tú? ¿Qué tipo de fotero eres?
Buscando la Luz en la Era de Photoshop
11 Razones que te Convencerán para Llevar la Cámara Siempre Contigo
Los 6 Ejercicios Fotográficos que Más Me Han Ayudado a Progresar

Comentarios

  1. walimai dice:

    Buena clasificación, de nuevo.

    En primer lugar soy: “¿Qué es eso? ¿Una cámara?”, básicamente porque sólo tengo una cámara, y siempre la llevo encima.

    Al pasarme al mundo digital, empecé siendo “Disparador Compulsivo”. Ahora no es que dispare sólo en momentos excepcionales pero por un lado me tomo más tiempo para cada toma y, por otro lado, hago más tomas pre-concebidas.

    Mis últimas imágenes:
    http://www.flickr.com/photos/walimai/sets/72157623377178876/

  2. Muy bueno…yo no se si soy el que lleva la cámara encima y no pierde la ocasión o el disparador compulsivo.

    Pero desde que tengo mi cuenta flickrpro: http://www.flickr.com/photos/jasonmirandes
    al menos trato de enseñar y poner más fotos. Además me obligo a tratarlas y revisarlas.
    y ya me he lanzado definitivamente a hacer un blog con mis fotos: http://jasonmirandes.blogspot.com.es/
    aunque no lo tengo perfeccionado ni nada, de momento es un arranque para este año, en plan proyecto. Si veo que resulta, quizás hasta tenga más excusas para hacer más fotos.

  3. Buen articulo.

    Me ha hecho gracia la parte del “Artista del retoque” ya que cuando empeze yo tambien retocaba de mas las fotografias y era un poco como el señor “esta no, esta tampoco”, empezar a compartir tus fotografias y mas si acabas de empezar cuesta. Pero ya he dejado atras esos dos señores.

    Un saludo!

  4. Buen artículo :)

    Creo que a muchos nos ha pasado que cuando empezamos en este mundo, o al menos a mí sí, no paramos de disparar a cualquier cosa y con el paso del tiempo terminamos pensando un poquito más en la escena antes de apretar el botoncito…
    Al igual que al principio me pasaba como a Dani, ninguna de mis fotos me convencía a mí misma, así que prefería no mostrarla, y eso me hacía sentir que no hacía nada bien y frustraba bastante… en cambio ahora, estoy muy contenta con algunas de mis fotos…
    Por otro lado, en lo que ha retoque se refiere, más de lo mismo, al empezar veía trabajos de compañeros de Flickr que eran maravillosos, y pensaba que editando y retocando se podía conseguir cualquier cosa… pero, quedándo a un lado que mis conocimientos son mínimos en retoque, un trabajo bien hecho antes de disparar es mejor, es fotografía más pura, aprendes más y ahorra tiempo frente al ordenador.

    Feliz finde a todos :)

    Saludos, Marian.

  5. juanca200 dice:

    Creo que he pasado por varias de estos tipos hasta que uno se estabiliza seleccionando o buscando solo aquello que uno quiere.

    http://www.flickr.com/photos/jcb200/8130361232/in/photostream

  6. Creo que todos tenemos una parte de cada uno :)

  7. RGSEN dice:

    Creo que este tipo de artículos baja el nivel al que pretende llegar DZOOM. Es una lástima.

    • manolov dice:

      Yo estoy de acuerdo contigo, cuando leí por primera vez el titulo del artículo pensé que se trataria de otra cosa, despues de leerlo comprendí que se trataba de publicar por “cumplir el expediente”. Una verdadera lástima.

      • RGSEN dice:

        Gracias manolov. Debemos ser críticos para que no estropeen DZOOM

  8. photomoon dice:

    Uff, no sé…
    El artículo genial, como siempre, para reflexionar.

    Os dejo enlace a mi página

    http://www.facebook.com/Photomoonfotografia

  9. Soy muy selectivo y además creo que primero hay que “ver” la foto con los ojos, luego en la mente y por último por el visor, ese es el sistema contrario al de tener la córnea o las gafas siempre pegadas al visor y te obliga a imaginar la foto, no a centrsrte en la información de parámetros de la misma. En cuanto a la edición, es cuestión de gusto y tacto para no caer en lo que señala el artículo, esos horripilantes HDR, esos píxeles masacrados y tanto software a nuestra disposición que ni en dis vidas aprenderíamos a usar…ufff, casi da mieo

  10. Me siento identificado con el artista del retoque, solo con los edificios, me gusta exagerar el HDR por ejemplo con esta foto
    http://www.flickr.com/photos/xsdesign/8390320517/in/photostream
    Pero con las fotos de larga exposicion me gusta dejarlas tal y como las saque de la camara, solo pongo en lightroom camera standar y es todo como hice en esta
    http://www.flickr.com/photos/xsdesign/8388536188/in/photostream/

  11. Muy buen artículo como siempre.
    Yo primero me identifico ¿Qué es eso? Una cámar? pero trato de mentalizarme, que en la tarjeta de mí cámara es solo de 36 fotos, para tener que pensar un poco a la hora de disparar.
    Saludos http://www.flickr.com/photos/boadomanuel/7184982126/

  12. miguelrb90 dice:

    Vaya artículo… poneros al loro señores que estáis perdiendo muchísima calidad y sería una pena con todo lo que nos (me) ha enseñado esta página.

    • RGSEN dice:

      Menos mal que somos varios los que opinamos que se debe intentar, siempre, mejorar. Y no tirar por la borda el esfuerzo realizado.

      ¡Por favor! artículos más serios.

  13. JavierJiménez dice:

    RGSEN, no todos los articulos que se publican van a parecerte igual de interesantes, pero somos muchos los que seguimos este blog y lo que para unos puede resultar interesante para otro puede no serlo.
    Eres libre de opinar si te ha parecido un articulo interesante o no, pero de eso a decir que estropean Dzoom …

    • RGSEN dice:

      Insisto en lo que he escrito, le guste a usted o no.

  14. Diablillo dice:

    Un artículo curioso. Yo soy más bien una purista del retoque, vamos, que de “fotochoff” lo justito tirando a nada, porque creo que la mejor forma de aprender es intentando mejorar la imagen de la cámara por nosotros mismos y no con un programa de edición. No me gustaría caer en el vicio de hacer fotos “chungas” continuamente escudándome en que luego las puedo retocar en el ordenador. Eso sí, para mi el balance de blancos es “ese gran olvidado” y muchas veces he tenido que hacer retoques porque (oh, cielos!) se me ha olvidado ajustarlo.

    • bumbury_007 dice:

      hola amigo este es mi primer comentario y quiero decir que no tengo ni un año en la fotografía, pero he ido adquiriendo concomiendo en la web como por ejemplo esta a la cual visitamos hoy. para mi, el proceso de de Post Producción en el ordenador es indispensable, ya que la cámara sola no puede por la variedad de luces y sombras que genera la composición y por ende tenemos que ir al ordenador para lograr una mejor foto según la realidad de la toma fotográfica que hicimos. cuando me gusta una foto automáticamente la estoy editando el Lightroom ya que las tomo todas en RAW y si falta algún detalle, me voy a photoshop para tratar de perfeccionarla. no se trata de distorsionar la realidad, sino mas bien de tratar de lograr algo casi tan perfecto como la realidad o tratar de trasmitir un drama en la foto con los efectos de dichos programa, pero bueno cada quien tiene su manera de transmitir su fotografía, como por ejemplo conocí a un señor que es profesional y su pasión son las fotos en blanco y negro..

  15. Pues yo cada dia me pienso mas las cosas al disparar, soy de la idea de que si trabajas la foto previamente al post procesado este será mínimo.

    http://misfotoscbt.blogspot.com.es

  16. Me gusta fotografiar escenas de Levitación, y las hago sin Photoshop, me gustaría que me dejaseis en los comentarios que os parece o si creéis que tengo que mejorar algo, aquí os dejo la que he realizado hoy:

  17. A los que tanto os quejais de que el artículo no es de nivel os animaría a que hagais alguno y lo envieis a Dzoom, estoy seguro de que lo publicarán para que los demás disfrutemos con vuestra prosa y extensos conocimientos…qué fácil es criticar.

    • Sr Carlos, que argumentación mas solida la tuya, precisamente los artículos se pueden alabar o criticar. ¿ O tu cuando vas al cine y una peli no te gusta te callas la boca y no haces ningún comentario o critica..?, imagino que cuando opinas que la peli es mala a nadie se le ocurre decirte que produzcas y dirijas una para demostrar tus amplios conocimientos en esos temas, píensa las cosas antes de escribir hombre, ni que la critica fuese hacia a ti o alguien cercano…
      El artículo pues es tirando a mediocre o malo, fíjate que lo primero que hace es aconsejar tener dos cámaras, una réflex y otra compacta. Se ve que se olvida de las de objetivos intercambiables que no son réflex y tienen una calidad envidiable. Parece que en esta página si no tienes una réflex no se es nadie, y eso que hay en el mercado miles de cámaras compactas con todo tipo de ajustes,entre ellos el manual, objetivos angulares e incluso muy luminosos. Eso sí, una buena cámara siempre es un plus claro, pero no es imprescindible para aficionarse a la fotografía y disfrutar de ella. Ya se sabe la foto dependa mas del fotógrafo que de una cámara de 5000 euros para arriba, eso dicho por muchos fotógrafos que juzgan las fotos y no con que cámara esta echa…
      Por cierto para que no caigas en la tentación de decirme que haga yo un artículo, te respondo de antemano ¿ Tu no haces nunca una critica de nada…?, ¿y cuando la haces, realizas siempre mejor las cosas que al profesional que has criticado…?, ejemplo, ese coche es malo ( imagino que tu seras capaz de diseñar mejor el coche y todo ), ese mecánico, el albañil etc… Y por favor no mientas diciendo que jamas has hecho una crítica negativa de nada eh…