Intervalómetro: Guía Fácil para Sacarle el Máximo Partido

Cuando queremos realizar largas exposiciones de más de 30 segundos es necesario utilizar un mando para mantener el obturador abierto. Existen dos tipos de mandos, el mando disparador sencillo y los intervalómetros.

El mando disparador no es más que un cable que se conecta a la cámara con un botón que podemos dejar presionado para exponer el tiempo que queramos. El inconveniente es que somos nosotros los que debemos controlar la duración de la exposición y cortar cuando queramos.

La otra opción son los intervalómetros que son muy parecidos a los anteriores con la diferencia de que podemos programarlos. Si quieres saber cómo sacarles el máximo partido, no dejes de leer este artículo.

Manejar un intervalómetro es bastante sencillo y es cuestión de un par de usos para programarlos a nuestro gusto. Por suerte, prácticamente todos los intervalómetros que hay en el mercado son iguales y disponen de las mismas funciones.

Además, estos mandos también disponen de un botón que podemos pulsar para disparar sin tener que tocar la cámara. También nos permite mantenerlo pulsado el tiempo que queramos.

Esto no es un intervalómetro, sino un simple cable disparador, pero se puede observar cómo podemos bloquear el botón para alargar la exposición.

Mientras está bloqueado, el obturador está abierto. Los intervalómetros también disponen de este botón para exponer manualmente en vez de programarlos.

Los mandos intervalómetros son útiles para fotografía nocturna, donde requerimos de tiempos largos de exposición, para realizar time lapses o fotografía de larga exposición diurna.

También podemos configurarlos para establecer un tiempo antes de disparar, por lo que nos puede dar tiempo a salir en la foto.

Los intervalómetros disponen de un display o pantalla numérica para establecer los valores. Suelen tener cuatro funciones. Además del botón que sirve para disparar existen dos botones más y una especie de mando en cruz con un botón central.

Se puede ver en la imagen que está seleccionada la opción LONG, lo que significa que faltan 29 segundos para terminar la exposición. El mando está en marcha ya que el led rojo está encendido. Si apretamos las flechas de izquierda o derecha nos moveremos por el menú superior.

El primer botón, en la parte izquierda, sirve para iluminar el display, muy útil por la noche. También sirve para bloquear el intervalómetro y que no podamos cambiar ningún valor por accidente. Suele tener un icono con una bombilla y la palabra Lock (bloquear).

El botón de la derecha sirve para empezar y/o terminar la exposición que hemos programado (Timer start / stop). Si activamos el bloqueo del espejo hay que pulsar dos veces este botón, la primera vez para levantar el espejo, y la segunda para empezar la exposición.

Después, la cruz la utilizamos para establecer los valores numéricos. Para cambiar de una función a otra pulsamos la flecha de la izquierda o de la derecha. Arriba del todo aparecen las distintas opciones disponibles: delay, long ,intvl, n y una nota musical.

El Delay

El delay significa el retardo con el que vamos a empezar la obturación. Si ponemos un delay de 5 segundos, una vez pulsemos el botón de disparo del mando, empezará la cuenta atrás de 5 segundos hasta que empiece la exposición.

Esta opción sirve para que nos dé tiempo para salir en la foto, ya sea que la cámara esté a 2 metros o queramos situarnos en una posición que nos lleve más tiempo.

También se puede utilizar para evitar cualquier posible movimiento mecánico de la cámara que pueda hacer que la foto salga trepidada.

Long

Esta es la opción más utilizada y sirve para establecer el tiempo de exposición que vamos a utilizar. Muchas cámaras permiten poner un tiempo de exposición de 30 segundos, o incluso 1 minuto, pero a partir de ahí necesitamos poner el modo Bulb, que nos permite exponer durante el tiempo que queramos.

Este tiempo es el que estableceremos en la opción Long. Para ello, pulsamos el botón central de la cruz y establecemos la duración en horas, minutos y segundos. Nos movemos con las flechas de una opción a otra y arriba y abajo para cambiar el valor. Pulsamos el botón central para confirmar.

Intvl

Esta opción se suele utilizar para time lapse o para realizar varias exposiciones nocturnas con el fin de unirlas después en una sola.

Para ello debemos configurar cuánto tiempo pasará entre foto y foto. La manera de hacerlo es la misma que antes.

Hay que tener en cuenta que el intervalo sea mayor que lo que dure la exposición. No debemos poner un intervalo de 15 segundos si la exposición dura 20 porque no obtendremos lo que queremos.

N

Aquí establecemos el número de fotos que queremos disparar. Si vamos a hacer un time lapse tendremos que hacer cálculos en función de la duración que queremos para el vídeo y saber cuántas fotos tenemos que disparar, y cada cuánto.

Una vez lo sabemos, le decimos cuántas fotos, por ejemplo, 200 fotos, una cada 15 segundos, con un tiempo de exposición de 1 segundo. Con esta configuración estaremos 3000 segundos haciendo fotos, es decir, 50 minutos. Si un segundo de vídeo son 25 fotos, con 200 fotografías obtendremos 8 segundos de vídeo time lapse.

La última opción simplemente es para activar o desactivar el sonido. Aunque parezca una tontería, yo recomiendo quitarlo, porque si no estará pitando cada segundo.

En noches frías con mucha humedad, el intervalometro puede sufrir las inclemencias meteorológicas pero aguantan bien.

Al igual que el mando normal y corriente, tenemos un botón que sirve para disparar. Este botón también se puede bloquear.

Es fácil saber cuándo el intervalómetro está en marcha puesto que tiene un led rojo que parpadea durante su funcionamiento. Esto nos sirve para saber, no sólo que está funcionando sino también para localizar la cámara en caso de alejarnos durante la noche.

En cuanto a la alimentación, los hay que funcionan con pilas de botón, recomendables porque duran más, y con dos pilas AAA. Lo bueno es que estos mandos no consumen mucho y duran meses o años. Hay algunos modelos que incluso se apagan al rato de no usarlos.

Un consejo: No dejéis el mando colgando cuando haya viento. El movimiento puede resultar un incordio, así que os aconsejo que lo sujetéis al trípode de alguna manera o lo coloquéis en algún lugar. Yo suelo utilizar una bolsa portafiltros y es ahí donde lo coloco.

Si lo tuyo es la fotografía nocturna seguramente te convenga adquirir uno de estos. No son caros y son muy útiles. Existen muchas marcas con precios asequibles. Lo único que tienes que tener en cuenta es que el conector corresponda al de tu cámara.

Sergio Arias Ramón, fotógrafo profesional especializado en viajes y naturaleza. Formación autodidacta centrado en la composición. Apasionado del blanco y negro donde encuentra su visión más personal. Puedes seguir sus trabajos en sergioariasfotografia.es y en facebook, twitter o instagram.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. Buenos días. Suelo utilizar un intervalómetro para realizar fotografía nocturna y time lapse y el artículo explica muy bien como se debe manejar y su uso. No obstante no alcanzo a entender el significado del siguiente párrafo, “Hay que tener en cuenta que el intervalo sea mayor que lo que dure la exposición. No debemos poner un intervalo de 15 segundos si la exposición dura 20 porque no obtendremos lo que queremos.”. No se si hay algún error en el texto. Gracias y saludos.
    http://misfotografiasdelavida.blogspot.com.es/2017/04/2482017-serie-circumpolares-vii-en.html

    • sergiarias dice:

      Hola Fernando.

      Sí, me refiero a que si programa el intervalómetro para que haga una foto cada 15 segundos, el tiempo de exposición debería ser como máximo de 15 segundos. Si pones 20 segundos de exposición, la cámara no hará caso del intervalómetro puesto que está exponiendo y hasta que no termine no empezará la siguiente.

      Un saludo.

  2. konkavo dice:

    Sergio, creo que Fernando tiene razón. Con ‘Intvl’ se configura el intervalo entre que acaba una expo y comienza la siguiente, no el tiempo entre que empieza una expo y comienza la siguiente. Este intervalo no puede ser menor de 1 segundo, al menos en mi intervalómetro.

    Alguna anotación. Cuidado con las pilas, aseguraros que las lleváis bien cargadas.
    Por cierto, la función disparador remoto del intervalómetro no necesita pilas.

    Si no tenéis claro cuántos fotos vais a tomar, en la configuración de ‘N’ le ponéis ‘–‘ y tomará infinitas fotos, o lo que es lo mismo, hasta que se acabe la batería de la cámara o se llene la tarjeta.

    Un saludo.

Opina