10 Normas y Consejos Fundamentales en el Trato con los Modelos

Son el otro 50% del equipo, pero no siempre le dedicamos la atención que merecen. Las personas que están delante del objetivo también tienen un papel muy importante en la foto, y nuestra relación con ellos pueden determinar en gran medida el resultado. Por eso, hoy quiero daros unos cuantos consejos sobre cómo mejorar esta relación durante una sesión fotográfica.

Lejos de querer entrar en un debate sobre sexismo, voy a citar el caso estadísticamente más común de un fotógrafo masculino y una modelo femenina que, además, suele tener más restricciones en el trato, pero por supuesto todos estos consejos son extrapolables a cualquier relación entre fotógrafos y modelos de cualquier sexo. ¡Allá vamos!

1. Proponle que venga con un amigo, novio o familiar

Con ello conseguirás darle un punto de apoyo y confianza desde el primer momento, pues le dará conversación para relajarse, la elogiará y la podrá ayudar a colocarse el pelo o la ropa si no cuentas con estilista en la sesión. Además, tendrás a otra persona más a la que podrás impresionar para que después comenten lo buen fotógrafo que eres delante de otros amigos.
SONY DSC

2. No deberías tocar a la modelo

Puede que ya tengas una buena relación con la modelo o que ésta sea tan cercana que no le importe un poco de contacto físico, pero por norma general un fotógrafo no debería tocar nunca a una modelo. Tanto si son amateurs como si son profesionales pueden considerar que te estás propasando y rompiendo la distancia debida en un trabajo profesional. Apartar un mechón de pelo que te molesta o quitarle alguna arruga de la ropa debería ser trabajo del estilista, aunque también puedes pedírselo al amigo o familiar antes mencionado si no cuentas con estilista.
SONY DSC

3. Pide permiso siempre

Si no es el caso de que contemos con alguien para que nos ayude con el contacto físico, siempre pídele educadamente permiso para tocarle el pelo o la ropa. Igualmente, cuando quieras algo que pueda ser tomado a mal, pídelo con asertividad, nunca de manera imperativa. Por ejemplo: “quítate la chaqueta” puede ser muy violento. En vez de eso, prueba “¿te parece bien si intentamos ahora una sin la chaqueta?”

4. Palabras PROHIBIDAS: No me gusta, está mal, así no…

Evítalas siempre, en serio, son una bomba para la autoestima de la modelo. Nuestro trabajo debería ir siempre orientado a hacerla sentir segura de sí misma, así que las palabras negativas están prohibidas durante nuestra sesión de fotos. Por ello, si una foto o postura no nos gusta, deberíamos tener tacto para cambiarlo con palabras como “está muy bien, pero vamos a hacer otra para tener de dónde elegir” o “casi lo tenemos, vamos a probar ahora con esto para que sea perfecto” y cambiar así lo que no nos gusta.

5. Felicita las mejores fotos. Enséñale aquéllas en las que consigue lo que quieres

Dirige su actitud con elogios a lo que hace bien y ella misma tenderá a repetir aquellas posturas y actitud que más nos gustan. Una buena idea sería utilizar cumplidos neutros que alaben su trabajo, no su belleza. Adjetivos como “genial”, “fantástico” o “espectacular” serían más seguros que “guapísima” o “sexy”. Igualmente, enseñándole las fotos en las que salga mejor y haga aquello que queremos repetir conseguimos tanto reforzar su autoestima como sugestionarla a que haga más los gestos que nos gustan.
SONY DSC

6. Ponte a su lado haciendo la postura que quieres que copie

A menudo, describir una postura concreta con palabras es muy largo y complicado, que puede acabar haciendo que repitamos las palabras prohibidas (“mal”,“así no”) por lo que es más eficaz ponernos a su lado y poner exactamente la postura que queremos para que ella la copie fácilmente. Además, puede ser un buen momento para hacer algo gracioso que la haga reír.
consejos-trato-modelos-5

7. Conversa, bromea, no la dejes pensar en la cámara

Decía el maestro Steve McCurry que si sabes esperar, la gente se olvidará de tu cámara y entonces su alma saldrá a la luz. Pero como nosotros no tenemos mucho tiempo para esperar, debemos hacer que se olvide de que está delante de una cámara con otras distracciones. Conversa sobre banalidades, cuéntale anécdotas de otras sesiones de fotos, chistes, haz un descanso en el que tomar un refresco y hazle ver que aparte de fotógrafo eres una persona con una vida común detrás.

8. Una botella de agua y algo para picar

Un recurso muy sencillo y barato que seguro que tus modelos agradecerán en algún momento porque posar cansa más de lo que parece detrás de la cámara, y si hay focos que desprendan calor es probable que también suden un poco. Tener agua fría y un pequeño aperitivo que ofrecerles te definirá como una persona atenta y profesional.
SONY DSC

9. Acuerda un periodo suficiente para la entrega de fotos

Una vez acabada la sesión de fotos, lo más común es que tu modelo te pregunte algo como “¿cuándo tendrás listas las fotos?”. Hay que ser conscientes de que las personas ajenas a la edición fotográfica no conocen todo el trabajo que hay detrás del revelado RAW y edición en Photoshop, así que sería recomendable explicar que esto lleva muchísimas horas y, de dar una fecha límite, cuidar que la fijas con un buen margen que te asegure que las tendrás listas. Da muy mala impresión retrasarte en la entrega y puede arruinar la opinión que tienen sobre ti.
SONY DSC

10. Explica bien los derechos acordados sobre las fotos

Y para terminar y asegurarte de que no tendrás ningún problema futuro, lo mejor es dejar claros los derechos que ambos tenéis sobre las fotos, dónde pueden ser publicadas, bajo qué condiciones... Aquí dependerá mucho de si ha sido una sesión con remuneración o TFCD, del tipo de cliente y de la naturaleza de las fotos. Tú, como fotógrafo, siempre tienes derecho a ser reconocido como el autor de la fotografía, pero lo mejor para ambos es acordar hacer promoción mutua de buen grado. Que al compartir ella las fotos te mencione como fotógrafo y viceversa. El boca a boca es la mejor forma de publicidad.
SONY DSC

Miguel Ángel García-Magariño: Entre la Ingeniería Aeronáutica y la Fotografía, la primera por fascinación y la segunda por pasión. Fundamentalmente creativo y con una gran necesidad de aventura, sigo aprendiendo cada día estudiando a los que tengo por encima y compartiendo conocimiento con los demás. Puedes ver algunos de mis trabajos en www.miguelgmsm.com y en mi Instagram

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. Acarmona dice:

    Me viene como anillo al dedo este artículo, esta tarde precisamente tengo mi primera sesión de fotografía en la cual voy a estrenar hasta mi pequeño estudio, parte de el fabricado por mi, como alguna que otra fuente de luz. prometo subir aquí alguna que me guste. Un saludo!!

    • miguelgmsm dice:

      ¡Mucha suerte con esa primera sesión! Esperamos ansiosos ver el resultado ;)

  2. konkavo dice:

    Imaginaros que yo quiero ir de Madrid a Guadalajara en coche. Pero no sé conducir. Veo mucha gente a diario que lo hace, veo miles de coches que van sin ningún aparente problema de Madrid a Guadalajara. De pronto un día me encuentro un artículo en un foro de coches que dice algo así: Para ir de un punto a otro con un coche solo tienes que montarte en él, arrancarlo, pisar el embrague, quitar el freno de mano, meter primera, ir soltando poco a poco el embrague a la vez que aceleras y el coche comenzará a moverse. Después solo tienes que seguir las indicaciones de las señales y al GPS. ¿Creéis que yo llegaría a Guadalajara?
    Esa es la sensación que me ha dado la lectura de este artículo.
    ¿Cómo sé lo que le puedo pedir a una modelo si nunca he trabajado con una? Sólo por las fotos que he visto. ¿Cómo conduzco el coche si nadie me ha enseñado? ¿Acaso leyendo?

  3. Excelete artículo para poner en práctica. Gracias y saludos. http://misfotografiasdelavida.blogspot.com.es/2017/02/2362017-calentando-motores.html

  4. MariadelCarmenRegueiro dice:

    muy buena data, me gusto, gracias

Opina