Aprender Fotografía es Fácil... en la Zona PREMIUM

Otros 7 Consejos para Usar Mejor tu Trípode

Cómo usar el trípode de la cámara

Hace unos días publicabamos un artículo titulado "6 Consejos para usar tu Trípode de Forma Eficiente". En él recordábamos que, pese a parecer un accesorio simple (y de hecho lo es), había una serie de elementos que podíamos tener en cuenta para sacar mejor partido de nuestro trípode. Al final del artículo os pedíamos más consejos, y fuisteis muchos los que aportasteis vuestra experiencia y muchos los consejos que nos disteis. Tantos que hemos creido conveniente escribir un nuevo artículo continuación del anterior en el que recogemos algunas de las recomendaciones que nos hacíais. Si te gustaron los "consejos iniciales para usar tu trípode de forma eficiente, no te pierdas éstos otros. Seguro que te descubren más cosas nuevas.

Un buen trípode para tu cámara réflex es uno de los accesorios de compra obligada cuando uno decide ampliar su equipo fotográfico, pero es importante seguir una serie de pautas para asegurar tu equipo y conseguir mejores fotos. Son éstas:

1. Si hace viento, asegura tu cámara

Independientemente de lo estable que sea el trípode y el peso que hayas podido colgar de la barra central para darlo más estabilidad, en situaciones de viento racheado un mal golpe de viento puede hacer que tu cámara acabe en el suelo.

Una manera de protegerte frente al viento es mantener el trípode a menor altura.

También nos apunta Oscar la posibilidad de mantenerte junto al trípode con la cinta de la cámara en el cuello, de modo que si el trípode se cayera, la cámara sigue asegurada.

Si haces ésto, procura no moverte para no trasladar vibraciones a través de la cinta de la cámara.

Y si hace mucho viento, mejor deja la sesión de fotos para otro momento.

2. Fija bien los anclajes de la rótula antes de soltar la cámara

Este nos lo apunta Fiuncho y, como bien dice, aunque pueda parecer obvio, hay veces que con las prisas se nos olvida este punto.

Y es que colocamos el trípode, creemos tenerlo todo controlado y, cuando soltamos la cámara, descubrimos que no habíamos fijado el punto que fija la posición de la rótula.

El efecto inmediato es que nuestra cámara "cabecea" y gira sobre su eje apuntando hacia abajo con el objetivo, hasta que para con un golpe seco con la barra central o con una de las patas.

Si os ha pasado alguna vez, sabréis de que os hablo.

Se trata de un descuido que nos puede dar un susto e incluso un disgusto si el golpe en el objetivo es lo suficientemente fuerte.

Así que, antes de soltar la cámara, asegúrate de que la rótula está bien fijada.

3. Respeta las especificaciones de tu trípode

Como nos apunta Arnoldo, tanto los trípodes como las rótulas cuentan con unas especificaciones de pesos soportados. También se suelen recoger en estas especificaciones los pesos máximos que se pueden lastrar de la columna central.

Fijate bien en estas especificaciones y no sobrepases estos pesos máximos si no quieres llevarte un susto.

Y recuerda que cuando contabilices el peso de la cámara debes contar tanto la cámara como el objetivo que lleva incorporado (y si tiene puesto un flash, también el flash).

4. Vigila el estado de las gomas

 

Esta también nos la apunta Arnoldo.

Las patas del trípode suelen tener unas gomas en la punta, donde tocan el suelo.

Estas gomas son un elemento determinante en la estabilidad del trípode, por lo que debes comprobar su estado de vez en cuando.

Si ves que están sucias, limpialas; y si ves que están rotas, reemplazalas.

5. Despliega sólo lo que necesites

Nos dice Jose que pensemos en la altura a la que queremos poner la cámara y despleguemos el trípode únicamente hasta conseguir esa altura.

De este modo, podemos simplemente abrir el ángulo de las patas sin necesidad de desplegar sus secciones, probando a hacer fotos a ras del suelo o cerca de él. Con ello conseguiremos hacer fotos con puntos de vista más originales que si hacemos la típica foto a la altura de los ojos como si estuviéramos de pie.

La ventaja de desplegar menos el trípode y mantener una posición más baja es que damos más estabilidad al trípode y se mueve menos en situaciones con algo de viento.

Al respecto de esa estabilidad, nos apunta Gamu que, en caso de no necesitar toda la altura, es preferible desplegar primero las secciones mas gruesas de las patas y evitar desplegar las secciones más finas.

6. Usa un disparador remoto o un temporizador

 

Este nos lo recuerda TioBraulio, y es que si lo que estamos buscando es conseguir la mayor nitidez posible mediante el uso del trípode, el uso de un disparador remoto siempre es preferible a utilizar el disparador que trae la propia cámara, ya que de otro modo podríamos transmitir vibraciones a la cámara en el momento del disparo.

Si no dispones de uno (probablemente es el accesorio más económico que puedas adquirir para tu cámara), puedes optar por utilizar el temporizador de la cámara, de modo que transcurran unos segundos desde que disparas hasta que se hace la foto.

De cara a la estabilidad, también nos apunta JCR2012 que bloqueemos el espejo si nuestra cámara lo permite y que vigilemos que la cinta de la cámara no esté golpeando el trípode.

7. Vigila que las patas no salgan en la foto

Este es muy curioso. Nos lo apuntaba Manuel y doy fe de que a veces ocurre si te despistas.

Parece increible, pero los ultraangulares tienen un ángulo de visión muy amplio, y si nos descuidamos, en función de cómo hayamos colocado las patas del trípode y el ángulo que forme la cámara con el suelo, se puede dar una situación en la que alguna de las patas salga dentro del encuadre.

Simplemente prestando un poco de atención a lo que vemos en el visor nos permitirá solventar este problema.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. chepi dice:

    otra vez mas, todo lo que se dijo en este articulo es cierto, pero si de descuidos se trata, el el caso de asegurar la camara con su correa al cuello, ” NO OLVIDARSE ” luego de tomar las fotografias, se descolgar dicha correa, ya que a veces, o por distraccion, o bien por el tiempo transcurrido en ese mismo lugar y en esa misma posicion, uno puede olvidarse de descolgar la correa del cuello, y practicamente volver a su casa con la camara y el tripode “COLGADOS” del cuello. Por supuesto esto es una exageracion, pero a mi me ocurrio que casi tiro el tripode con la camara encima por olvidarme de este “pequeño detalle.

    Respecto al tema de evitar trepidaciones en el momento del disparo, ademas de las soluciones planteadas anteriormente, existe para alunas camaras “algunos modelos de nikon por ejemplo”, y desconozco si hay algun otro modelo tambien, a los cuales se les puede adosar un cable disparador ( el mismo es electronico y con pantalla digital ) donde alli mismo se puede regular para uso manual (en cada presion se dispara una foto) o bien regular el temporizador para que a la hora, minuto y segundo programados con antelacion, efectue su disparo.

    un abrazo

  2. Oscar dice:

    excelente recopilación de consejos de cada uno, que nos permitira prevenir posibles accidentes…

  3. MMoraleda dice:

    Gracias por tan buenos consejos, saludos a todos

  4. jeyyda dice:

    Como siempre unos consejos muy pero que muy buenos.
    Estoy enganchado a esta pagina, si tuviera dinero me haria premium.
    Gracias y a seguir asi

  5. Anónimo dice:

    En algunos trípodes, las gomas de las patas pueden retraerse o quitarse dejando al descubierto unas puntas metálicas. En superficies de tierra, utiliza los pinchos aunque te lleve un par de minutos más, pues a parte de clavarse en el terreno, evitan un poco el deterioro de las gomas. Eso sí, luego no se te olvide volver a colocar las gomas en su sitio, no vaya a ser que la próxima lo tengas que usar en un suelo de baldosas o madera y se te olvide (en baldosas, los pinchos patinan, y en ambos casos, rayan).

  6. ThunderFire999 dice:

    Estaba pensando en usar el acelerometro del celular, en los casos de tripodes que no tengan burbujas o niveles. Las aplicaciones de burbujas de niveles para el acelerometro del celular, podrian ser una ayuda en los casos de poder apoyar el dispositivo sobre la platina del cabezal antes de colocar la camara. Ojo con dejarlo caer!
    Estuve ademas leyendo los dos articulos referidos al tripode, ese accesorio tan “superficial” y me he sorprendido de lo que he podido aprender de mis colegas. Felicitaciones y gracias a todos por su aporte. Siempre, siempre se aprende. Un saludo desde Argentina!!!

  7. Para mi, uno de los mejores consejos para utilizar correctamente un tripode… serí quitar el Estabilizador de imagen. Al hechar una foto con tripode, el estabilizador puede producir vibraciones..

    :-D Saludos!

  8. VIA dice:

    Alguien me puede decir, por qué los tripodes no tienen protección de goma espuma en una de sus patas?

  9. flavioarrieta dice:

    Gracias por el esfuerzo de todos de mantener ésta página, gracias a ustedes cada día doy un paso más en este hermoso mundo de la fotografía.

Opina