Consigue Un Retrato Original y Creativo con Luces Led

En fotografía siempre vamos buscando múltiples formas de innovar y lograr imágenes más originales. En el campo del retrato ocurre lo mismo, por eso en este artículo he querido explorar nuevas opciones para compartirlas contigo. Con tan solo un pack de luces led, un modelo y la luz del atardecer obtendremos un retrato de lo más creativo. ¿Vas a perderte cómo conseguirlo?

Jugando con el Bokeh en Nuestros Retratos

Seguro que esos "círculos borrosos" típicos que producen las luces de navidad te han cautivado más de una vez, y has querido sacarlos en tus fotografías. El término por el que conocemos esos círculos es el bokeh, y exactamente hace referencia a la calidad del desenfoque de nuestra lente.

El bokeh le da mucho juego a nuestras fotografías, y si lo incluimos en nuestros retratos puede hacerlos más atractivos, y no solo eso, sino que nos ayudará a destacar más a nuestros sujetos del entorno en el que se encuentran.

A continuación vamos a descubrir una forma distinta de realizar un retrato creativo. Lo conseguiremos mezclando dos atractivos motivos fotográficos, como lo son la luz del atardecer y el bokeh. Esta combinación puede ser espectacular, así que veamos los pasos a seguir.

¿Qué Vamos A Necesitar?

Para hacer este tipo de fotografías vamos a necesitar algunos elementos, entre ellos:

  • Por supuesto, tu cámara ¿cómo íbamos a hacer la foto sino?
  • Un objetivo lo más luminoso posible. Y recalco lo de lo más luminoso posible porque de esa forma conseguiremos un bokeh más atractivo. Además, si trabajamos durante el atardecer la luz se nos irá muy rápidamente, por lo que un objetivo luminoso nos ayudará a evitar tener que usar ISO’s altos y su consecuente ruido. Para la realización de las fotografías de ejemplo yo dispararé las tomas con un 50 mm 1.8, que es uno de los objetivos luminosos más económicos que hay y que cuenta con una calidad de imagen muy buena.
  • Un trípode. Conforme se vaya yendo la luz, y habiendo fijado ya el número f y el ISO con el que trabajaremos, una forma de conseguir más luminosidad es bajar la velocidad de obturación. Tampoco mucho, porque nuestro modelo es una persona viva que respira y no podemos dejarla inmóvil durante media hora, pero bajar la velocidad un poco sí que nos puede ayudar a conseguir algo más de luminosidad en la foto. El problema es que nosotros tampoco deberemos movernos al disparar al foto, y para ello la mejor solución que tenemos es disparar la toma sobre un trípode
  • Un disparador remoto o el autodisparador de la cámara. De la misma manera que un trípode nos vendrá bien para evitar las trepidaciones al capturar la toma, un disparador remoto también nos ayudará a evitarlas. Si estás buscando uno, te aconsejo que le eches un ojo a los que te recomendábamos en este otro artículo, y si por el momento vas a trabajar sin él, siempre puedes usar el autodisparador de tu cámara.
  • Luces led o luces de navidad que sean portátiles. Con estas luces crearemos el efecto bokeh en nuestra fotografía. Es importante que sean portátiles, ya que de lo contrario no podremos llevárnoslas a nuestra sesión en exterior. Algunas como estas de amazon que encontrarás por unos 8€ se alimentan de pilas, lo cual resulta perfecto para lo que queremos. 
  • Una antorcha. Puede que conforme anochezca, a tu modelo le falte algo de iluminación. Un flash no es la mejor opción en estos casos porque podríamos cargarnos el efecto bokeh con el destello, pero si dispones de una antorcha cuya potencia puedas regular, será perfecto para darle el toque de luz que le falta al retrato. 
  • Un o una modelo que esté dispuesta a salir en tus fotos. Se trata de una sesión de retrato, así que búscate a un amigo, compañero o modelo que pueda posar en tu foto. Seguro que se llevará unas fotografías estupendas.

¿Cómo Configuramos la Cámara?

No es que exista un único modo de hacer este tipo de fotos, pero voy a darte unos cuantos consejos sobre cómo configurar tu cámara para lograr unos buenos resultados.

  1. Es recomendable que trabajemos en modo manual, ya que de esta forma tendremos el control sobre todos los parámetros de nuestra cámara, algo que nos interesa mucho cuando la luz es escasa.
  2. Vamos a indicarle a la cámara el número f más bajo que podamos (es decir, la apertura de diagrama más amplia que nos permita nuestro objetivo), ya que de esa forma lograremos que el bokeh sea más evidente y atractivo. Esto tiene una clara implicación, y es que la profundidad de campo se va a ver muy reducida, por lo que cualquier ligero movimiento que haga el sujeto o que hagamos nosotros a la hora de hacer la captura, puede hacer que nuestra foto salga desenfocada. Para solucionarlo lo ideal es que le marquemos una posición a nuestro modelo, y que fijemos la cámara en el trípode. De esta forma compondremos la imagen, fijaremos el foco en su posición y lo dejaremos en manual para que no varíe. Luego solo tendremos que preocuparnos de posicionar las luces y disparar la toma.

    Con aperturas muy grandes el foco se hace más crítico

  3. Respecto al ISO,  ya sabes que cuanto más ISO le indiquemos a la cámara más luz dejaremos pasar, pero también empezará a aparecer ruido, por lo que es interesante que conozcas cuál es el límite de tu cámara en el que ese ruido te va a molestar.
  4. En cuanto a la velocidad, se trata de que la adecues al ambiente en el que estés para que tengamos suficiente luz, pero sin llegar a quemar la escena, ni tampoco a utilizar largas exposiciones. Lo suyo es que juguemos con las diferentes variables para conseguir la exposición que deseamos. 
  5. Si ves que para que destaque más el bokeh de las luces quieres que el fondo sea tenue, pero entonces tu sujeto queda demasiado oscuro, es el momento de sacar la antorcha de luz continua que te comentaba. Con ella, y poniéndola con una luz suave, iluminaremos el rostro de nuestro modelo y así lograremos la iluminación perfecta para nuestro retrato.
  6. Trabaja con el live view de la cámara. Mi consejo es que actives el live view de tu cámara para trabajar más cómodamente y comprobar que el foco está en la zona adecuada.

Tipos de Fotografías

A la hora de hacer la fotografía vamos a distinguir tres tipos de imágenes: con un bokeh frontal, con un bokeh al fondo, y con un bokeh con el que interactúe nuestro modelo.

Bokeh Frontal

Cuando hablamos de bokeh frontal nos referimos a que el bokeh va a estar por delante del modelo. Eso lo conseguiremos poniendo las luces muy próximas a la lente de nuestra cámara y separando al modelo a unos cuantos metros. Para aprovechar bien, lo que haremos será dejar espacio suficiente en la composición, para tener hueco en el que colocar ese bokeh.

Como te decía, no es imprescindible utilizar un trípode, pero sin duda nos va a ser más fácil. Primero porque será más difícil que perdamos el foco. Y segundo, porque si somos nosotros mismos quienes vamos a colocar las luces frente a la lente, si disparamos a mano probablemente nuestra foto salga trepidada.

Una vez coloquemos las luces en la posición que queramos, tenemos que tener cuidado en no tapar demasiado la cara de nuestro modelo, y recuerda que cuando más próximas estén las luces a la lente, más grande será el bokeh, y también más suave. Conforme las alejemos, verás cómo ese bokeh se hace más pequeño y se ven de manera más clara los leds.

Procura no tapar la cara del retratado con las luces

Bokeh de Fondo

Cuando nos referimos a bokeh de fondo es aquel que aparece detrás de nuestro sujeto. Es el más habitual, y del que habrás visto más ejemplos.

Para conseguir un retrato con bokeh de fondo lo que haremos será separar a nuestro modelo de ese fondo luminoso para que quede desenfocado y nuestro sujeto destaque. Luego, iluminaremos con la luz suave de la antorcha al modelo para que aparezca bien expuesto.

Cuanto mayor sea la distancia entre el fondo luminoso (o luces led en este caso) y nuestro sujeto, mayor será el tamaño de cada uno de esos círculos que aparecen y a los que denominamos como bokeh. Conforme aproximamos el modelo a ese fondo, el bokeh se hará más pequeño porque se está acercando a la zona enfocada.

En la foto de ejemplo podemos comprobar como el bokeh producido por las farolas del fondo crea círculos más grandes que el producido por las luces led, ya que está ubicado a una distancia bastante mayor respecto a la modelo.

Interactuando Con el Bokeh

Estas fotografías son aquellas en las que vamos a interactuar con el propio bokeh. Para ello trataremos de idear una composición en la que los círculos producidos por el bokeh de alguna forma queden integrados dentro de la historia de nuestra imagen.

Por ejemplo, podemos hacer que nuestro modelo juegue con las luces y se ilumine con ellas al mismo tiempo. Si consigues que esas luces se vayan separando y estén a diferentes distancias verás como el tamaño de los círculos va variando, y eso quedará fantástico en tu fotografía.

O también podemos jugar con la perspectiva, y separando las luces del modelo a la distancia adecuada, conseguir un efecto como si nuestro modelo estuviera sosteniendo el propio bokeh. Aquí el límite está en tu imaginación. No olvides tampoco iluminar a tu modelo con la antorcha para que podamos conseguir un fondo más tenue en el que destaque nuestro modelo.

Realiza Tu Retrato Creativo con Luces Led

Como has podido comprobar, con un objetivo luminoso y un pack de luces led podemos conseguir un retrato de lo más atractivo y original. El proceso no es demasiado complicado, solo necesitarás paciencia hasta lograr las tomas que más te gusten, y disfrutar con lo que estás haciendo. Los resultados, como ves, son muy originales.

¿Qué me dices? ¿Te animas a probarlo?

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. konkavo dice:

    Bonitas fotos.
    ¿Por qué una antorcha de leds sí y un flash no? No lo veo.

    Por cierto, ISOs más altos no hacen que entre más luz. ISOs más altos aplican más ganancia a la luz que entra, pero la luz que entra es la misma siempre que sea la misma la relación entre diafragma y tiempo de exposición.

    Saludos

    • Muchas gracias!
      Respecto a lo de que la antorcha es más recomendable que el flash es básicamente porque la luz continua es menos potente, algo que para no matar el “efecto bokeh” de nuestra foto resulta importante. Pretendemos darle un toque suave de luz al sujeto. La potencia de un flash también la puedes regular, cierto, pero la ventaja de la luz continua es que activando el live view ya sabes cómo te va a quedar la foto final. Es cuestión de probarlo y hacerlo a gustos, no hay ninguna norma escrita para ello.

      Y respecto a lo del ISO, tienes razón. Quizás no he escogido las mejores palabras para plasmarlo, Efectivamente más ISO no significa que la cámara deje pasar más luz al sensor, sino que es una amplificación digital de la señal, y lo que nos interesa es evitar la aparición de ruido.

      Muchas gracias por el aporte y un saludo! ;)

Opina