Aprender Fotografía es Fácil... en la Zona PREMIUM

10 Ideas Para No Caer En La Compra Compulsiva de Nuevos Accesorios

Hola, me llamo Javier, y reconozco que he padecido en más de una ocasión el "Síndrome de Compra Compulsiva de Nuevos Accesorios" (SCCNA). Así podría comenzar la declaración de muchos de vosotros, (yo incluido), ¿a que sí?

En mi caso, de hecho, ha habido alguna ocasión en que he comprado accesorios, los he probado durante pocos días y, en el mejor de los casos, han pasado muchos meses hasta volver a utilizarlos. En otros casos, ni siquiera he vuelto a utilizar algunos de esos accesorios. Lo que pone de manifiesto que se trató de una compra para nada justificada, que bien me podía haber ahorrado.

Pues bien, como sé que esto también puede pasarte a ti. Hoy quiero darte algunas ideas para combatir esta "enfermedad" que todo fotógrafo, profesional o aficionado, puede sufrir en algún momento de su vida. ¿Quieres conocerlas?

¿Por Qué Sufrimos Este "Peligroso" Síndrome?

La fotografía, como cualquier otra afición que se prolonga en el tiempo, requiere que el fotógrafo pueda ir afrontando nuevos retos, descubriendo nuevas motivaciones y evolucionando y mejorando gracias a ellos.

A veces, tras un cierto periodo de tiempo, puede que nos sintamos "atascados" y ante esta sensación es cuando puede surgir la falsa idea de que necesitamos una nueva cámara, un nuevo objetivo, o un accesorio específico para poder seguir creciendo.

En ocasiones esta idea puede ser acertada, pero te garantizo que en un altísimo porcentaje de las ocasiones, se trata de un episodio de SCCNA. Así que voy a darte algunas ideas para no caer en esta enfermedad y seguir disfrutando con tu pasión por la fotografía.

#1 Recuerda Que La Mejor Cámara Es La Que Llevas Encima

Ante la falsa creencia de que necesitas una mejor cámara, la primera idea a valorar es: ¿cuántas imágenes has perdido por el hecho de no llevar tu cámara encima?, ¿y cuántas has perdido por no tener una mejor cámara que la que ya tienes? La respuesta a la primera pregunta arroja un número mucho más elevado, ¿verdad?

Si quieres mejorar tus fotos, lo primero que debes hacer, antes de comprar una nueva cámara, es exprimir al máximo la que ya tienes (no importa que ésta sea la del móvil). Y no hay mejor forma de exprimir tu cámara que llevándola a todos lados y tomar fotos con ella poniendo en práctica todos tus conocimientos técnicos, compositivos, etc.

#2 Un Objetivo De Kit En Su Punto Dulce Puede Dar Mucho de Sí

Algunos se empeñan en denigrar a los objetivos de kit. Sí, ésos que vienen normalmente junto con el cuerpo cuando adquirimos una cámara. Este nivel de desprestigio llega incluso al punto de denominar a estos objetivos como "pisa" o "pisapapeles".

Sin embargo, lo cierto es que la calidad que pueden ofrecer estos objetivos, si sabemos sacarles todo el partido que atesoran, puede ser más que suficiente para un amplio número de fotógrafos.

Así que, si conoces el punto dulce de tu objetivo de kit, procuras no llevarlo a las focales extremas y, en definitiva, sigues los consejos para sacar más partido a tu objetivo de kit, podrás sobrevivir bastante tiempo antes de necesitar invertir en un mejor objetivo para tu cámara.

#3 El Aspecto Diferencial Es El Fotógrafo, No Los Accesorios

Para la inmensa mayoría de fotografías que vas a tomar, y teniendo en cuenta lo que ha evolucionado el mundo fotográfico y la calidad que ofrecen hoy día un amplio número de los equipos que podemos adquirir, el factor diferencial no estará nunca en el equipo y sí en el ojo fotográfico que hay tras la cámara.

Quizás la frase de Percy W. Harris ayude a describir esto que pretendo transmitirte: "La habilidad en la fotografía se adquiere con la práctica y no con el bolsillo." Así que, ya sabes, practica y no te obsesiones con un nuevo equipo, pues la práctica, pericia y conocimiento fotográfico serán más importantes que el disponer de un mejor equipo en un amplísimo número de situaciones.

#4 Cambia El Tipo De Fotografía, O El Entorno, O Tu Visión

En otras ocasiones, lo que te hace caer en esta necesidad de adquirir nuevos accesorios para seguir progresando es la falta de nuevos elementos que fotografiar, o nuestra incapacidad para acercarnos a elementos cotidianos con una nueva visión.

Para ayudarte a superar esta limitación, te invito a recordar estas dos frases de grandes fotógrafos que experimentaron esta sensación y decidieron ponerle una solución:

  • "Deja de buscar elementos bonitos que fotografiar. Encuentra elementos cotidianos que puedas transformar a través de tus fotografías." Morley Baer.
  • "Si quieres ser un mejor fotógrafo, ponte delante de motivos más interesantes." Jim Richardson.

Como ves, tienes dos opciones: buscar nuevos entornos que resulten interesantes y atrayentes y casi te obliguen a fotografiarlos, o bien, redescubrir entornos y situaciones a los que estás acostumbrado y captarlos de una forma distinta.

#5 Madruga O Aguanta Para Disfrutar De La Mejor Luz

La capacidad de percibir con otros ojos determinados entornos, o el conseguir que tus resultados fotográficos brillen también puede pasar por estar en ellos a las horas en las que la luz es más apropiada. Por todos es conocido las características que aportará a nuestras fotos el que éstas sean tomadas durante la hora azul, o durante la hora dorada, ¿verdad?

Así que, si quieres lograr mejores fotografías, sé disciplinado, prepara con antelación tus salidas fotográficas para saber cuándo tendrás la luz más apropiada y no seas perezoso y madruga, o permanece en "el lugar del crimen" hasta el momento adecuado.

#6 Prueba Con Un Proyecto Fotográfico

Si lo que te empuja a comprar nuevos accesorios es que has perdido el rumbo en cuanto a nuevos motivos que fotografiar o técnicas que poner en práctica, quizás lo que necesitas es iniciar un proyecto fotográfico. ¿Por qué? Pues porque a través de un proyecto te forzarás a fotografiar con una cierta periodicidad, dentro de una línea temática concreta y persiguiendo alcanzar una calidad mínima que al menos se mantenga durante el proyecto.

Seguro que has oído hablar del archiconocido proyecto "365 días", o "52 semanas". Pero hay más opciones. Si quieres conocer más proyectos fotográficos que puedan ayudarte a salir de la cierta rutina fotográfica en que puedes verte inmerso, echa un vistazo a estos 5 proyectos para fomentar tu creatividad.

#7 Macro Con Accesorios Económicos

Ya decía Robert Capa que "si tus fotografías no son lo suficientemente buenas es porque no estás lo suficientemente cerca", y eso explica que uno de los tipos de objetivos que primero queramos incorporar a nuestro equipo son los objetivos macro, ya que nos permiten acercarnos hasta el límite.

Sin embargo, sabes que antes de realizar el considerable desembolso que requiere la adquisición de un objetivo específico para fotografías macro, existen alternativas más económicas que te permitirán descubrir si realmente te gusta este tipo de fotografía y le sacarás partido a un objetivo macro.

¿Que cuáles son? Pues muy sencillo, anillos de inversión, lentes de aproximación, tubos de extensión... Y todos ellos por muchísimo menos dinero de lo que te costaría un objetivo para macro.

¿Por qué no empiezas por una de estas alternativas antes de realizar una mayor inversión sin saber si en realidad no acabarás aparcando tu objetivo macro en casa tras pocos usos?

#8 Aprende De Otros (I): Visualiza Muchas Fotos

No hay mejor forma de salir de un bloqueo fotográfico que "alimentándose" de las fotos de otros. A partir de ellas seguro que tu cerebro vuelve a activarse y a pensar fotográficamente: idear nuevas composiciones, encuadres distintos, distribuciones de luces, etc.

Robert Mapplethorpe lo expresaba perfectamente: "cuantas más fotografías veas, mejor fotógrafo serás", así que aprovecha tu conexión de Internet, la exposición fotográfica de tu ciudad, o los libros de fotografía que tengas en casa y ponte a coger ideas que vuelvan a poner en marcha tu mente fotográfica.

#9 Aprende De Otros (II): ¿Probar Como Asistente?

Si quieres ir más allá, en cuanto a aprender de otros fotógrafos, puede ser interesante que pruebes a participar como asistente de un fotógrafo profesional. De este modo no sólo verás sus imágenes, sino que participarás en todo su flujo de trabajo: preparación, toma y procesado. Lo verás en acción y aprenderás mucho de todo el proceso.

¿Te resulta extraña esta propuesta?, pues échale un vistazo a este artículo de Mònica en el que te invitaba a ser asistente como paso previo a convertirte en fotógrafo profesional. Si te decides, será una experiencia revitalizante y que seguro que te vuelve a activar fotográficamente.

#10 Si Estás Decidido A Comprar, Baraja La Segunda Mano

Si ya has pasado por todos los consejos anteriores y estás decidido a comprar un nuevo accesorio, porque lo consideras realmente necesario para seguir avanzando y disfrutando de la fotografía, mi recomendación es que contemples el mercado de segunda mano.

En ocasiones, es un mercado que puede ofrecer ofertas espectaculares y un ahorro considerable en caso de que no tengas el bolsillo demasiado holgado, o que quieras aprovechar ese ahorro para adquirir otro accesorio adicional.

La compra de segunda mano no es una temática nueva en dzoom, te recomiendo estos artículos al respecto, pues considero que pueden serte realmente útiles:

Y Eso Es Todo. Como Ves Hay Múltiples Antídotos

Hasta aquí las 10 ideas que quería compartir contigo para que no caigas en un error en el que yo he caído varias veces cuando me he sentido estancado fotográficamente hablando. Como ves, tienes muchas opciones para luchar contra la compra compulsiva de nuevos accesorios. Ahora que los conoces, trata de ponerlas en práctica.

¿Y si no funcionan? No pasa nada, compra el accesorio que creas que necesites y úsalo. Seguro que si has seguido todos los consejos descritos, no se trata de compra compulsiva e inútil, sino de un accesorio que realmente necesitas y que te ayudará a seguir disfrutando de la fotografía. No pierdas tiempo y comienza a usarlo y sacarle todo el partido.

Fotografía de Portada: Sony A7s presentation por Kārlis Dambrāns (licencia CC)

Comentarios

  1. konkavo dice:

    Nunca he entendido a los consejeros espirituales fotográficos que dan consejos a la gente de lo que tienen o no tienen que comprar.
    Dejad que la gente se compre lo que quiera. La compra compulsiva tiene su carácter terapéutico. Comprar algo que luego no utilices también te enseña cosas y es parte del aprendizaje fotográfico. De hecho, todos los que dan ese tipo de consejos ya han pasado por la situación; ya han comprado compulsivamente. Por tanto, para saber si una compra compulsiva te será útil o no, no tienes más remedio que pasar por ella.
    Comprad todo aquello que vuestro bolsillo se pueda permitir sin poner en peligro la supervivencia de vuestra familia o de vosotros mismos.
    Si no compráis algo nunca sabréis si os puede servir o no. Si lo compráis, siempre podréis decir con contundencia si sirve para algo o no, tal y como ha hecho el autor de este artículo.
    Un saludo.

    • Noemí León dice:

      Yo creo que el artículo está dirigido precisamente a la gente que quizás no se pueda permitir comprar accesorios ahora mismo. Es como una guía para “sacarle partido a lo que ya tienes”. Me parece bastante útil para la gente que está empezando y no puede/quiere gastar más dinero en accesorios, pero piensa que sin ellos no puede sacar buenas fotos.

    • A raíz de tu comentario, @konkavo, se me ha ocurrido un consejo #11, “antes de comprar, mira a ver si algún compañero de afición tiene el accesorio que estás pensando adquirir y dile que te lo deje unos días”.

      Así, podrás conocer si realmente habría sido, o no, una compra compulsiva. Y únicamente invertirás el dinero que tengas en los accesorios que mejor resultado te ofrezcan.

      O, bien, para presupuestos más ajustados, y como dice @Noemí, podrás desterrar esa idea de que con el accesorio X podrías hacer cosas que ahora no puedes, sin necesidad de haber invertido en él.

      ¿Qué os parece?

  2. duettos dice:

    Muy interesante, sobre todo para aquellos que se quieren comer el mundo a
    Fotos con poco presupuesto, cuando inicias tienes esa compulsión a querer comprar todo lo que ves anunciado pero no cuentas con los suficientes fondos para seguir gastando, y
    No te das cuenta que ya tienes lo que estabas deseando que es tu cámara con tu lente y no le estás sacando el suficiente provecho por qué estás obsesionado viendo algo más para tu equipo, disfrútalo y acábatelo a tiros, y aprende tanto que el mismo provecho te diga que más necesitas sobre la marcha saludos

Opina

*