Aprender Fotografía es Fácil... en la Zona PREMIUM

Todo lo que necesitas saber sobre Objetivos (II): Tipos de Objetivos

En la primera parte del artículo "Todo lo que necesitas saber sobre Objetivos en Fotografía" te explicabamos conceptos como focales, ángulos de visión o aperturas. En esta segunda parte cubriremos los distintos tipos de objetivos básicos que existen para las cámaras digitales (y analógicas).

Aunque se tiende a asimilar la clasificación de los objetivos por su distancia focal, lo cierto es que la clasificación se hace realmente por al ángulo visual que se consigue con un determinado objetivo. Pero como estos ángulos visuales se consiguen con determinadas distancias focales, se traslada esta clasificación a las distancias focales.

También hay que resaltar que las distancias focales están referidas a cámaras de carrete de 35mm. En fotografía digital, por los distintos tamaños del sensor, se maneja un concepto denominado multiplicador de distancia focal, con el que se consigue conocer la equivalencia entre objetivos. Así, podeis encontraros muchas veces comentarios del tipo "este objetivo es un 18-55 (equivalente en esta cámara a un 28-80)". Se está hablando de un objetivo con focales mínima y máxima 18 y 55 en una cámara con un multiplicador de distancia focal 1.5. Aunque el resultado de la multiplicación no es exacto, se equipara a focales estándar cercanas, como son 18 y 80.

Una vez explicado esto, podemos hablar de cuatro tipos de objetivos:

Por lo que hemos explicado, solemos referirnos a los objetivos utilizando su distancia focal, haciendo la clasificación en base a la fotografía de 35 mm del siguiente modo: distancias focales de 5 a 17 milímetros para los ojos de pez; entre 18 y 35 mm los grandes angulares; entre 36 y 55 mm los objetivos normales, y a partir de los 80, teleobjetivos.

Ojo de Pez

Son objetivos con un ángulo visual extremo, de 180 grados o más. Por su gran distorsión, transforman la escena en una imagen circular, parecida a la producida al mirar a través de la mirilla de una puerta.

Gran Angular

Son objetivos con un ángulo de visión inferior al ojo de pez, pero superior a los normales. Se consideran grandes angulares los que proporcionan un ángulo visual comprendido entre los 60 y los 180 grados. En 35 mm, la distancia focal varía desde los 18 a los 35 mm. Con ellos, los objetos cercanos a la cámara aparecen muy grandes con relación a los objetos más alejados y con una fuerte distorsión en perspectiva, tanto mayor cuanto más se desplazan fuera del eje óptico.

Sus usos principales son:

  • Reportajes, para poder abarcar el conjunto del sujeto cuando se trabaja en espacios reducidos: interior de habitaciones, coches, etc.
  • Exagerar la perspectiva de los objetos. Esta deformación será tanto mayor cuanto más nos acerquemos.
  • Conseguir una mayor profundidad de campo.
  • En macrofotografía, se utilizan invertidos para conseguir la máxima ampliación cuando se trabaja con fuelles de extensión.

Objetivo Normal

Son los que cubren un ángulo visual comprendido entre los 43 y 56 grados, lo que se aproxima bastante al campo visual del ojo humano inmóvil. Vienen a ser un término medio entre los grandes angulares y los teleobjetivos.

La distancia focal de estos objetivos se corresponde en cámaras réflex de 35 mm a la franja entre los 40 y 55 mm.

Teleobjetivo

Se consideran teleobjetivos aquellas ópticas con un ángulo visual menor de 31 grados. Su principal característica es el formar en la cámara imágenes grandes de objetos alejados. Sus distancias focales son siempre mayores que las de los objetivos normales. En 35 mm van de los 80 mm en adelante.

Dentro de los teleobjetivos se suele hacer la siguiente subclasificación:

  • teleobjetivos cortos, cuando oscilan entre los 80 y 135 mm de focal;
  • teleobjetivos normales, entre los 135 y 240 mm,
  • superteleobjetivos, entre los 240 y 500 mm
  • ultratelefotos, más allá de los 500 mm.

Existen unos accesorios conocidos como convertidores, teleconvertidores o duplicadores de focal, que se intercalan entre un objetivo y el cuerpo de la cámara para modificar la distancia focal del objetivo. Así, un convertidor 2X, unido a un teleobjetivo de 100 mm, lo convierte en un objetivo de 200 mm. Se utilizan para aumentar la focal de forma económica, disminuyendo algo la calidad y luminosidad de la imagen.

Los teleobjetivos suelen utilizarse para:

  • Fotografiar a distancia cuando no podemos acercarnos al motivo (Naturaleza, reportaje, deportes, etc.)
  • Retratos de primer plano (135 a 150 mm)

Objetivos especiales

Existe un quinto tipo de lentes: son los objetivos especiales. En esta clasificación entrarían objetivos diseñados para aplicaciones más concretas o específicas. El más conocido es el objetivo para fotografía macro.

Te puede interesar: 8 objetivos para Canon muy recomendables, 8 objetivos para Nikon muy recomendables.

Enlaces Relacionados

Opina