Cómo Calibrar Tu Monitor Con Un Colorímetro: El Proceso Completo Usando el i1Display 2

Antes o después, a todos nos llega la hora en que experimentamos que nuestro monitor no muestra imágenes del mismo modo que lo hace el de nuestro amigo "Pepito", o que al llevar unas fotos a un laboratorio de impresión observamos horrorizados como el resultado obtenido no se parece en nada a lo que veíamos en nuestro monitor.

En definitiva, todos, antes o después, experimentamos la sensación de querer calibrar nuestro monitor y conseguir que la representación de imágenes en éste sea lo más fiel posible al resultado que debería ofrecer.

Para que cuando te "inunde" esa sensación estés preparado y sepas cómo calibrar tu monitor, aquí te muestro de forma sencilla cómo conseguirlo. ¡No te lo pierdas!

Introducción

Aunque se trata de un artículo bastante sencillo, es muy recomendable que hayas seguido los otros artículos de la serie y así sepas lo imprescindible sobre el tema. ¿No recuerdas a qué artículos me refiero? Está bien, son éstos:

Leídos estos artículos, ya estarás en condiciones de aprovechar al máximo el contenido de éste. Así que, no pierdas tiempo, y empápate bien de los conceptos básicos y luego vuelve aquí para "rematar la faena".

Los 3 Procedimientos de Calibración Existentes

Calibración por HardwareComo ya avanzamos en el primer artículo en el que te hablé sobre calibración, existen básicamente tres alternativas a la hora de ajustar (calibrar + perfilar) tu monitor:

1. Calibración por Software.

Se trata de la alternativa más económica. Pero, si te interesa medianamente el tema, yo la descartaría. Al fin y al cabo estás dejando en manos de tus "subjetivos" y poco uniformes ojos la tarea de calibrar.

2. Calibración con Colorímetro.

Esta alternativa, mal llamada calibración por Hardware, es una alternativa más cara, puesto que es necesario adquirir el colorímetro para poder calibrar tu pantalla. Pero, desde luego, si buscas unos resultados medianamente decentes, es la opción por la que decantarse.

3. Calibración por Hardware.

Sólo es posible en monitores de alta gama. También requiere el uso de colorímetro, pero además el monitor ha de contar con su propia tabla LUT. En este caso la comunicación entre colorímetro y monitor es directa y el fotógrafo no interviene prácticamente en el proceso de calibración. Lo único que ha de hacer es sentarse y esperar a obtener los mejores resultados posibles.

En este artículo nos centraremos en la segunda alternativa. Como te he comentado, personalmente, descartaría la primera.

Aunque si no estás dispuesto a adquirir un colorímetro o no tienes posibilidad de hacerte con uno y quieres probar con la calibración por Software, puedes probar este tutorial de Hugo Rodríguez, probablemente el mejor de la red para ese cometido.

El Elemento Indispensable: El Colorímetro

Para obtener una calibración decente es imprescindible contar con un elemento objetivo, "imparcial" y cuyo funcionamiento sea constante a la hora de medir valores de tono, brillo o saturación.

ColorímetrosPuesto que nuestros ojos carecen de estas propiedades, debemos dejar esta tarea a un accesorio construido específicamente para ello. Este accesorio es el colorímetro y su uso en este artículo resultará fundamental.

Si "buceas" un poco en el mercado, podrás ver alternativas desde los 100 hasta los 1000 Euros. Los modelos más conocidos son:

Cada uno de estos calibradores, además viene con su propio Software de calibración, que, si bien ofrecen interfaces distintos, la funcionalidad proporcionada y los conceptos en los que se basan son muy similares.

Cuando adquirí mi último monitor, lo hice en un pack junto con un i1Display 2, de modo que me centraré en este artículo en el proceso de calibración con este colorímetro. Pero ten en cuenta que los pasos seguidos serán muy similares a si se emplease cualquier otro calibrador.

Los Pasos Previos A Seguir Antes de Empezar

Limpiador pantalla¿Ya estás listo?, ¿lo tienes todo?, ¿tu flamante colorímetro recién sacado de su embalaje y listo para ser usado por primera vez? Pues no te apresures, aún hay una serie de tareas básicas que deberás seguir antes de empezar con el proceso.

Éstos son los pasos previos que debes seguir antes de empezar a calibrar tu monitor:

1. Enciende el monitor el suficiente tiempo antes como para que se haya podido estabilizar  su salida. Ya sabes, 15-30 minutos puede ser un periodo de tiempo apropiado.

2. Limpia adecuadamente la pantalla. De qué sirve calibrar el monitor si en el momento de hacerlo hay suciedad que desvirtúa este proceso.

3. Desactiva el salvapantallas de tu equipo. El proceso de calibrado puede llevar unos 15 minutos, pero si se activa el salvapantallas de tu equipo en medio de éste, todo el trabajo habrá sido inútil y deberás volver a empezar. En Windows XP, haz clic en el botón derecho del ratón sobre el Escritorio y dirígete a "Protector de pantalla".

4. Resetea cualquier tipo de ajuste que hayas podido hacer en el monitor. Si tu monitor tiene botones, tendrás un menú y, dentro de éste, la opción de resetear o volver a valores de fábrica.

5. Desactiva cualquier tipo de modificación que hayas podido realizar en los valores de salida de la tarjeta gráfica. En Windows XP, haz clic en el botón derecho del ratón sobre el Escritorio y dirígete a Propiedades > Configuración > Opciones avanzadas > Color.

6. Elimina cualquier otra utilidad de calibración Software que pudieses haber utilizado en el pasado. Por ejemplo, todos los ficheros relacionados con Adobe Gamma (Adobe Gamma Loader.exe y Adobe Gamma.cpl), si es que has utilizado esta aplicación alguna vez.

Hecho esto, ahora sí estás en condiciones de comenzar con la calibración de tu monitor.

El Proceso de Calibración En Sí

En el supuesto de que hayas adquirido el i1Display 2 los pasos a seguir inmediatamente después de sacarlo del paquete es introducir el CD-ROM que incluye, e instalar el programa Eye One Match.

A continuación, reinicia el equipo y conecta el calibrador vía USB a tu equipo. Abre el programa y observarás una ventana como la siguiente.

Eye One Match 3 - InicioComo puedes observar, a lo largo de todo el proceso tendrás una sección de ayuda en la parte derecha que solventará cualquier duda que te surja.

Presentada la ventana inicial, deberás seguir los siguientes pasos para configurar tu monitor.

1. Dentro de esta ventana dirígete a Editar > Opciones y selecciona los siguientes valores para poder crear un perfil ICC de mayor calidad y con la mayor precisión posible.

Eye One Match 3 - Opciones
2. Haz clic en "Aceptar" y, a continuación, elige la opción "Avanzado". Haz clic en el icono del Monitor y después en la flecha hacia la derecha para comenzar a definir el proceso de calibración.

Eye One Match 3 - Tipo de Monitor
3. Como ves en la imagen superior, el siguiente punto será indicar el tipo de monitor que deseas calibrar. Aunque hay tres opciones, lo recomendable es optar bien por CRT (permite definir el valor del punto negro), bien por LCD. Esta última opción es la más apropiada tanto si tienes un portátil, como si tienes un monitor TFT externo.

La opción "Ordenador portátil" conviene descartarla, ya que obvia muchos parámetros que es conveniente poder definir a la hora de calibrar un monitor.

Puesto que se trata de la opción más común, a partir de ahora nos centraremos en el proceso seguido para calibrar un monitor de tipo LCD.

4. Es el momento de definir los valores de punto blanco, gamma y luminancia con los que deseas definir el perfil de tu monitor. Los valores recomendables para estos parámetros, como ya vimos en el segundo artículo sobre conceptos básicos, son: Punto blanco - 6500K, Gamma - 2.2 y Luminancia - Entre 60 y 100 (pero si tu monitor no lo permite, el mínimo valor posible).

Eye One Match 3 - Elección del punto blanco, gamma y luminanciaLa aplicación también ofrece la posibilidad de medir la luz ambiente, siempre que selecciones el check inferior.

Algunos calibradores como el i1Display2 permiten hacer esta medición gracias a un cabezal específico. Coloca el cabezal y haz clic en "Calibrar" para ajustar el calibrador.

Cuando observes el mensaje de que "la calibración ha sido exitosa",  haz clic en la flecha hacia la derecha y podrás iniciar la medición de luz ambiente.

i1Display 2 - Cabezal luz ambienteSitúa el calibrador como se indica en la imagen inferior y haz clic en "Medir" para obtener los valores de luz ambiente.

Midiendo la luz ambiente con i1Display 2Cuando el calibrador termine de medirla, podrás ver los valores de temperatura y luminancia de tu habitación y deberás hacer clic en la flecha hacia la derecha para proseguir con el proceso.

Respecto a los valores obtenidos, ten en cuenta que si usas viseras, éstas harán que apenas llegue luz si colocas el colorímetro tal y como se muestra en la imagen. Por tanto, en ese caso, es recomendable colocarlo encima del teclado para observar los verdaderos valores de iluminación de tu sala.

Por último, los valores obtenidos no variarán el proceso de calibración, son informativos sobre las condiciones de tu sala y te permitirán conocer si debes variar la ilumnicación de la misma. Según la medición anterior, la temperatura de color es correcta, pero la luminancia no es suficiente.

5. Retira el cabezal de medición ambiental y prosigue con el proceso. Para ello, coloca el colorímetro como se indica en la imagen posterior.

Colocación calibradorSi tienes un TFT no lo presiones contra la pantalla de modo que se peguen las ventosas. Es preferible inclinar el monitor y usar el contrapeso que viene junto con el calibrador para que este último quede "pegado", pero no literalmente. El cometido de las ventosas del calibrador es, exclusivamente, para monitores CRT, que no sufrirían ningún daño por su uso.

6. Lo siguiente será utilizar los mandos OSD de tu monitor (si es que los tiene) para ajustar los niveles de contraste, brillo y temperatura de color del punto blanco, de modo que se encuentren dentro de los valores definidos inicialmente.

Nota: Si estas calibrando el monitor de un portátil es probable que, a lo sumo, sólo puedas variar el valor del brillo del monitor. En ese caso, obvias los siguientes pasos haciendo clic en la flecha hacia la derecha.

Sigue los pasos indicados por el programa y podrás ajustar el contraste de tu monitor:

Ajuste del contrasteHaz clic en "Iniciar" y varía el valor del Contraste hasta que se sitúe entre los niveles adecuados según el colorímetro. En cuanto lo tengas, haz clic en el botón "Detener" y continúa con el proceso.

Para ajustar la temperatura de color del punto blanco, deberás hacer algo similar. Si bien, los ajustes que deberás variar dependerán del OSD de tu monitor: Controles RGB o Preajustes. La ayuda del programa te explicará cómo variarlos.

Ajuste de la temperatura de color del punto blancoEl último valor a calibrar será la luminancia del punto blanco. Nuevamente deberás iniciar el proceso e ir variando, en este caso el brillo del monitor, hasta lograr dejar la luminancia en los valores que deseas.

Ajuste de la luminancia del punto blancoEn este caso, se ha alcanzado un resultado bastante bueno y, tras llegar a él, he hecho clic en "Detener" para continuar con el último paso del proceso (como puedes ver en la imagen inferior).

Valor de luminancia conseguido
7. Lo siguiente es iniciar el proceso de Perfilado, en el que el fotógrafo ya no interviene y es el colorímetro el que se dedica a medir la salida cromática del monitor para acabar componiendo el perfil del equipo.

Resumen del perfiladoUna vez acabado este proceso, la aplicación muestra las características del perfil y da la opción al usuario de indicar un nombre para el mismo y pasar a aplicarlo como perfil por defecto para el monitor.

Al mismo tiempo, también permite, a través del botón "Antes y después", observar el antes y el después de la aplicación del perfil.

Por último, puedes validar los valores definidos por el perfil y los realmente mostrados por tu monitor, con objeto de observar lo fiel que es la respuesta de tu monitor al perfil que acabas de establecer.

Para ello accede a Ayuda > Iniciar validador de monitor... y observarás una ventana como la siguiente:

Validando el perfilPara que la validación sea correcta y se pueda decir que el perfil está respondiendo adecuadamente, el valor de error promedio del perfil no debería exceder el valor 1 (Promedio de dE2000), que mide la diferencia entre el color definido en el perfil y el realmente mostrado por el monitor.

Finalizada la calibración y el perfilado, tu equipo ya está actuando correctamente y en base a los parámetros que tú definiste inicialmente.

¿Cada Cuanto Volver a Calibrar?

RecalibrarLos expertos recomiendan que aproximadamente cada 200 ó 300 horas de trabajo es un buen intervalo de tiempo para volver a ajustar nuestro monitor.

¿Por qué? Pues muy sencillo, porque después de ese tiempo, el blanco de tu monitor ya no es ni tan blanco, ni tan luminoso como lo era el día que lo calibraste por última vez.

Por tanto, dependiendo de tu ritmo de trabajo y de lo "puntilloso" que seas con los ajustes de color, estas 200-300 horas pueden traducirse en volver a calibrar cada 1, 2 ó 3 meses.

Desde luego, un periodo superior a estos 3 meses parece excesivo si tienes un cierto interés en garantizar que el funcionamiento de tu monitor es el correcto.

Pero, como siempre, tú decides cada cuanto tiempo quieres volver a verificar que el funcionalmiento de tu equipo es el correcto.

Y eso es todo, si has seguido los pasos, tu monitor estará perfectamente calibrado y podrás estar seguro de que el resultado mostrado es lo más fiel posible  a los valores que buscabas. ¿A que no ha resultado tan difícil?

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. Pepe dice:

    Como bien has dicho al principio, el proceso es similar con otros calibradores, yo uso el Spyder3 y puedo confirmar que varía muy poco, quizás lo más significativo sea que para medir la luz ambiental no necesita un accesorio.

  2. José Baleriola dice:

    Gracias Javier por este artículo tan interesante, yo también tengo un calibrador i1Display 2 y tu artículo me plantea una duda:

    Comentas que la Luminancia debe estar entre los valores 60 y 100, pero en el proceso de calibrado el programa recomienda el valor 120 que es el valor que siempro introduzco. ¿Podrías comentarme la ventaja de poner éste valor entre 60 y 100?

    Gracias

  3. yo mismo dice:

    interesante y completo articulo felicitaciones

    :)

  4. @José Baleriola, la ventaja de poner un valor más bajo reside en cansar a tus ojos lo menos posible, siempre y cuando se disponga de un cotraste adecuado.

    En mi opinión, el brillo del blanco a 120 es un valor que si trabajas durante un periodo prolongado delante de tu monitor puede resultar un poco “duro” para tus ojos.

    Ciao

  5. Sally dice:

    Si todo esto del calibrado está muy bien. Pero yo creo que, a un nivel usuario de fotografía de ocio, no merece la pena ponerse a hacer todo el calibrado. Entre otras cosas porque el laboratorio fotográfico, y ahí está el quic de la cuestión, ajusta las imágenes como considera. Y unido esto al ajuste de la máquina de revelado…nos podemos presentar ante el problema de seguir sin VER lo mismo en nuestra pantalla (ya ajustada) que lo que vemos en papel.

  6. Buenos días a todos.
    Javier, comentarte que es uno de los post más bien detallados sobre calibración por Software que he visto, yo también utilizo el i1Display2 (de X-Rite) y tengo que reconocer que es muy sencillo hacerlo y los resultados son magníficos, respecto a la medición de la luz ambiente, recomiendo que si se trabaja en un lugar con luz de día, te saltes ese paso, ya que en función de la luz si el día está nublado o con sol, si es mañana o tarde, la medición puede variar mucho y esto no lo puedes controlar, de todas formas cuando se está haciendo un retoque fino de color es mejor y yo recomiendo, si es posible, eliminar esa fuente de luz externa para un mejor resultado, yo cierro la persiana, pero para el resto de tareas es mas agradable poder trabajar con luz diurna.
    Animo a seguir trabajando en esta línea.

  7. Miguel Angel dice:

    Hola amigos. Primero de todo, gracias por el artículo, me ha sido de gran ayuda. El caso es que estoy intentando calibrar bien mi viejo TFT de 19 pulgadas, con panel TN (es lo que hay ), conexión DVI, un HP F1904,
    aquí las especificaciones:

    http://www.lcdnfo.com/html/Hewlett-Packard_HP_Pavilion_f1904-lcd-monitor.html

    con el colorimetro Spyder2express (tampoco es la panacea, pero bueno).
    Como software de calibración utilizo el ColorEyesDisplay Pro, que reconoce sin problemas mi colorímetro. Utilizo los valores recomendados por todos:

    Temperatura 6500k
    Gamma 2.2
    90cd/m2 de luminancia punto blanco
    Minimo nativo para el punto negro

    Mi monitor, en sus valores de fábrica, al medir con el colorímetro, me da una temperatura de 5700k. Como bien indicáis, para llegar a alcanzar los 6500k tengo que jugar con los valores RGB del menú de mi monitor, en mi caso bajando el rojo y el verde, y dejando casi al máximo el azul, así obtengo un valor más frio y alcanzo los 6500k. El problema es cómo conseguir los 90cd/m2 de luminancia del punto blanco. En este artículo explicáis que dejo bajar el brillo del monitor hasta conseguir la luminancia deseada, pero el contraste no tengo muy claro qué hacer, porque el ColoreyesDisplay Pro, dadas las características de mi monitor (no es DDC) no me indica nada de configurar el contraste. Cuando he bajado el brillo y no he tocado el contraste (para que os hagáis una idea: en mi monitor el brillo está en 85 sobre 100 y el contraste en 75 sobre 100, valores por defecto. Lo que hago es bajar el brillo a 50 aprox. y el contraste lo dejo igual), lo que ocurre es que consultando algunas páginas de calibración, como esta:

    http://www.lagom.nl/lcd-test/white.php

    como el contraste se ha quedado igual pero el brillo está más bajo, pues sólo puedo distinguir los primeros parches…

    En resumen, que no sé si para alcanzar la luminancia del punto blanco deseada tengo que tocar sólo el brillo del monitor, brillo y contraste, o sólo los valores RGB del menú de mi monitor.

    A ver si me ilustráis. Gracias

  8. Ramón dice:

    Hola Javier Lucas.
    Me confieso un enganchado a tu blog. Después de tus interesantes artículos acerca de la gestión del color, me propuse calibrar los dos monitores que tengo. En el proceso he utilizado un calorímetro eye one i1 de pantone.
    En el primer monitor (benq lcd), todo fue sobre ruedas y quedó perfecto. Pero en el segundo (portatil HP con pantalla LED) y aquí viene mi duda, después de la calibración me crea una posterización exagerada, aunque la reproducción de los tonos del color es perfecta.
    He leído todos los artículos relacionados al tema pero no he encontrado en ninguno de ellos referencia alguna a la calibración de pantallas Led.
    Se deben calibrar como las LCD o hay alguna diferencia entre ellas?
    He podido hacer algo mal en el proceso de calibración?
    Gracias por tu ayuda y enhorabuena por el blog.

  9. valentin dice:

    gracias y aunque parezca increible no habia podido calibrar mi monitr pero grcias por tu ayuda

  10. Enzo Balsamo dice:

    Buen articulo, pero deberías actualizarlo, Quien utiliza monitores CRT Hoy en día?

Opina