Aprender Fotografía es Fácil... en la Zona PREMIUM

Arrojando Luz sobre los Formatos de Imagen en Fotografía

José Luis Rodríguez: ¡Saludos! Hoy os traigo un nuevo artículo de nuestro amigo Tomás López-Fragoso, quién nos enseñará a distinguir los distintos tipos de formatos de imagen.

La imágenes digitales pueden encontrarse en multitud de formatos, desde el conocido JPEG, pasando por RAW, TIFF hasta GIF, PNG, etc.

En este artículo haremos un recorrido entre los formatos más utilizados en fotografía digital, conociendo cuáles son las particularidades de cada uno y propondremos un flujo de trabajo donde no perdamos calidad en el imagen final durante el mismo.

Características de los formatos digitales

Antes de hablar de los diferentes formatos de imagen digital, cabe resaltar que estos se diferencias en dos características básicas:

  • Compresión: si la imagen ha sufrido algún proceso mediante algoritmos para reducir su peso. Algunas compresiones llevan aparejadas pérdidas de calidad.
  • Profundidad de color: el número máximo de colores que puede contener una imagen.

Formatos habituales en fotografía digital

En fotografía digital encontramos cuatro formatos predominantes:

Formatos de imagen en fotografía digital

RAW

Es un formato que contiene la totalidad de los datos de la imagen captada por el sensor digital de la cámara.

Para trabajar con estos archivos, es necesario disponer de un software adicional, ya sea uno ofrecido por los propios fabricantes de las cámaras o algunos tan conocidos como Lightroom, Aperture, etc. Y es por esto que se le conoce como el negativo digital.

Es un formato propietario, cada fabricante nos ofrece el suyo, y todavía iniciativas como OpenRAW (o DNG) que trata de homogeneizar el formato no han triunfado.

Es un formato pesado, a pesar de que en ocasiones se aplica algún tipo de compresión sin pérdidas y su profundidad de color alcanza los 48 bits. Las cámaras disparan normalmente a 12 o 14 bits.

Es el formato ideal a la hora de sacar nuestras fotografías, ya que en el revelado o postproceso siempre se puede retornar al original, y no sufre ningún tipo de pérdida de calidad en su manipulación.

TIFF

Es un formato de almacenamiento sin pérdidas, siendo un formato que ofrece mucha calidad. Admite trabajar con capas, una profundidad de color de hasta 64 bits (las cámaras disparan que disparan en TIFF, lo hacen normalmente a 8 bits) y son archivos muy pesados, pero ofrecen algoritmos de compresión sin pérdidas consigue reducir su nivel de espacio.

PSD

Se trata del formato nativo y propietario de Adobe, para trabajar con Photoshop. Se catalogan también dentro de los archivos sin pérdidas, permiten trabajar con capas, una profundidad de color de hasta 64 bits y nuevamente son archivos muy pesados, pero de muy alta calidad. En general, los archivo PSD y TIFF son indiferentes en su uso, ya que la calidad obtenido a través de los mismos es muy similar.

JPEG

Es el formato más popular tanto en Internet como para llevar nuestras fotos a imprimir. Es un formato con compresión con pérdida de calidad, pero los archivos finales ocupan muy poco espacio. El grado de compresión se puede elegir. La profundidad de color normalmente es de 8 bits.

Cualquier proceso que se realicé sobre un archivo JPEG y se almacene, degrada su calidad, por lo que su único uso debería ser como archivo de salida final, sin efectuar ninguna modificación sobre el mismo, en un proceso que busque calidad de imagen.

Video donde se abre y guarda un archivo JPEG en ciclos hasta 500 veces para ver su degradación.

Lo que debemos tener claro es que no hay que decantarse por usar un solo tipo de archivo todo el tiempo, sino que la mejor opción es complementarlos todos en un flujo de trabajo que nos garantice la mejor calidad de imagen en el archivo final.

Flujos de trabajo combinando formatos de imagen

A continuación les presento un ejemplo de flujo de trabajo, para que cada uno lo adapte o tome ideas para el suyo propio:

1) Caso de una fotografía sin procesado en Photoshop

Flujo de procesadoLo primero que haremos será sacar la fotografía en RAW, garantizando así el conseguir la mayor cantidad de datos posible.

El archivo RAW lo revelaremos usando el revelador que más nos guste, ya sea LightRoom, Aperture, etc. controlando el balance de blancos, la exposición, el contraste, etc. todo de manera no destructiva.

Una vez tengamos la foto final, exportaremos a JPEG para compartirla en Internet o llevarla a imprimir. También podremos llevarla a imprimir en TIFF o guardarla en esta extensión en nuestro disco duro. Personalmente prefiero guardarla en JPEG, ya que ocupa menos espacio, y si conservamos el RAW editado, siempre podremos exportar una nueva copia en TIFF si fuera necesario.

2) Caso de una fotografía con procesado en Photoshop

Flujo de procesadoNuevamente, sacamos la fotografía en RAW.

Volvemos a revelar el archivo RAW de manera no destructiva.

Si la fotografía necesita un retoque mas exhaustivo, con capas, retoque por zonas y grandes modificaciones, exportaremos el RAW retocado a Photoshop, y esté, una vez terminado lo guardaremos como TIFF/PSD.

Como último paso, volvemos a guardar nuestra fotografía en JPEG para compartirla.

En este caso y si queremos conservar los ajustes de las capas, deberemos conservar el TIFF/PSD, pero sabiendo que el archivo resultante será muy pesado, más si lo guardamos respetando cada una de las capas sin fusionar.

Conclusión

Con este artículo lo que se pretende es que tomemos conciencia de que si queremos alcanzar la máxima calidad en nuestras fotografías, deberemos crear un flujo de trabajo que lo permita.

Esto es, entender que cada formato de archivo tiene su función específica y sus características, lo que hace a cada uno de ellos perfecto para un determinado momento de la toma y procesado de nuestras fotos.

Artículo y fotos por Tomás López-Fragoso. Apasionado de la fotografía, con ayuda de Internet y los cursos de fotografía a los que he asistido, he ido aprendiendo de manera casi autodidacta lo que se, y lo comparto en Raw to the Bone.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. por favor si me aclaran una duda.
    estoy archivando mis fotografías antiguas, para liberar espacio en el disco duro.
    mi idea es comprimir los archivos lo más posible. estoy ocupando un compresor de archivos llamado KGB Archiver. al comprimir las fotos en uno de estos archivos, no existe pérdida de calidad de las fotos, o degradación de los archivos o algo así?

    muchas gracias! muy buen artículo. saludos desde Chile

  2. walimai dice:

    No lo puedo evitar….
    “Arrojando luz”…. habrá que bajar los valores ISO, por si acaso.

    Buen artículo, muchas gracias.

  3. Studio01 dice:

    Me gustaria que alguien me aclarase porqué en cuestion de formatos de imagen parece que el asunto ya esta cerrado, definitivo. JPEG-TIFF-BMP-PNG y RAW y se ha acabado, no hay mas competencia, ni nadie se inventa nada nuevo.

    El rey estandard és, hoy en dia, JPG, igual que en sonido pese a muchas opciones que han salido del MP3 no se mueve la mayoria de gente.

    Estando todo tan avanzado, ¿porqué técnicamente no se ha podido hacer algo similar a los archivos de imagen vectoriales?.

    Si las fotos fuesen archivos vectoriales no estariamos dependiendo, como ahora, de la resolucion. Serian archivos razonables de tamaño y con posibilidad de impresion o visualizacion desde centímetros a metros.

    Y siempre tendriamos archivadas fotos de máxima calidad, y no como ahora que debemos tener gigas y gigas de capacidad para guardar: el original RAW, una version “normal” JPG (que ha perdido, ya, calidad), una reducida JPG para visualizar en el TV, etc… (y en varios sitios, porque si se estropea el disco duro lo pierdes todo)

    Tengo una tienda de fotos y es un mareo, porque la gente no suele entender, las reducen demasiado, o las amplian excesivamente y, a veces, imprimimos unas fotos de pena, que en la cámara original eran DPM y después del facebook-twitter y otros quedan reducidas a una miseria, luego quieren un poster y no puede ser, y otros juegan con Photoshop y traen una foto de 2.000 MP para imprimir una mísera 10×15.

    Por lo que veo, sea por la competencia, porque no interesa o no se porque: las canciones MP3, las fotos JPG y los videos, bueno aqui si ha habio cambio, pero tambien a costa de mucho espacio ocupado.

  4. El único comentario que me gustaría hacer es que en realidad RAW no es específicamente un formato .CR2 y .NEF son formatos. Estrictamente hablando, RAW se refiere, como bien explicas, a los datos sin procesar por la cámara.

  5. nihonjin dice:

    Hola:

    Hecho de menos en el artículo el formato PNG. Yo exporto todos los Raws a PNG y desde los png inicio el revelado. Luego en función de las necesidades guardo versiones psd o jpg, pero la verdad es que se necesitan cada día más gigas.

  6. fotografo1 dice:

    Muy buen articulo y entendible.
    Saludos

  7. Yo la verdad que tarde en disparar en RAW, pero una vez que descubrí el maravilloso mundo del RAW y photoshop disparo siempre así.

    http://misfotoscbt.blogspot.com.es/

  8. ric2011 dice:

    Muy buen articulo y hasta con notas de humor, muy didactico, lo que mas me interesó es lo relativo al flujo de trabajo, recien estoy empezando y mi metodo era bastante disperso, ( si habré perdido calidad retocando JPG en distintas sesiones ) !!! El ejemplo de las hojas que se van plegando y quedan mas chiquitas cada ves estuvo genial !!!!! Gracias por tanto esfuerzo.
    Ric

  9. SGC dice:

    Buen artículo.
    Tengo un par de dudas. Cuando hablas de “RAW editado” o “revelar el archivo RAW de manera no destructiva”, ¿A qué te refieres?
    Hasta donde yo sé, el RAW se abre con algún programa, como los que bien has comentado, y se ha de guardar en otro formato (TIFF, JPEG, etc).

    Al parecer no se puede modificar un RAW y guardarlo sobre sí mismo ¿no?
    ¿Cómo se hace un revelado destructivo de un RAW?

    • Me sumo a tu consulta aportando que la unica forma que encuentro de “sobrescribir” un raw es: Importar el .nef (en mi caso), realizar ajustes, exportar con el formato original a una carpeta diferente a la que contiene la original, borrar la foto original.
      Pero aún de esta manera, no se pierden datos del raw. Incluso se conservan los metadatos.
      Yo hago esto para “independizar” el raw del catalogo (en caso de LR) para poder meterlo en un dvd u otro optico, y posteriormente levantarlo con el LR con ajustes incluidos (.nef + sidecar) y sacar copias en jpg de para imprimir o lo que fuere. Ya que estamos, me gustaría opiniones sobre mi método.

      Saludos !!

      Cristian

  10. Muy esclarecedor este post! de gran ayuda

  11. MargaArgentina dice:

    Soy novata en el tema de la fotografía, aunque siempre fue mi pasión!
    Desde que descubrí el formato Raw no me quitan de él.
    Hace unos días tuve que fotografiar una boda por Civil, y pensé que siendo tantas tomas podría hacerlas en JPG para evitar el trabajo de revelado, bueno, que bien desconforme quedé, máxime que luego de editarlas en Photoshop (niveles y demás) noté que al verlas en el televisor de plasma salen espantosas y se ven bien feos los retoques que le he hecho, cosa que decidí dejarlas así en bruto y pensar bien para la próxima el formato a utilizar.
    Excelente el artículo.
    Saludos desde Argentina.

  12. Es un artículo muy básico pero, como doy por hecho que está enfocado a principiantes, lo veo muy claro y bien explicado ;)

  13. Siempre en Raw! te da un margen de error muy bueno para corregirlo en ps!

  14. Toño Rm dice:

    Completamente de acuerdo con RA y Tiff, desde hace poco empeze a tirar en RAW y es otra “onda”, mejores colores, mejor profundidad, etc. Tiff lo uso en video ya que tiene muy buena calidad y detalle que no se pierde al momento de Renderizar.

    Saludos y Excelente articulo

Opina