11 Ideas Para Lograr Que Tu Modelo Sonría

Las fotografías de retrato no tienen por qué contar siempre con una sonrisa, pero es cierto que cuando logramos arrancar una sonrisa natural en la persona, tenemos una probabilidad mayor de que el retrato guste, ¿verdad?

A veces contamos con modelos acostumbrados a sonreír y, sobre todo, a hacerlo de forma natural. Pero si no estamos fotografiando a profesionales, quizás tengamos que ayudar a que esa sonrisa surja y protagonice nuestro retrato.

Para esas situaciones en las que las sonrisas no salen de forma natural, hay opciones más allá del tradicional "say cheese". Y de eso es de lo que quiero hablarte hoy: Cómo hacer que tus retratados sonrían de forma natural. ¿Quieres descubrir algunas de ideas?

Para Sujetos Individuales

#1. El Primero Que Debes Sonreír Eres Tú

La sonrisa muchas veces surge por imitación, o por simple empatía. Así que, si quieres conseguir una sonrisa, comienza con incorporarla a tu cara.

Sé que habrá ocasiones en que no sea fácil (por tensión, por cansancio, por falta de confianza, por...). Da igual. Trata siempre de mostrarte con una sonrisa. Seguro que ayuda a que la persona a la que fotografíes se sienta más cómoda y pueda esbozar una sonrisa.

#2. Sonríe Con La Voz, Con El Tono, O Incluso Con Los Ojos

A veces, la sonrisa va más allá de una posición de nuestros labios. Nuestro tono de voz, un acercamiento amable, una disposición concreta, etc. pueden ser la antesala de una sonrisa. A veces, incluso sonreímos con nuestros ojos sin necesidad de que nuestros labios hayan llegado a situarse en posición de sonrisa.

Lo que pretendo decirte es que hay que tratar de sonreír con todo nuestro cuerpo, no sólo con la boca. Así será más fácil contagiar y lograr una sonrisa natural en la persona fotografiada.

#3. Pídele Que Finja Una Carcajada, O Que Ponga Esta Cara, O Esta Otra

Es difícil que el sujeto fotografiado sonría si no está cómodo. Así que, una forma de acercarnos a la sonrisa es consiguiendo romper el hielo y disminuyendo el nivel de tensión que pueda haber. ¿Por qué no le pides que finja una gran carcajada, o que ponga la cara más fea, o más ridícula, o más triste, o más..., para disminuir el nivel de tensión y que se relaje?

El objeto no será fotografiarle en plena actuación, sino fotografiarle justo después, cuando su cara probablemente presente una imagen más natural y, por qué no, dibuje una sonrisa.

#4. Arráncale La Sonrisa Con Un Chiste

Este consejo depende de tu habilidad contando chistes. Si no se te dan mal, puede ser otro buen recurso para conseguir una sonrisa. Ten preparado un buen chiste (eso sí, procura que sea objetivamente un buen chiste, y que lo cuentas con cierta gracia), y dispara.

Ten bien preparada la cámara, si el chiste nos ofrece el resultado esperado, puede que dispongas de unos instantes únicos para conseguir que tu sujeto se muestre con una fantástica sonrisa en tu retrato.

#5. Sorprende A Tu Modelo

A veces, ponerte un poco en ridículo (sobre todo con niños) puede ayudar a conseguir una sonrisa. También puede ayudar el actuar de forma distinta a lo habitual. Por ejemplo, en lugar de decir "di patata", como solemos decir en castellano, recuerdo que tenía un profesor que cada vez que nos quería tomar una foto nos decía una cosa distinta y de lo más variopinta (chocolate, whisky, etc.). Siempre nos hacía sonreír.

Así que, si quieres que tu modelo dibuje una sonrisa, actúa de forma extraña (pero no demasiado, no vayas a asustarle).

Para Grupos

Todos los consejos anteriores aplican también a grupos, pues al final son individuos con los que puede funcionar cada uno de los trucos ya indicados. Pero, además, por el hecho de ser un grupo, existen algunas ideas adicionales que pueden funcionar con ellos.

#6. Dirige Su Mirada

Si vas a fotografiar a un grupo de varias personas, suele sacarles una sonrisa el que les digas que todos miren a uno concreto del grupo, o que cada uno mire a otro cualquiera, o que cada uno mire a un punto concreto del firmamento.

En definitiva, que dirijas su mirada a un punto distinto al que tradicionalmente deberían dirigirla, que es tu cámara. Si además les pides que cambien la mirada con instrucciones rápidas e incluso contradictorias, puede que consigas una carcajada única y natural en ellos.

#7. Pídeles Algo Diferente

Después de haber tomado una fotografía del grupo, digamos, políticamente correcta y tradicional, llega el momento que todo grupo está esperando: hacer un poco "el payaso". Y para ello sólo basta que el fotógrafo les dé un poco pie a hacerlo.

Pide al grupo que levante sus pulgares, que formen unos cuernos con sus manos, que te guiñen un ojo, que saquen la lengua, que pongan su cara más sexy, o su cara más terrorífica, que actúen como si su equipo acabase de ganar la Champions, etc.

Para Parejas

Las parejas son un tipo de grupo muy especial, por eso tienen reglas propias. Las parejas se caracterizan por una mayor complicidad y una relación estrecha. Y esto tendremos que aprovecharlo para conseguir una sonrisa.

#8. Dime Cómo Os Conocisteis

Es una de las formas más sencillas para conseguir que se dibuje la sonrisa en el rostro de una pareja. ¿Cómo os conocisteis?, ¿cuál ha sido el día más especial de tu vida?, ¿qué es lo que más te gusta de él/ella?, etc.

A través de preguntas sobre la pareja, o sobre el otro, es fácil conseguir que aparezca una sonrisa sincera y repleta de felicidad en la cara de una pareja. ¿A que sí?

#9. Abrázala, Bésala, Baila con Ella

El contacto es otra forma magnífica para lograr que aparezca la sonrisa en una pareja. Esta sonrisa puede ser de complicidad, de felicidad, de confianza, de placidez, de...

Una sonrisa que permita expresar muchas de las sensaciones que la otra persona le hace sentir y que es fácil avivar al pedir a la pareja que interactúe.

Para Niños

A los niños es a los que a menudo resulta más fácil hacerles sonreír. No obstante, por si no sabes cómo, aquí van algunos consejos que siempre funcionan :).

#10. Juguemos A Un Juego

Lo primero al fotografiar a niños es ganarse su confianza. Para ello, lo mejor es plantearles un juego: "el que primero se ría, pierde", "el que primero parpadee, pierde", "el que primero diga la palabra X, pierde", etc.

Te garantizo que, acto seguido de acabar el juego, dispondrás de varios segundos mágicos de sonrisas del niño que podrás aprovechar.

#11. Salta, Haz Como Si Fueses Un...

Los niños necesitan movimiento y, precisamente, cuando este movimiento se produce, es cuando sus mejores sonrisas se liberan. Prueba a hacerlos saltar, a que posen a la pata coja, a que se lancen agua, o que pongan caras y posturas corporales de lo más extrañas, o haciendo como si fuesen un...

Durante estos gestos o en cuanto hayan acabado de realizarlos, casi de forma instintiva, una sonrisa de diversión y de satisfacción se mostrará en sus caras. No te pierdas esos gestos y dispara tu cámara.

Para Todos: Tenlo Todo Preparado

Una sonrisa, y, especialmente una sonrisa genuina, dura unos pocos instantes. Así que, si logras que tu modelo la muestre, debes estar preparado. Por ese motivo, antes de perseguir la sonrisa es importante que tengas todo preparado: encuadre, plano de enfoque, nivel de exposición, etc.

Es decir, no busques una sonrisa hasta que tengas todo listo para únicamente apretar el gatillo, ¿de acuerdo? De lo contrario, estarás desperdiciando balas y podría resultarte difícil volver a conseguir una sonrisa para la que no estabas preparado.

Enlaces Relacionados

Opina